10 de Abril de 2021

Gobierno hace frente a la junta sobre la reducción de jornada laboral

Por el 22 de Junio de 2017

Citando extensamente secciones de Promesa y la intención legislativa del Congreso en la confección de la ley federal, el gobernador Ricardo Rosselló le manifestó hoy a la junta de control fiscal que el Gobierno no está obligado a aceptar la implementación de una reducción de jornada, ni la eliminación del bono de Navidad, según busca el ente rector.

Horas después de que el mandatario asegurara que no había recibido comunicación de la junta al respecto, una nueva misiva al organismo reconoce que el ente rector notificó recientemente su intención de mantener la reducción de jornada de empleados públicos comenzando el próximo 1 de julio, según estableció la junta en su reunión del 13 de marzo y como parte de la certificación del plan fiscal.

“Quiero advertir a la junta de supervisión que su pedido reciente para que el Gobierno implemente inmediatamente [la reducción de jornada y eliminación del bono de Navidad] no se sostiene con la sección 205 de Promesa”, lee la carta, en referencia a la “intención” que habría manifestado la junta a través de su directora ejecutiva, Natalie Jaresko, en torno a la implementación de estas medidas.

Según la misiva de Rosselló, la sección de Promesa a la cual hace referencia deja “a la entera discreción del Gobierno [decidir] si adoptar o no las recomendaciones de la junta”. Asimismo, añade que la administración tiene “flexibilidad” en rechazar medidas que no sean viables.

Por otro lado, el gobernador advierte que el efecto que tendría en la economía la implementación de estas medidas no está contemplado bajo el plan fiscal certificado del Gobierno y es contrario a la intención de Promesa.

Añade que la administración ha cumplido con las condiciones que impuso la junta para evitar que entren en vigor las medidas, incluyendo una reserva de $200 millones en cash y planes que evidencien la implementación de los diferentes recortes en el gasto gubernamental según previsto bajo el plan fiscal.

“Contrario a la sección 205 de Promesa, la junta está tratando ahora de forzar al Gobierno a que acepte las medidas de control de gastos [reducción de jornada y eliminación del bono de Navidad]”, lee la carta.

En declaraciones escritas que acompañan la publicación de la misiva, el gobernador manifestó que “aunque la junta no puede imponer medidas de control de gastos sin el consentimiento del Gobierno, estoy confiado de que este tema puede ser resuelto satisfactoriamente”.

El nuevo choque entre el Gobierno y la junta fiscal se da en momentos en que líderes legislativos también han denunciado diferencias con el ente rector sobre la aprobación del próximo presupuesto, a solo días de la fecha límite para hacerlo. De la junta no certificar un plan de gastos en o antes del 30 de junio, el ente rector podrá imponer su propia versión del presupuesto.

image_print

One Comment

You must be logged in to post a comment Login