11 de Diciembre de 2018

Gobierno cambia mecanismo para promover el cine en Puerto Rico

Por el 8 de Junio de 2018

El Fondo Cinematográfico del Programa para el Desarrollo de la Industria Cinematográfica, el cual cesó de otorgar préstamos a cineastas puertorriqueños desde el 2017, desaparecerá a finales de junio para transformarse en un mecanismo que permitirá al gobierno de Puerto Rico ser inversionista de películas locales.

El secretario de Desarrollo Económico y Comercio Manuel Laboy y Pedro Rúa, director del Programa de Desarrollo de la Industria Cinematográfica, dijeron el jueves que en vez de otorgar préstamos a los cineastas para llevar a cabo sus proyectos fílmicos, el gobierno les dará un “cash grant”.

Este dinero, en combinación con los estímulos económicos que otorga la Ley 27 del 2011, la cual termina su vigencia en junio para incorporarse al propuesto Código de Incentivos, serán la herramienta para promover el cine local y atraer producciones extranjeras hacia la isla.

Laboy explicó que como parte del nuevo Código de Incentivos, que está bajo evaluación en la Legislatura, no solo se provee una metodología para medir el retorno de inversión de los incentivos sino que los mismos se van a presupuestar.

“Parte de lo que se está trabajando en el plan fiscal con la junta es que todo ese dinero que existía en ese momento, $600 millones en créditos y ‘cash grants’ tendrán una reducción porque parte es para financiar la reforma contributiva”, sostuvo Laboy.

El Fondo de Inversión Fílmica ya está contemplado dentro del propuesto Código de Incentivos y el proceso de presupuesto consolidará distintos incentivos dentro de un fondo, explicó Laboy.

La presentación del nuevo mecanismo de inversión en la industria local de cine se hizo en conjunto con los cineastas puertorriqueños Álvaro Calderón, quien un tiene proyecto cultural sobre la poetisa Julia de Burgos; Carlos Nido, quien ha hecho múltiples trabajos como la película de la vida de Vico C y  la película “Los Domirriqueños”; así como Heri Martínez de Dios, productor y principal oficial ejecutivo de Gladius, firma que produjo “Fantomville”, una serie animada que fue nominada para un Emmy.

Rúa explicó que la meta del nuevo fondo es ayudar a financiar más de las dos o tres películas puertorriqueñas que se producen en la isla por año. De hecho, se pretende financiar un total de ocho películas por año por los próximos dos años.

Asimismo, se busca sustituir el sistema de préstamos onerosos a cineastas del patio a favor de un “cash grant” para que el modelo sea uno de inversión para hacer que el sistema sea sostenible.

“En la medida que podemos generar ingresos mediante inversiones, se puede recuperar y reintegrar al programa de cine para poder proveer financiación al próximo cineasta”, dijo Rúa.

Como beneficio principal al cineasta, el fondo de inversión otorgará $125,000 o hasta 25% del presupuesto total del proyecto fílmico local. La inversión privada que el cineasta obtenga para su proyecto cualificará para recibir los incentivos, exenciones contributivas o estímulos monetarios contemplados en el nuevo Código de Incentivos.

Los incentivos para la inversión privada en el proyecto fílmico son los mismos que ya están en la actual ley 27, que son de 40% en estímulos monetarios relacionados a pagos a compañías y a residentes de Puerto Rico; 20% en estímulos monetarios, relacionados a pagos a compañías y a no residentes de Puerto Rico; 10% en estímulos monetarios adicionales relacionados a pagos al elenco principal, si Puerto Rico es  incorporado a la película de manera positiva en su distribución fuera de la isla; y 4%  de tasa fija contributiva relacionada a los ingresos generados por la película.

Es una combinación del estímulo económico local más los incentivos a la inversión privada.

“El dinero invertido por el Gobierno será irrestricto y podrá ser utilizado para desarrollo, distribución, promoción y mercadeo de la película, lo que atenderá una falla de las actuales leyes de cine”, dijo Rúa, quien explicó que el cineasta muchas veces recurre al fondo nuevamente para poder conseguir fondos para promover o distribuir su película.

Tambien se cambiará el proceso de selección a un sistema más dinámico. “Como objetivo principal final queremos mejorar oportunidades de proyectos cinematográficos locales”, dijo Rúa.

Aunque se quieren hacer 16 proyectos en los próximos dos años, Rúa dijo que ya tenían unos 12 proyectos fílmicos en espera. Mientras, Laboy aseveró que el estímulo monetario es mejor que el crédito porque se da certeza al inversionista y al gobierno ya que se puede presupuestar. El crédito contributivo es más difícil de manejar fiscalmente para el proyectista porque depende del proyecto.

Estos “cash grants” ya se le dan a otros sectores como la manufactura, la industria aérea y la de cruceros así como la agricultura. Nido explicó que los créditos se pueden vender por lo que el que compra el crédito se ahorra dinero en la planilla y no aporta al fisco. No obstante, Rúa advirtió que habrá ciertas restricciones ya que la ley exigirá una fianza o “completion bond” antes de hacer el adelanto o una auditoría del incentivo.

¿De dónde sale el dinero del fondo?

Rúa explicó que el fondo se nutrirá de varias fuentes que incluyen el remanente de dinero existente de la Ley 171 del 2014 y del remanente del dinero generado por Ley 27 por sus “filing fees” o lo que se le cobra a las producciones por participar del sistema de créditos.

“Hay suficiente para financiar”, explicó Rua.

Las producciones extranjeras que vengan a hacer películas a la isla podrán utilizar las actuales exenciones que en julio se consolidarán en el nuevo Código de Incentivos. No obstante, Rúa dijo que con el nuevo Código se estudiará la posibilidad de hacer algún tipo de exención para atraer producciones grandes o de “blockbuster”.

¿Cómo se beneficiará el gobierno bajo el nuevo esquema?

El Programa de Desarrollo de la Industria Cinematográfica (PDIC) recibirá 25% de todos los ingresos del proyecto fílmico, con la intención de redirigirlos a otros proyectos fílmicos locales.

“Con esto, la participación del gobierno está en igualdad la mía como inversionista privado”, dijo Nido. Sin embargo, Rúa aceptó que por el momento no esperan hacer ganancias sino recuperar la inversión que se haga.

La mayoría de los cineastas que recibieron préstamos bajo el mecanismo anterior no han podido pagarlos. Sin embargo, no se prevé que se deroguen los incentivos a la industria fílmica si los mismos no funcionan ya que al momento Rúa aseguró que hay muchos productores extranjeros interesados en filmar en la isla.

De hecho, Nido señaló que el estado de Georgia ofrece también un 40% en estímulos, por lo que si no hay algo competitivo, “la gente no va a venir” y en Latino América los costos de hacer películas son más bajos.

“Sin estos incentivos, en Puerto Rico no existiría una industria fílmica”, dijo Nido.

image_print

You must be logged in to post a comment Login