18 de Septiembre de 2020

Gobernadora firma ley sustitutiva que enmienda reforma de permisos de Puerto Rico

Por el 28 de Agosto de 2020

(Archivo/CB)

El Centro Unido de Detallistas (CUD), así como las asociaciones de cuido prolongado, y de niños y mujeres maltratadas “están de plácemes” el viernes con la firma del Sustitutivo del Proyecto del Senado 1219 por parte de la gobernadora Wanda Vázquez Garced.

Al enmendar la “Ley para la Reforma del Proceso de Permisos de Puerto Rico”, se elimina el requisito de rociadores contra incendios de forma retroactiva a cientos de hogares, establecimientos y centros de cuidado asistencial para menores, adultos, adultos mayores, o adultos con discapacidad intelectual o física.

“Luego de un intenso cabildeo, ponencias, misivas y reuniones con oficiales del gobierno, junto a las asociaciones del sector, estamos muy complacidos porque se hace justicia al 85 por ciento de estos empresarios pequeños y medianos que hubieran tenido que cerrar, si se mantenía el requisito de los rociadores retroactivos debido a retos estructurales. La industria de cuidado prolongado en la isla en su mayoría ubica en estructuras residenciales, por lo que dicho requerimiento hubiera tenido un impacto funesto a todos los niveles”, comentó Jorge Argüelles Morán, presidente del CUD.

Para que un hogar pueda operar bajo la licencia expedida por el Departamento de la Familia tiene que contar con una certificación del Departamento de Bomberos. De lo contrario, el Departamento de la Familia procede a cancelar la licencia expedida y por consiguiente a la remoción de los adultos mayores que residen allí. Esto hubiera tenido un impacto severo no solo en la industria de cuidado prolongado en la Isla, sino también en el servicio que estos hogares proveen a miles de adultos mayores.

“Aunque el objetivo perseguido es el de salvaguardar la seguridad de nuestros adultos mayores y otras poblaciones vulnerables, lo cierto es que el remedio no puede tener el efecto de inhabilitar a cientos de proveedores para poder continuar su labor de ofrecer los servicios de cuidado asistido a una población que va en crecimiento y que necesita de estos servicios”, agregó Argüelles.

El presidente del CUD agradeció la colaboración constante y decidida de asociaciones como la Federación de Centros de Cuido Prolongado; Coalición de entidades de servicios; Asociación de Dueños de Centros de Cuidado de larga duración; Empresarios por Puerto Rico; y la Red por los Derechos de la Niñez y Juventud de Puerto Rico, entre otras.

“Cabe destacar que el sector de cuidado asistido tiene un alto y genuino compromiso con la población a la cual sirve. Cuando se exponen las preocupaciones asociadas, no es que la industria no desee cumplir, mucho menos que no esté en disposición de acoger alternativas que ofrezcan protecciones a nuestros adultos mayores. El planteamiento es que la aplicabilidad de los códigos de construcción debe ser de forma prospectiva, atenuada a la realidad de la industria, alcanzable y de aplicación prospectiva. El Sustitutivo enfoca los esfuerzos y requerimientos en herramientas de prevención utilizadas a nivel mundial, que sí han demostrado ser efectivas en salvar vidas”, concluyó Argüelles.

image_print