15 de Octubre de 2019

Gobernador firma orden ejecutiva para aumentar salario mínimo a empleados de la construcción en el gobierno

Por el 30 de Julio de 2018

La orden establece además el requerimiento del uso de cemento local en proyectos de construcción del gobierno de Puerto Rico. (Suministrada)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares firmó una orden ejecutiva para aumentar el salario mínimo de los empleados de la industria de la construcción en Puerto Rico a $15 la hora pero solo para contrataciones gubernamentales.

La medida impactará entre unos 36 mil a 44 mil empleados de construcción de los cuales 21,000 son asalariados y laboran directamente como empleados para companias de construcción. “Ese es el potencial universo de personas que se pueden impactar siempre y cuando, esa compañía de construcción esté licitando para construcción con el gobierno”, dijo el Secretario del Trabajo, Carlos Saavedra.

Con la iniciativa se espera poder aumentar la fuerza laboral en el sector de la construcción.
Además, la medida es una de varias “soluciones” para establecer incentivos y puntuaciones que aumenten las oportunidades para los contratistas locales de participar en la reconstrucción del país y ayudar a crear empleos, dijo el gobernador. Los contratistas locales se han estado quejando de que están siendo discriminados por parte del gobierno en proyectos a favor de compañías en los Estados Unidos. Rosselló aceptó que históricamente y luego de un desastre, ha sido así pero explicó que cuando uno compara los recursos a nivel local y a nivel externo, hay una diferencia grande.

“A veces no hay la mano de obra, a veces son proyectos inmensos que alguno de los contratistas locales no cualifican para los estándares y a veces es remuneración. Entonces ¿qué hemos decidido hacer? Hemos decidido empezar buscar soluciones,” dijo en conferencia de prensa.

De igual forma, la orden que firmó el gobernador durante una conferencia de prensa establece el requerimiento del uso de cemento local en proyectos de construcción del gobierno local.

El decreto también exige acuerdos laborales para proyectos financiados por el Gobierno para instaurar condiciones de seguridad y entrenamiento profesional para la protección de los trabajadores.

Actualmente, los trabajadores de la construcción reciben salarios que no están acorde con los riesgos y sacrificios de sus labores. En otras jurisdicciones de los Estados Unidos un empleado de la construcción genera un sueldo de unos $70 la hora. En Puerto Rico, los trabajadores de la construcción reciben $7.25 la hora a nivel privado y $8.25 en contrataciones con el Gobierno.
“El promedio de salario es $12 la hora eso incluye el jefe…La mediana es $9.39 y esta muy por debajo,” dijo el Secretario del Trabajo tras destacar que “todo el mundo tiene las mismas reglas de juego”.

La orden ejecutiva aumenta el salario mínimo de los trabajadores de la construcción a $15 por hora en contrataciones gubernamentales para poder mantener y atraer el desarrollo económico que Puerto Rico necesita.

Esto ocurre en los estados por medio de la aplicación de la Ley federal Davis-Bacon, la cual fija un salario mínimo más alto para proyectos públicos. Dicha ley federal no aplica a Puerto Rico; sin embargo, las consideraciones de justicia que la motivan deben ser de aplicación en la Isla también. Por otra parte, la orden ejecutiva establece que se ponga en vigor la Ley Núm. 109 de 1985, que requiere el uso de cemento local en proyectos de construcción del Gobierno.

En el año 2012, Puerto Rico produjo 17 millones de sacos de cemento. En el 2014 esa cifra se redujo a 7 millones, lo que demuestra un colapso en la industria de la construcción. El uso de materiales producidos en Puerto Rico protege a los empresarios locales, quienes crean empleos e inversión a nivel local.

La orden ejecutiva exige acuerdos laborales para proyectos financiados por el Gobierno, los cuales establecerán condiciones de seguridad y entrenamiento profesional que protegerán a los trabajadores siempre y cuando no haya una prohibición explícita a este tipo de acuerdo por las leyes federales. La determinación tampoco será de aplicación a los acuerdos ya pactados.

Omar Marrero, el director de la Oficina Central de Recuperación y Reconstrucción, sostuvo que la recupercion no puede ser solo física sino también económica.

Edison Severino, gerente regional del este de LIUNA, la Union Internacional de Trabajadores de Norteamérica, dijo que cuando supo que los trabajadores en Puerto Rico ganaban $7.25 la hora en contratación pública. “Yo no lo podía creer”, sostuvo.

El gobernador dijo que si una “compañía X” que ya le está pagando una cantidad que sea cinco o seis veces mayor a sus empleados y obtenga un contrato en Puerto Rico, ya le están pagando eso a esos empleados. “Lo que típicamente ocurre aquí es que tienes varios companias compitiendo por el mismo proyecto y si miran hacia el lado y van a tratar de hacer la propuesta más competitiva, no tienen ningún incentivo o disuasivo para subirle el salario a sus trabajadores”, explicó el gobernador.

Tras la llegada de recursos federales, Rosselló dijo que no solo desea mejorar la calidad de vida de los trabajadores sino que el dinero se quede en Puerto Rico.

image_print

You must be logged in to post a comment Login