23 de Julio de 2021

Gobernador esperará consejo de grupo asesor antes de firmar proyecto de salario mínimo

Por el 25 de Junio de 2021

(Yanira Hernández/CB)
(Yanira Hernández/CB)

El gobernador Pedro Pierluisi anticipó que de aprobarse por las cámaras legislativas el proyecto que aumenta el salario mínimo de los trabajadores en Puerto Rico a $9 la hora, esperará por el asesoramiento del grupo asesor multisectorial que nombró sobre este tema, antes de decidir si lo firma o no.  

El anuncio lo hizo este jueves durante un almuerzo de la Cámara de Comercio de Puerto Rico mediante un mensaje grabado, ya que tuvo que ausentarse del encuentro para viajar a Washington D.C. a atender asuntos relacionados a la búsqueda de paridad en el programa de Medicaid para Puerto Rico.  

El mandatario insistió en que un salario de $7.25 no es adecuado para incentivar a las personas a unirse a la fuerza trabajadora, pero cómo se hará, lo determinará con el asesoramiento del grupo asesor.  

“Consultaré con el grupo asesor antes de tomar cualquier decisión”, dijo Pierluisi. 

El grupo asesor está integrado por tres representantes de organizaciones sindicales, la directora de la Oficina de Asuntos Públicos y Programáticos de La Fortaleza, Rosemarie Vizcarrondo y el secretario auxiliar de la gobernación en asuntos legislativos y reglamentarios Lcdo. Carlos Rivera Justiniano. También, forman parte los titulares del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), de la Oficina de Administración y Transformación de los Recursos Humanos (OATRH) la Autoridad de Asesoría Financiera y Fiscal (AAFAF)y de la Oficina de Gerencia y Presupuesto. 

A ellos se les une como representantes del sector privado un representante del Colegio de Contadores Públicos Autorizados, de la Cámara de Comercio, la Asociación de Industriales, de el Centro Unido de Detallistas, y de la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA). Asimismo, la Asociación de Comercio al Detal, la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico, la Asociación de Contratistas Generales y otras tres personas designadas por el gobernador. 

La encomienda del grupo era proveer al mandatario con recomendaciones antes de que comenzara la próxima sesión legislativa en agosto. Sin embargo, el miércoles, el Senado aprobó el proyecto de la Cámara 338 que aumenta el salario mínimo en Puerto Rico a $9 la hora. La versión aprobada por la Cámara establecía el salario base de $8.50 la hora.

El proyecto además restituyó la Junta de Salario Mínimo que actuará como un ente independiente con capacidad técnica, que tendrá la facultad de aumentar el salario mínimo de manera escalonada cada dos años.  

La medida debe ser ratificada por la Cámara de Representantes antes de ser enviada para la firma del gobernador.  

En el encuentro con los camaristas, la secretaria de la Gobernación, Noelia García Berdiales, enfatizó que existe un consenso sobre la necesidad de aumentar el salario mínimo, “pero tiene que ser mediante un proceso pensado para identificar cómo y cuándo”.

Por su parte, el secretario del DDEC, Manuel Cidre, planteó que aumentar “de golpe y porrazo” el salario base a $9 puede afectar la operación de las pequeñas y medianas empresas. Sostuvo que, por ello, la iniciativa debe ir de la mano de estrategias para ayudar a los comercios más perjudicados.  

Cidre insistió en que en este momento, aumentar el tope de los ingresos que puede recibir una persona que recibe ayudas del gobierno para que pueda trabajar sin perder ese apoyo económico es parte de las iniciativas que impulsa la administración.  

El titular afirmó que la administración Pierluisi está enfocada en crear mecanismos que incentiven el trabajo estableciendo una “renta básica” (salario mínimo) junto con otras ayudas que permita a los trabajadores tener una vida digna y romper con el círculo de la pobreza. En ese sentido, dijo sentirse confiado en que una vez terminen las ayudas federales por la pandemia (en septiembre) las personas volverán a buscar trabajo y aumentará la tasa de participación laboral.

Durante la actividad, una de las primeras que se celebran de forma presencial después de que el gobierno suavisara las medidas de protección contra el COVID-19, los presentes utilizaron un “software” desarrollado por la firma tecnológica boricua, LeadPivot Technologies, para corroborar que los asistentes estaban completamente vacunados.  

“Hicimos un software especialmente diseñado para eventos. Se llama ‘Inmunitapass Events’. Es una versión que ata el boleto de la persona a la silla y tiene todas las provisiones de manejo de riesgo con las que ya contaba la plataforma”, explicó Francisco Rodríguez Castro, presidente y principal oficial ejecutivo de LeadPivot Technologies, firma subsidiaria de Birling Capital.

En la actividad, también se anunciaron los ganadores de los premios Zenit que anualmente otorga la Cámara de Comercio.

image_print