6 de Febrero de 2023

[VIDEO] García Padilla destaca el rol del Tesoro en aprobación de Promesa

Por el 14 de Diciembre de 2016

Por Philipe Schoene Roura y Luis J. Valentín Ortiz

Para el gobernador saliente Alejandro García Padilla, el Tesoro de Estados Unidos jugó un papel esencial en impulsar la narrativa de que Puerto Rico sufre una crisis humanitaria, particularmente con miras a lograr la aprobación en el Congreso de la Ley para la Supervisión, Gerencia y Estabilidad Económica de Puerto Rico (Promesa en inglés).

“[Ellos tuvieron] un papel fundamental”, dijo García Padilla durante una extensa entrevista a Caribbean Business que se publicará en su totalidad la semana próxima. “Junto con el Tesoro de los Estados Unidos, llevamos nuestro caso ante el Congreso y su reacción fue la misma respuesta inicial que tuvimos, la misma respuesta [inicial] que el Tesoro estadounidense: esto es un problema de liquidez; vamos a aumentar los ingresos. El Tesoro logró convencer al Congreso. La legislación fue aprobada gracias a [el secretario del Tesoro] Jacob J. Lew, gracias a [el consejero del Tesoro] Antonio Weiss y su equipo”.

El gobernador opinó que el Tesoro estadounidense continúa influyendo en el proceso de la supervisión financiera de Puerto Rico hasta el día de hoy. (Juan J. Rodríguez/CB)

El gobernador opinó que el Tesoro estadounidense continúa influyendo en el proceso de la supervisión financiera de Puerto Rico hasta el día de hoy. (Juan J. Rodríguez/CB)

El gobernador explicó que le hizo un acercamiento al Tesoro estadounidense porque finalmente estaba convencido de que la deuda no podía pagarse después de que la ex subdirectora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Anne Krueger, presentara el informe “Puerto Rico-A Way Forward”.

Ese informe, recopilado con la ayuda de sus antiguos colegas del FMI, Ranjit Teja y Andrew Wolfe, dejó claro que en vez de implementar recortes de gastos y aumentos contributivos que recaudaron más de $2,000 millones en impuestos a los contribuyentes y a la comunidad empresarial, Puerto Rico continúa desangrando empleos y a las personas y por lo tanto carece de una fuente de ingresos para cumplir con los enormes pagos del servicio de la deuda que totalizarán más de $5,000 millones en 2017.

El gobernador opinó que el Tesoro estadounidense continúa influyendo en el proceso de la supervisión financiera de Puerto Rico hasta el día de hoy. “La junta no quería ver [que el servicio de la deuda no era sostenible] y el Tesoro dijo: ‘Sabes qué —un dólar aquí y otro allá— esa es la situación’. Y la junta quedó convencida de que los números estaban correctos”, dijo García Padilla refiriéndose al escepticismo inicial de la junta de control, el cual él cree que está cambiando.

Lee también: García Padilla reitera que no entregará plan fiscal con cambios requeridos por la junta

Esa aparente virazón es una creciente preocupación entre los acreedores y los tenedores de bonos locales que ven que los miembros del Tesoro continúan influyendo en la forma que tomará la reestructuración de la deuda que está por venir.

“Esta junta de control parece estar un poco descarrilada y lo que estoy oyendo es que lo que suena fuertemente en el proceso [de solicitud de propuestas] para asesor financiero es Centerview Partners, que es una empresa que fue fundada por Blair Efron, quien es muy amigo de Antonio Weiss, donde [el exsecretario del Tesoro] Bob Rubin es uno de los directores”, dijo una fuente de Wall Street a Caribbean Business.

Los acreedores despotrican

 “Este proceso está adquiriendo vida propia. Ha llegado a la atención de los líderes del Congreso en Washington, DC. La gente va a ser llamada al estrado para que expliquen por qué han regalado el liderazgo republicano que lucharon tan duro. Y creo que va a haber mucho enfoque en [el presidente de la junta José] Carrión y su liderazgo. La intención detrás de esto era no ser puesto en vía rápida directamente al Título III, lo que llevaría a la destrucción del acceso de Puerto Rico a los mercados, justamente lo contrario de lo que el Congreso pretendía. Sumarle Centerview a Proskauer Rose sería el último clavo en el ataúd”, dijo la fuente de Wall Street.

