19 de Octubre de 2021

Gobernador enmienda Orden Ejecutiva para atender la pandemia del Covid-19 en Puerto Rico

Por el 16 de Abril de 2021

(Jaime Rivera/CB)
El gobernador Pedro Pierluisi. (Jaime Rivera/CB)

El gobernador Pedro R. Pierluisi anunció el jueves una enmienda con nuevos cambios a la Orden Ejecutiva actual para atender la pandemia por el Covid-19 y acogió recomendaciones de la Coalición Científica. Los cambios a la Orden Ejecutiva entrarán en vigor este próximo sábado 17 de abril de 2021 y estarán vigentes hasta el próximo 9 de mayo de 2021.

La Orden Ejecutiva 2021-027 mantiene el horario del toque de queda de 10:00 p.m. hasta las 5:00 a.m. y el cierre de los establecimientos comerciales y restaurantes a las 9:00 p.m. Están excluidos del toque de queda las personas que estén atendiendo situaciones de emergencia o de salud, incluyendo las que administren vacunas, los que en cualquier momento acudan a ser vacunados contra el COVID 19 y los que acompañen a una persona a ser vacunada, entre otros.

Se establece una mayor restricción en cuanto a la ocupación en los comercios y restaurantes. Las operaciones privadas que atiendan público en establecimientos de modalidad cerrada solo podrán operar con una capacidad máxima de un 30 por ciento. Esto aplica a restaurantes, negocios de ventas, oficinas médicas, servicios funerarios, recreativos, deportivos, hípicos, cinematográficos, financieros, comunitarios, de servicios al consumidor, profesionales, no profesionales, universitarios y postsecundarios, centros de cuido, religiosos, agencias de gobierno, entre otros análogos.

En el caso de los restaurantes se tiene que garantizar el distanciamiento mínimo requerido de seis pies entre mesas. Mientras que los centros comerciales en formato cerrado limitarán su capacidad a razón de una persona por cada 75 pies cuadrados en los pasillos. En lo que respecta a las operaciones privadas como oficinas administrativas que no atienden público, también deberán operar a un 30 por ciento de capacidad o garantizando el mínimo de distanciamiento físico de seis pies entre los empleados.

Por otra parte, las agencias del Gobierno de Puerto Rico continuarán con sus planes de trabajo de brindar sus servicios a la ciudadanía, observando las medidas para prevenir el contagio del COVID y garantizarán el distanciamiento entre empleados de un mínimo de seis pies. El trabajo remoto se continuará considerando una opción viable, según determine cada jefe de agencia.

Siguen terminantemente prohibidas las actividades multitudinarias en las que no medie una dispensa de la Secretaría de la Gobernación, la cual podrá imponer que para las mismas los participantes cuenten con un resultado negativo de COVID-19 proveniente de una prueba viral cualificada de SARS-Cov2 y pruebas de antígenos realizadas con 72 horas de anticipación.

De igual forma, no se permite la aglomeración en playas, ríos, balnearios, marinas, piscinas y otros cuerpos de agua, la apertura de coliseos, discotecas, centros de actividades o barras. En torno a las marinas, se prohíbe pegar o amarrar varias embarcaciones entre sí, así como el anclaje en las playas, cayos e islotes a menos de 200 pies de la orilla.

“En los pasados días hemos visto un repunte en los contagios por el COVID-19 por lo que, como he indicado, estamos reforzando la estrategia integrada contra la pandemia. La vacunación sigue siendo clave para acabar con este virus que nos afecta y el Departamento de Salud continúa el proceso de vacunación sin pausa, impactando todos los sectores de Puerto Rico. De hecho, según ha establecido la Coalición, las muertes por casos han disminuido a la mitad desde que comenzó la vacunación y se han salvado al menos 300 vidas”, expresó el gobernador.

El primer ejecutivo añadió que el Secretario de Salud, Carlos Mellado, ya estableció acuerdos con los laboratorios de varias universidades, a las cuales se les proveerán los reactivos y ellos realizarán los estudios de secuencia genómica de los casos de variantes del virus del COVID-19.  Además se están aumentando las pruebas a nivel de toda la isla, tanto de antígeno como moleculares. Igualmente se está duplicando el número de agentes para apoyar la Unidad Investigativa del Departamento de Salud que fiscaliza el cumplimiento de la nueva Orden Ejecutiva. Además, la presencia policiaca a través de los lugares públicos seguirá velando también por el cumplimiento de la Orden que establece mayores restricciones. Por otro lado, se están expandiendo las campañas educativas.

“Continuamos recabando la cooperación de todos para que mantengan las medidas de prevención y precaución como evitar aglomeraciones, el uso de mascarilla, el distanciamiento físico y el lavado de manos. El gobierno está haciendo su parte para tener una estrategia integrada contra este virus, pero necesitamos que todos pongan de su parte y no bajen la guardia”, señaló el gobernador.

Pierluisi instó a todo establecimiento privado a registrarse en el Sistema Municipal de Investigación de Casos y Rastreo de Contacto (SMRIC) de Salud para que el gobierno tenga datos más precisos sobre el rastreo de casos. Del mismo modo, todo establecimiento deberá cumplir con los protocolos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), del Departamento de Salud, de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (PROSHA, por sus siglas en inglés).

