20 de Octubre de 2021

Gobierno aún negocia con sindicatos cómo les aplicará el Empleador Único

Por el 4 de Abril de 2017

Pese a que hace casi dos meses que el gobernador Ricardo Rosselló firmó la Ley para la Administración y Transformación de los Recursos Humanos en el Gobierno de Puerto Rico, todavía se desconoce con exactitud qué ocurrirá con los sindicatos y los empleados públicos a los que protegen cuando inicien los movimientos de trabajadores entre una agencia y otra.

Entre los escenarios posibles se encuentra que los empleados que soliciten un traslado a otra agencia se mantengan afiliados al sindicato que actualmente los cobija. También podrían cambiar de representación sindical, pero todo dependerá del acuerdo al que lleguen las uniones con el gobierno.

Tras participar en la segunda Conferencia Legislativa de los Servidores Públicos Unidos, el secretario de la Gobernación, William Villafañe, y la presidenta del sindicato, Annette González, confirmaron que continúan las conversaciones para saber cómo aplicará la ley de empleador único a las uniones. (Cindy Burgos/CB)

Tras participar en la segunda Conferencia Legislativa de los Servidores Públicos Unidos, el secretario de la Gobernación, William Villafañe, y la presidenta del sindicato, Annette González, confirmaron que continúan las conversaciones para saber cómo aplicará la ley de empleador único a las uniones. (Cindy Burgos/CB)

Eso es algo que estamos en conversación, porque están las unidades apropiadas bajo la Ley 45 [que cobija a los unionados de las agencias] y la Ley 130 [que atiende la sindicalización en las corporaciones públicas]… Son cosas que estamos en diálogo con el secretario de la Gobernación [William Villafañe] para ver cómo van a quedar conceptualizadas estas unidades apropiadas y de qué manera los sindicatos no se afectan, pero que tampoco se afecte el trabajador”, declaró la presidenta de Servidores Públicos Unidos (SPU), Annette González.

Acompañada del secretario de la Gobernación, quien participó de la segunda Conferencia Legislativa organizada por el SPU, González expresó que, si se afectaran los empleados públicos con esta Ley 8 de 2017, que convierte al gobierno en empleador único, “vamos a actuar inmediatamente”. 

“Estamos en la misma línea de que el empleado mantenga su representación [sindical]  vigente. Lo que pasa es que estamos buscando los mecanismos legales para viabilizar eso”, alegó Villafañe en una rueda de prensa al concluir el conversatorio con los unionados del SPU.

El funcionario explicó que “en los próximos días” se publicará el reglamento de la Oficina de Administración y Transformación de los Recursos Humanos (OATRH) “que va a orientar con especificidad a cada una de las agencias del gobierno y a nuestros servidores públicos de los pasos que deben dar” para cumplir con la ley del empleador único.

Conoce los principales cambios de la ley de empleador único

“Ya han salido unos memorandos sobre la voluntariedad a esos efectos y todo aquel que esté en ese sentido dispuesto [a moverse a otra agencia], pues bienvenido sea. La oportunidad de crecer profesionalmente es real”, destacó.

“Siempre vamos a salvaguardar los derechos de los trabajadores. Si no fuera algo voluntario, entonces ahí nosotros inmediatamente nos vamos a activar y vamos a buscar dialogar con el gobierno, ver cómo podemos solucionar esta situación”, indicó González.

Villafañe manifestó que, al momento, analizan cuáles son “las áreas de necesidad” para luego proponer la movilización de empleados a las agencias que se requiera, proceso que inicialmente será de forma voluntaria.

Durante el conversatorio, un unionado le preguntó al secretario de la Gobernación si habría dinero para la contratación de oficiales de custodia para las cárceles, a lo cual respondió que podría abrirse la convocatoria internamente en el gobierno para conocer si hay empleados públicos interesados en capacitarse. Lo mismo ocurriría con los agentes de rentas internas, otra área “de necesidad”.

El funcionario también dijo a los afiliados al SPU que “ningún convenio será revocado” y dejó la puerta del dialogo abierta para cualquier conversación al respecto. También les explicó que la Ley 8 lo que busca es “mayor uniformidad en términos de beneficios” marginales de los empleados públicos, muchos de los cuales, afirmó, “están por las nubes”.

“Los próximos tres años son tres años de estrechez. En ese proceso, todo lo que sea más [beneficios] va a tener que convencernos a nosotros [para otorgarlo]… Y tenemos que convencer a la junta [de control fiscal] de por qué sí [se debe otorgar]”, manifestó Villafañe, quien apuntó que los ahorros de la ley estarán precisamente en la reducción del reclutamiento externo y no en la merma de beneficios a los empleados.

image_print

You must be logged in to post a comment Login