5 de Julio de 2020

Gobierno cambia forma de reportar contagios

Por el 10 de Junio de 2020

Curva epidemiológica que publica el Instituto de Estadísticas, incluye datos hasta el 3 de junio de 2020.

El efecto negativo en la proyección internacional que estaba teniendo las cifras imprecisas de incidencia del COVID-19 provocó que el gobierno informara hoy de cambios significativos en la manera que informan los datos de la pandemia, cambios que expertos habían solicitado hacía meses.

En una conferencia de prensa en la que estuvieron presentes el secretario del Departamento de Salud (DS), Lorenzo González Feliciano, el doctor Miguel Valencia, director del Sistema de Vigilancia del Departamento de Salud y la comisionada del Negociado de Ciencias Forenses (NCF), María Conte Miller, se informó que en parte, los cambios responden a la impresión de que en la Isla hay 5,329 casos únicos de personas positivas a la enfermedad, cuando esa no es la realidad.

Siguiendo el nuevo protocolo, hasta el 3 de junio Puerto Rico tenía un total de 1,406 casos de COVID-19, acumulados. De esos, 1,119 son casos convalecientes (que ya pasaron la parte peligrosa de la enfermedad), hay 140 muertes registradas y 147 casos activos.

Vista de pantalla del Dashboard de Salud el 10 de junio de 2020.

La información sobre los 5,329 casos únicos de personas positivas proviene del los datos que publica diariamente el propio departamento en su ‘Dashboard’. Ese número refleja tanto el número de pruebas moleculares positivas como las pruebas serológicas, que no detectan la enfermedad sino los anticuerpos que un paciente desarrolla luego de haber estado expuesto al virus.

Así las cosas, a partir de mañana jueves Salud reportará las incidencias siguiendo las guías establecidas por el Consejo de Epidemiólogos Estatales y Territoriales de Estados Unidos.

“Se está interpretando así, y no únicamente aquí, se está interpretando en otros países. Están usando esos números y ha habido varios artículos en Estados Unidos. Esa era la crítica. La distinción se ha hecho y el mensaje se estaba dando, pero no estaba llegando claro. Por eso se hicieron los cambios”, dijo el doctor Miguel Valencia, uno de los encargados de manejar los datos de COVID-19 en conferencia de prensa.

“Lo que nosotros queríamos estar seguros era que los datos que generamos sean comparables usando definiciones ya estandarizadas”, añadió.

La percepción externa sobre la incidencia de casos en Puerto Rico es importante para el gobierno que se propone a liberalizar aún más las medidas de restricción de movimiento y contempla comenzar a reactivar la actividad turística de la isla.

El propio doctor Valencia admitió, que nunca debieron contabilizarse juntos los datos de las pruebas moleculares y serológicas.

Valencia mencionó que de ahora en adelante se redefinirá como casos confirmados los que se evidencien luego de una prueba molecular y como casos probables los de pruebas serológicas.

“Del mismo modo haremos con las muertes. Una muerte probable tiene los criterios clínicos y la evidencia epidemiológica, aunque no haya una prueba que confirme el diagnóstico”, expuso.

“Así que van a ver una diferencia entre el número de casos que hemos reportado hasta ahora. Van a ver que vamos a informar muertes acumuladas, muertes confirmadas y muertes probables”, mencionó.

Valencia expresó que para conocer la curva de contagio del COVID-19 para estimar la llamada curva de contagio se están utilizando los resultados por pruebas moleculares solamente.

Según la curva de contagio que publica el Instituto de Estadísticas, desde que se enmendó la orden ejecutiva para flexibilizar la orden de toque de queda y abrir los negocios se evidencia un aumento en casos únicos positivos de COVID-19. La información disponible es esta el 3 de junio de 2020.

A preguntas de porqué continuar el uso de las pruebas serológicas a pesar de los problemas que presenta con la confirmación de positivos, el secretario de Salud defendió su uso.

Vamos a seguir haciendo pruebas serológicas ante la incapacidad de hacer cinco, seis diez mil pruebas moleculares en Puerto Rico de forma diaria”, señaló.

Sobre los números de personas recuperadas o convalecientes, Valencia explicó que al momento no hay una definición estandarizada que permita hacer estimados. No obstante, de manera preliminar y hasta que se consiga una definición universal, el Departamento de Salud utilizará el modelo del Hospital de Veteranos.

“En su fórmula, ellos tienen un total de casos diagnosticados. Ahí tienen una categoría que le llaman activos. Además, tenemos las muertes que han sido reportadas. Ellos lo que hacen es, cogen el total de casos, restan los que están hospitalizados, restan los que están en el término de los 14 días y restan los que han muerto. La diferencia son los casos convalecientes. El término recuperado y convaleciente no es lo mismo, pero no están en el hospital y no fallecieron”, explico.

Bajo ese estimado, el número de personas convalecientes o recuperadas a la semana pasada era de 1,119.

Por su parte, la doctora María Conte Miller destacó como positivo que al momento en Puerto Rico, no se ha registrado una sola muerte relacionada al COVID-19, de personas en asilos o en las cárceles.

image_print