Esta fuente es una de varias en diferentes bandos de acreedores que se quejan de que la junta de control está permitiendo la instalación de funcionarios del Tesoro estadounidense vinculados a la administración de Obama que prefieren reestructurar la deuda de Puerto Rico en vez de proporcionar mecanismos de financiamiento para la isla.

El director de la Oficina de Finanzas Estatales y Locales del Tesoro, Kent Hiteshew, quien desempeñó un papel clave para el gobierno de García Padilla ayudando a obtener apoyo para Promesa en el Capitolio, es visto como uno de los defensores de una filosofía de “reestructuración primero”.

“Los acreedores estaban dispuestos a respaldar un fondo extranjero utilizando fondos de la Ley 154. Todo el mundo estaba de acuerdo y Hiteshew dijo que no había impedimento legal, pero no se iba a permitir porque no creemos que ustedes deberían pedir más dinero prestado. Esa es una decisión de la junta de control. Si permiten que [un plan de crecimiento económico y fiscal] sea forzado basándose en información incorrecta antes de que [el gobernador electo Ricardo] Rosselló tenga la oportunidad de ponerle su sello, eso será desastroso para Puerto Rico. [El presidente de la Cámara Paul] Ryan está indignado por la forma en que esto se está manejando”, dijo la fuente de Wall Street.

Entre los acontecimientos que causaron escalofríos en la comunidad de acreedores, muchos de los cuales están nerviosos por los recortes, figura la selección de Proskauer Rose como uno de los bufetes de abogados que le proporcionan asesoramiento externo a la junta de control. El socio de Proskauer, Martin Bienenstock, fue el responsable de redactar el texto de la Ley para el Cumplimento con las Deudas y para la Recuperación de las Corporaciones Públicas de Puerto Rico, una ley cuyo propósito es proporcionarle acceso a un proceso ordenado de reestructuración y capital a las corporaciones públicas de la isla.

Lee también: Junta pide nuevo borrador de plan fiscal a García Padilla

Añadiéndole tensión dramática a las negociaciones, se encuentran los intereses en competencia entre los grandes acreedores que creen que sus créditos excelentes tienen prioridad sobre los tenedores de bonos más pequeños y otras partes interesadas que incluyen a los pensionados de Puerto Rico. Aunque puede que los tenedores de planes de pensiones no representen un poderoso grupo de acreedores como lo son los tenedores de bonos de obligación general y de Cofina, el impacto en sus finanzas personales es enorme y tendría un efecto devastador en la economía local.

En búsqueda de un mecanismo de financiamiento

 Algunos dentro de la administración saliente de García Padilla han sugerido no mirar más allá del financiamiento del deudor en posesión (DIP en inglés) bajo el Título III de Promesa para proporcionarle liquidez a corto plazo al gobierno que se ha quedado corto de dinero. Pero este mecanismo de financiamiento podría estar disponible para el ELA y las agencias en problemas solo si la junta de control fiscal opta por la reestructuración de deuda provista en el Título III ante la corte federal.

Otros acuerdos de financiamiento a corto plazo con ciertos grupos de acreedores han sido traídos a la mesa, dijeron las fuentes, pero aún es demasiado temprano para saber si se llegará a un acuerdo antes que la suspensión legal de Promesa expire a principios del año próximo. En cuanto a utilizar los ingresos de la Ley 154 para emitir deuda, ello enfrenta fuertes obstáculos ya que dependería de una acción decisiva del Tesoro sobre la credibilidad a nivel federal en cuanto al impuesto local sobre el consumo.

Por otra parte, García Padilla descartó la idea de que el Tesoro hubiese podido evitar la narrativa de irse por la ruta de Promesa mientras disponía de otros mecanismos de préstamo.

“Bueno, la sabiduría convencional en Washington, DC es que la ayuda que el presidente William Jefferson Clinton le dio a México en 1998 obligó al Congreso, bajo la dirección del entonces presidente de la Cámara Newt Gingrich, a impedir ese tipo de ayuda por parte del Tesoro estadounidense sin la autorización del Congreso”, explicó.

Otra fuente de Wall Street vinculada a los tenedores de bonos de obligación general dijo a Caribbean Business que el Tesoro no ofrecería un mecanismo de financiamiento para Puerto Rico debido al precedente que establecería en una coyuntura muy peligrosa, con varias jurisdicciones estadounidenses enfrentando grandes cargas de deuda que podrían dar pie a algún tipo de ayuda.

image_print

You must be logged in to post a comment Login