Gobernador traza estrategias para transición al programa de Medicaid en igualdad con estados

El gobernador, Pedro Pierluisi. (Suministrada)
El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi. (Suministrada)

El gobernador Pedro R. Pierluisi sostuvo una reunión con el Grupo Multisectorial de Salud de Puerto Rico que estableció mediante la Orden Ejecutiva-2021-025 para avanzar las iniciativas de salud de la Isla ante el Congreso.

El propósito principal de la reunión fue discutir la transición al programa de Medicaid en igualdad de condiciones a los estados lo que evitaría un precipicio fiscal. La discusión incluyó varias proyecciones a largo plazo y escenarios de asignación de fondos de diferentes niveles de porcentaje de asistencia médica federal (FMAP por sus siglas en inglés). El plan de trato igual a los estados en el programa de Medicaid para Puerto Rico está en consonancia con las prioridades del presidente Biden incluidas en su presupuesto.  

Específicamente, el presupuesto del presidente Biden incluyó un lenguaje que elimina los topes de asignación de fondos del programa de Medicaid para Puerto Rico y los territorios, a la vez que alinea su tasa de pareo con la de los estados y avanza hacia la paridad en estos programas federales. El presupuesto del Presidente sirve como punto de partida para que los legisladores federales determinen los niveles de asignaciones de fondos y las prioridades nacionales en términos de presupuestos.  

“Si Puerto Rico fuera tratado como un estado para propósitos de Medicaid, la isla estaría recibiendo más de $3 mil millones en el año fiscal 2022 con un FMAP tan alto como el 83 por ciento, lo que significa que la carga al presupuesto de Puerto Rico sería tan solo del 13 por ciento. También seríamos elegibles para una asignación federal anual separada de la parte desproporcionada de Medicaid (DSH por sus siglas en inglés) que ayuda a sufragar el costo no cubierto de servir el programa de Medicaid a los individuos no asegurados y los ciudadanos estadounidenses que residen en los estados por debajo del 150 por ciento del FPL y que son elegibles para el subsidio de bajos ingresos (LIS por sus siglas en inglés) para la Parte D de Medicare (para copagos y deducibles)”, sostuvo el gobernador.   

Históricamente, el programa Medicaid de Puerto Rico ha estado financiado a un nivel menor en comparación con los estados con un ingreso per cápita más alto y una población más baja; esto ha provocado la prevalencia de enfermedades crónicas y la falta de una infraestructura médica adecuada para los residentes de la isla. En la actualidad, el programa Medicaid de Puerto Rico atiende a más de 1.4 millones de ciudadanos estadounidenses con bajos ingresos, con un 43.5% de la población por debajo del nivel federal de pobreza (FPL por sus siglas en inglés). Si el Congreso federal no actúa, la isla tendrá un déficit de asignación de fondos que hará que unos 800,000 beneficiarios actualmente inscritos en el programa se vean obligados a abandonarlo.  

El programa de Medicaid de Puerto Rico tiene una asignación federal anual limitada que osciló entre $300 y $380 millones y un FMAP de 55% entre 2011 y 2019, sin contar los fondos adicionales asignados a lo largo de los años. No obstante, cabe puntualizar que, sin los aumentos temporales autorizados por el Congreso, el monto de la asignación de fondos federales de Puerto Rico tiene un tope estatutario de solo $360 millones.  

Es importante señalar que el Congreso ha proporcionado un aumento en la asignación de fondos temporal a través de varios vehículos legislativos diferentes como la “Ley de Cuidado de Salud Asequible” (ACA por sus siglas en inglés) (+ $ 6.4 mil millones y un aumento en el FMAP de 50 por ciento a 55 por ciento), la “Ley de Asignaciones Consolidadas” (+ $ 0.3 mil millones y una FMAP de 55 por ciento), “Ley de Presupuesto Bipartidista” (BBA por sus siglas en inglés) (+ 3. 6 millones y un aumento en el FMAP del 55% al 100%), la “Ley de Asignaciones Consolidadas Adicionales de 2020” (FCA por sus siglas en inglés) (+5.300 millones con un FMAP del 76%) y, por último, la “Ley de Respuesta al Coronavirus de la Familia Primero” (FFCRA por sus siglas en inglés), (un aumento al FMAP del 76% al 82.2%). Estos recientes aumentos temporeros de asignación de fondos han proporcionado soluciones a corto plazo para un problema a largo plazo.  

Aunque estos mecanismos de asignación de fondos adicionales son una solución a corto plazo, han permitido a Puerto Rico ampliar la calidad del sistema de salud proporcionando a los beneficiarios servicios adicionales como la atención integral de la diabetes, el control adecuado de la hipertensión, el asesoramiento sobre el peso de los niños, la detección del IMC de los adultos y la atención posparto oportuna de las mujeres. Además, se ha ampliado la elegibilidad con hasta 200,000 nuevos miembros tras el aumento del FPL de Puerto Rico al 85%. También, un aumento adicional en los pagos a los proveedores de atención médica con una expansión de la telemedicina, un aumento del reembolso a los proveedores de la Parte B de Medicare y pagos a hospitales y médicos, entre otros.   

“He estado trabajando arduamente para asegurarme que los programas de Medicaid y Medicare de Puerto Rico cuenten con una asignación de fondos similar al de los estados. El Presidente ha dado prioridad a Puerto Rico y ahora le corresponde al Congreso actuar. Debemos abordar las disparidades en todos los programas federales que han perpetuado durante mucho tiempo el trato desigual de los ciudadanos americanos de Puerto Rico”, concluyó el gobernador Pierluisi.  

Por su parte, la directora ejecutiva de PRFAA, Carmen Feliciano indicó que, “necesitamos eliminar el tope de la asignación para que Puerto Rico pueda recibir una transferencia de fondos adecuada y sostenida, y así aplicar un 83 por ciento de FMAP.  Según nuestros estimados Puerto Rico necesitará una asignación de $5.2 mil millones en fondos federales para poder comenzar una transición de 5 años y así proveer servicios a los beneficiarios similares a sus contrapartes en los estados. Seguiremos trabajando con el Grupo Multi-Sectorial de Salud y la Administración Biden-Harris para asegurarnos que el Congreso encuentre una solución permanente a nuestro programa de Medicaid”.  

La propuesta del gobernador Pierluisi incluye varios escenarios que tienen en consideranción una línea base de una proyección de cinco años: 

– Trato igual al de los Estados: Escenario de asignación de fondos al 83 por ciento del FMAP en un 83 por ciento con una elegibilidad del programa de FPL en el 85 por ciento, esto ascendería a $5.0 mil millones para el año fiscal 2022 en la  asignación de fondos federales.  

– Trato igual al de los Estados: Escenario de asignación de fondos al 83 por ciento del FMAP en un 83 por ciento con una elegibilidad del programa de FPL en el 100 por ciento, esto ascendería a $5.1 mil millones para el año fiscal 2022 en la  asignación de fondos federales. 

– Trato igual al de los Estados: Escenario de asignación de fondos al 83 por ciento del FMAP en un 83 por ciento con una elegibilidad del programa de FPL en el 133 por ciento, esto ascendería a $5.2 mil millones para el año fiscal 2022 en la  asignación de fondos federales.