En cuanto a la vacunación, los informes del gobierno federal establecen que hasta ayer se habían administrado 1,858,586 vacunas de las cuales 1,204,2259 corresponden a la primera dosis y 648,894 con dosis completadas.

El gobernador añadió que se reforzará la exigencia de prueba molecular para llegar a Puerto Rico. Todo pasajero que llegue a la Isla a través de los aeropuertos internacionales Luis Muñoz Marín (Carolina), Mercedita (Ponce) y Rafael Hernández (Aguadilla) procedentes de Estados Unidos u otro destino deberán presentar a las autoridades pertinentes una prueba molecular también conocida como PCR la cual deberá realizarse 72 horas antes de llegar a Puerto Rico. De no traer el resultado negativo de dicha prueba tendrán 48 horas para realizarse la misma o serán multados, ya que se eliminará la opción de cuarentena voluntaria. Los detalles de esta medida se establecerán en una orden administrativa trabajará el Departamento de Salud.

Por último, el gobernador instó al Senado de Puerto Rico a que concluyan el proceso de confirmación del secretario de salud, Carlos Mellado. “En el momento histórico en el que se encuentra Puerto Rico, en el que estamos enfrentando una pandemia, es inconcebible que el secretario Carlos Mellado, que ha demostrado ser un profesional de primer orden y que tiene un compromiso incuestionable con la salud de Puerto Rico, a estas alturas no haya sido confirmado. Es hora de que el Senado actúe con el nombramiento del secretario Mellado, el médico del pueblo”, indicó el gobernador quien reiteró que estos cambios a la orden también pudieran ser enmendados en cualquier momento dependiendo de las estadísticas en cuanto a la pandemia.

Para acceder a la Orden Ejecutiva puedes acceder a través del siguiente enlace: https://www.estado.pr.gov/es/ordenes-ejecutivas/

Coalición Científica presenta recomendaciones

La Coalición Científica de Puerto Rico, nombrada por el gobernador Pedro Pierluisi, presentó recomendaciones para la toma de medidas inmediatas dirigidas a frenar el aumento de casos de COVID-19 observado en las pasadas semanas y así disminuir el nivel de transmisión comunitaria.

“Al momento nos encontramos en un periodo clave en donde la transmisión del COVID-19 es más eficaz, rápida y letal por la propagación de las variantes. Basados en los patrones de transmisión del virus, y con el propósito de disminuir el alza en casos, hospitalizaciones y muertes, evitar cierres totales y posibles interrupciones a las campañas de vacunación, hacemos las siguientes recomendaciones para implementación inmediata y por un periodo de semanas”, expresó Daniel Colón Ramos, presidente de la Coalición Científica. 

El grupo de científicos que componen la Coalición entienden que la implementación de estos cierres estratégicos, en conjunto con la vacunación masiva encaminaría a Puerto Rico nuevamente hacia un proceso de aperturas seguras a medida que se logra la inmunidad de rebaño y el regreso a la normalidad.

Entre las recomendaciones que se presentan, está el cierre parcial, sin afectar los servicios de salud. Para otros servicios esenciales (farmacias, supermercados y colmados, gasolineras, gomeras, ferretería, seguridad pública, entre otros), recomendaron reducir la capacidad (a un 30%) y limitar el tiempo de visita por persona. Centros comerciales y restaurantes no son considerados servicios esenciales, sin embargo, del gobierno mantener la apertura de los mismos, la Coalición recomienda lo siguiente:

  1. Para los restaurantes y actividades comerciales en espacios cerrados donde se suele estar sin mascarilla, el no utilizar los salones interiores y el fomentar la modalidad de entrega y recogido de alimentos y uso de espacios al aire libre. En todo contexto, debe evitarse aglomeraciones, con un máximo de seis personas por mesa y con distanciamiento entre las sillas de mesa y mesa, de seis pies o más.
  2. Para otras actividades, como centros comerciales, recomendamos que la capacidad del lugar se calcule en base al espacio ocupable por personas, es decir, que no se utilicen espacios de almacenes, ocupados por equipos, etc., para los cálculos. Recomendamos la ocupación máxima utilizada para el cálculo del 30% esté fundamentada o en el espacio disponible para personas, o en el récord de visitas recibido durante el tiempo pre-pandemia, cual sea menor. 

“Se debe promover el trabajo de forma virtual. Le recomendamos al Departamento de Salud promover la implementación de sistemas de vigilancia basados en el BioPortal a lugares de trabajo y comercios. Además, que para todos los espacios cerrados, se comiencen a implementar procesos de ventilación segura bien sea natural o con filtros HEPA, y se refuerce la vigilancia de síntomas en empleados”, explicó la doctora Kenira Thompson. 

