20 de Octubre de 2018

GAO: Deuda de Puerto Rico responde a una gestión fiscal deficiente

Por el 10 de Mayo de 2018
image_pdfimage_print

Según el informe de la Oficina del Contralor de Estados Unidos (GAO, en inglés) “Factores que contribuyen a la crisis de la deuda y posibles medidas federales para abordar”, enviado a miembros del Congreso, la condición financiera y los niveles de deuda de Puerto Rico se deben al “uso del gobierno estatal” de la deuda para hacer frente a “los” déficits persistentes”, en lugar de recortar el gasto o aumentar los impuestos.

La ley federal Promesa incluye una disposición para que la GAO revise la deuda de Puerto Rico. En su informe, la agencia identificó acciones que no aumentarían el déficit federal y podrían ayudar a no agravar la crisis de la deuda, tales como “alterar” las exenciones fiscales de la deuda municipal de la isla y aplicar las leyes de protección de los inversores.

En la sección de comentarios del informe, la directora de Asuntos Estratégicos de la GAO, Heather Krause, escribió que el Gobierno de Puerto Rico “señaló que las acciones federales que identificamos para abordar los factores que contribuyen a los niveles de deuda insostenibles de Puerto Rico no incluían posibles acciones de naturaleza fiscal o que se refirió a la viabilidad económica a largo plazo de Puerto Rico”, que según ella no fue posible para ser consecuente con Promesa.

“También preguntamos a los funcionarios de Puerto Rico sobre el progreso realizado para abordar muchos de los factores que identificamos. Sin embargo, no nos proporcionaron esta información”, agrega el informe.

Según el documento, los déficits constantes de la isla son el resultado de la administración y las prácticas “inadecuadas” del Gobierno de Puerto Rico, así como de las decisiones de política pública que tomó. También dice que la emigración y el costo de importar bienes y energía contribuyeron a la contracción económica a largo plazo.

Como ejemplo, a base de la “contribución” de funcionarios y expertos actuales y anteriores, los autores del informe encontraron que el gobierno “a menudo” sobreestimó los ingresos y se excedió en los gastos. También pidió prestados fondos para equilibrar los presupuestos y “atendió insuficientemente los déficits públicos de fondos de pensiones”.



GAO (Text)

Además, en Puerto Rico “se tiene el peso de la tentación de emitir deuda como resultado de la facilidad con la que la isla podría emitir bonos”. Existe una gran demanda de deuda de Puerto Rico porque los ingresos de los bonos de la isla reciben un tratamiento fiscal favorable.

Entre las sugerencias de los autores a los formuladores de política pública están reducir el atractivo de la deuda municipal al hacer que los “ingresos por intereses de bonos de Puerto Rico ganados” por inversionistas que residen en el extranjero estén sujetos a impuestos estatales y locales aplicables. Otra medida podría requerir que las compañías de inversión revelen los riesgos asociados con los bonos de Puerto Rico. Advierten, sin embargo, que una menor demanda podría dañar la capacidad de la isla para pedir prestado.

El informe también sugiere que la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, en inglés) comience a exigir la divulgación de estados financieros auditados, diciendo que “en la última década, Puerto Rico a menudo no los proporcionó”, lo que de otro modo habría ayudado a los inversores a decidir si invertir. No obstante, la GAO advierte que el requisito podría tener el efecto involuntario de, por ejemplo, aumentar el costo para todos los emisores municipales al tener que estandarizar los informes.

Puerto Rico tiene aproximadamente $70,000 millones en deuda y alrededor de $50,000 millones en pasivos de pensiones sin fondos, y desde 2015 ha incumplido sus pagos en más de $1,500 millones.

Según la GAO, el Gobierno de Puerto Rico “estuvo de acuerdo en general” con los factores identificados como los que llevaron a la actual situación fiscal de la isla.

Por su parte, en un comunicado, el presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara, que supervisa a Puerto Rico, Rob Bishop (R-Utah) dijo que “desde resaltar la deuda sofocante hasta identificar la negligencia financiera sistémica del Gobierno de Puerto Rico en la última mitad de siglo, el informe de la GAO reitera por qué el Congreso aprobó Promesa hace dos años”.

“La isla se recuperará cuando los líderes tomen en serio la seriedad de estos problemas. La reforma es posible ya que el gobernador y la Legislatura trabajan junto con la junta fiscal para lograr una reforma estructural y financiera. La gente de Puerto Rico se lo merece”, manifestó el congresista.

“Mientras sigo comprometido a garantizar la recuperación completa de desastres y todos los pasos necesarios para la estabilidad económica a largo plazo, el gobierno de Puerto Rico debe cumplir con su responsabilidad de proporcionar toda la información solicitada y comprometerse a trabajar con la junta en el camino hacia la recuperación económica. Los hallazgos del informe de la GAO ayudarán a informar este proceso”, agregó Bishop.

De otro lado, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, reaccionó el jueves al informe de la GAO aseverando que el documento “no dice nada que no sepamos sobre la realidad histórica de los problemas que han llevado a Puerto Rico a la crisis actual”.

“El informe revela que el Gobierno de Puerto Rico por generaciones, utilizando la triple exención de sus bonos, se endeudó más allá de su capacidad de repago. Pero es importante resaltar una de las razones por la cual los gobiernos locales tomaron tanto dinero prestado; el estatus colonial. Nuestra condición territorial, trajo consigo un trato desigual, que permite que el Congreso discrimine en la asignación de fondos federales. Esto obligó a los gobiernos previos a tener que tomar prestado para cumplir con las exigencias de pareo de fondos, que de ser estados serían mucho menor o no existentes”, manifestó González en declaraciones escritas.

“Dado a que la raíz del problema reside tanto en la forma en que se ha administrado el presupuesto en Puerto Rico como en la desigualdad en la asignación de fondos federales, la solución a los problemas no puede ser solamente medidas de austeridad de parte del Gobierno de Puerto Rico, sino que requiere de acción del Congreso para proveer las herramientas de desarrollo económico que necesita Puerto Rico para salir de la crisis actual”, concluyó la comisionada residente.

2 Comments

  1. Ricardo Fernandez

    12 de Mayo de 2018 at 5:25 pm

    La Razón de la Deuda de Puerto Rico es la “Impunidad a la Corrupción Gubernamental”: Fortuño Emitió un Bono con Grantia Federal Por $4,000 Millones, Para Via Verde, No Se Realizo el Proyecto; Se Robaron el Dinero y Aun No Ha Sido Investigado Ni Buscado el Dinero Robado. Fin a la “Impunidad a la Corrupción Gubernamental”.

  2. Yotedigo

    13 de Mayo de 2018 at 12:05 pm

    La causa de la deuda es la eliminación de las 936. Fortuño agotó la línea de crédito, fue el que más tomó prestado en 4 años.

You must be logged in to post a comment Login