La Coalición entiende que se debe aumentar la accesibilidad a pruebas y disminuir la exposición, en particular de personas de alto riesgo. “Recomendamos eliminar temporalmente la necesidad de referido de planes médicos para recibir los distintos servicios. Recomendamos extender esto a todos los servicios, no solo COVID19, para evitar posibles barreras, y exposición, a pacientes con enfermedades crónicas en busca de servicios. Cuando sea necesario y posible, recomendamos tambien el uso ágil de procesos de telemedicina para referidos y cuido médico, de manera que se minimicen las exposiciones al paciente y al médico durante los procesos. Sugerimos limitar, y en ciertos casos eliminar, las visitas a pacientes hospitalizados”, añadió el doctor Víctor Ramos.

La Coalición entiende que, por sus implicaciones sociales y económicas, la apertura de las escuelas se debe priorizar sobre actividades económicas de alto riesgo, y siguiendo los debidos protocolos de seguridad. “El consenso de la comunidad salubrista de psicología pediátrica es que los cierres de las escuelas se están manifestando negativamente en la salud emocional de los niños y en su proceso de desarrollo. Se recomienda, por sus implicaciones sociales y económicas, que la apertura de las escuelas se prioritice sobre actividades económicas de alto riesgo, y siguiendo los debidos protocolos de seguridad”, explicó la doctora Carmen Zorrilla.

Otras recomendaciones desarrolladas por este grupo de científicos son las siguientes: Sugieren a la población a limitar los viajes durante este periodo. Además, que no se otorguen dispensas para actividades hasta que el nivel de transmisión se reduzca, aumentar la fiscalización y, por el momento, prohibir cualquier actividad social que redunde en aglomeración de personas. 

“Reconocemos que los esfuerzos de vacunación en Puerto Rico están funcionando, y estimamos que se han salvado cientos de vidas durante este repunte gracias a esos esfuerzos. Sin embargo, hay que comprarle tiempo a la vacunación para que sea efectiva y lleguemos a la inmunidad de rebaño. Esperamos que estas medidas restrictivas en sectores específicos, en conjunto con estrategias de fiscalización y vacunación, nos vuelvan a encaminar pronto hacia reaperturas saludables”, mencionó Colón Ramos.

Reaccionan los Centros Comerciales

Ante la realidad que se vive en Puerto Rico con el súbito aumento de casos de COVID-19, la Asociación de Centros Comerciales Puertorriqueños (ACCP) aseguró que maneja de forma responsable y consistente los protocolos de seguridad para proteger a sus visitantes y empleados en todo momento.

“Los Centros Comerciales no hemos bajado la guardia, pues siempre hemos mantenido nuestros protocolos igual de rigurosos que al comienzo de la pandemia. Mientras tratamos de ayudar a nuestros inquilinos y empleados, padres y madres de familia, y cientos de pequeños empresarios, continuamos manteniendo el distanciamiento que requiere la orden ejecutiva, el conteo de personas en las entradas, evitando aglomeraciones, las estaciones de desinfección, promoviendo el tráfico en una sola dirección, la cantidad permitida de mesas y sillas en los “food courts”, el cernimiento en las entradas y todo lo que está a nuestro alcance”, destacó el ingeniero, Adolfo “Tito” González, presidente de la ACCP.

“Después de Navidad, El Día de las Madres es la segunda temporada más alta en el comercio y tenemos que proteger a los comerciantes y a la ya golpeada economía. Nuestra exhortación es a aumentar la vacunación y extenderla a toda la Isla para que en la medida posible tengamos un número mayor de personas vacunadas y a tener sentido de responsabilidad. Queremos salir todos juntos de esto”, añadió.

“Es muy importante aclarar de manera precisa las expresiones recientes de la epidemióloga, Fabiola Cruz donde a través de una publicación en sus redes sociales dijo que los lugares de trabajo componen el mayor porcentaje de exposición al coronavirus con un 25%, seguido por los centros comerciales con un 15%. La data que presenta el Sistema de Rastreo del Departamento de Salud (SMICRC) se refiere a los lugares que las personas contagiadas han visitado en las pasadas dos semanas, lo cual es distinto a aseverar que estos lugares son los focos principales de contagio. Estos datos no determinan dónde ocurren los contagios ni el riesgo que se corre en cada uno de esos lugares. Esta distinción es muy importante”, detalló.

“Obviamente, muchas personas han visitado una tienda en un centro comercial o un restaurante en las pasadas dos semanas, pero eso no quiere decir que el riesgo es mayor al de montarse en un avión o irse de crucero, por ejemplo. Está comprobado por varios estudios que el riesgo de visitar un centro comercial con las medidas que exigimos localmente es un riesgo de exposición moderado a bajo. Esto no ha cambiado. En la tabla que lista el SMICRC sobre los lugares de exposición aparecen varias categorías que se conoce que son de muy alto riesgo con porcentajes muy bajos. Todo lo que nos indica esto es sobre las personas que han rastreado, cuáles lugares han visitado y en qué proporción. La misma tabla indica que las personas pueden reportar múltiples lugares de exposición”, señaló.

Asimismo, reiteró que “el objetivo de la Asociación ha sido, y seguirá siendo, ser muy cuidadosos con los protocolos para poder siempre brindar un ambiente lo más cómodo y seguro posible a sus visitantes, empleados, inquilinos y suplidores”.

image_print

You must be logged in to post a comment Login