22 de Octubre de 2019

Gobierno reacciona a comunicación sobre depósitos en el BGF

Por el 1 de Noviembre de 2016

SAN JUAN — Tanto el secretario de Hacienda, Juan Zaragoza, como el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) indicaron hoy que es un “asunto contable”, y no más que eso, la comunicación emitida recientemente a municipios y entidades públicas en torno a los depósitos que mantienen, vía orden ejecutiva, en la institución financiera.

Según expresiones escritas del Departamento de Hacienda, la carta circular con fecha del 18 de octubre “es un ejercicio de evaluaciones y reservas contables”, según requieren los principios de contabilidad generalmente aceptados de los Estados Unidos (GAAP, en inglés). Añade que “no afecta las operaciones o el derecho legal de las corporaciones públicas y los municipios a tener acceso a sus depósitos en el Banco Gubernamental de Fomento”.

“Como ha indicado Juan Zaragoza, la carta circular que fue emitida por el Departamento de Hacienda versa sobre un asunto contable. Hacienda es responsable de la contabilidad del gobierno central y, por consiguiente, tiene la obligación de orientar a las entidades del ELA para que tomen en consideración en sus estados financieros el tratamiento contable que deben dar a todos sus activos, entre ellos, sus depósitos”, indicó por su parte una portavoz del BGF en declaraciones escritas.

Zaragoza explicó hoy que “estamos hablando de una posible pérdida por riesgos de incertidumbre para lo cual las corporaciones públicas y los municipios tienen que hacer unas reservas contables. La carta circular surge por un reclamo de las mismas corporaciones públicas en el proceso de preparación de los estados financieros. Nosotros tenemos la obligación de decirles que la aplicación estricta de los principios de contabilidad les va a requerir unas reservas contables”.

Lee también: Banco Gubernamental de Fomento recibe fondos

Según ha reseñado Caribbean Business anteriormente, la precaria liquidez del BGF — la cual rondaba los $160 millones a finales del pasado mes de agosto — ha ocasionado que la institución financiera no pueda honrar al momento la totalidad de sus depósitos, ya que sobrepasan su nivel de liquidez.

Desde el pasado mes de abril, el banco opera bajo fuertes restricciones en el desembolso de fondos, y desde agosto incumple por completo con el servicio de su deuda, luego de haber realizado el pago de intereses a pesar de la moratoria impuesta en mayo.

“Llevamos unos siete meses en un proceso de racionamiento de los depósitos del Banco”, dijo el secretario de Hacienda, añadiendo que “el Banco está estable porque se cerró la válvula del pago de los depósitos significativamente, o sea, se ha ido pagando poco a poco”.

La falta de liquidez actual en el BGF requiere que las entidades públicas y municipios reserven en sus estados financieros aquellos fondos que mantenga depositados en la institución y que no estén cobijados bajo las órdenes que restringen los desembolsos de la entidad.

Inyección de fondos a cuentagotas

El pasado mes de agosto, el presidente del BGF, Alberto Bacó Bagué, indicó a Caribbean Business que la liquidez del banco rondaba los $160 millones, mientras que recibía fondos adicionales a cuentagotas.

Con el comienzo de un nuevo año fiscal el pasado 1 de julio, se le asignó al banco alrededor de $120 millones en el actual presupuesto del gobierno, los cuales recibe mensualmente a razón de casi $11 millones. Recientemente, Zaragoza confirmó a Caribbean Business que el gobierno central se ha mantenido al día en el desembolso de dichos fondos al banco.

Por otro lado, luego de tomar control de las fuentes de ingreso previamente pignoradas al pago de deuda pública, una de las órdenes ejecutivas firmadas el pasado verano a tales efectos provee para que la Autoridad de Carreteras transfiera al BGF cualquier excedente de los fondos que actualmente recibe del impuesto a los derivados del petróleo, conocido como la crudita, luego de cumplir con sus necesidades operacionales.

El arreglo entre ambas entidades públicas permitiría a Carreteras abonar a la deuda que mantiene con el BGF, la cual asciende a casi $2,000 millones, mientras se brinda liquidez adicional al banco.

En su momento, Bacó estimó en alrededor de $11 millones los fondos que pudiesen inyectarse al BGF provenientes de Carreteras tras el acuerdo. Sin embargo, se desconoce la cantidad exacta, si alguna, recibida por el banco producto de este arreglo. Caribbean Business ha solicitado información al gobierno en repetidas ocasiones sobre dichos fondos, pero hasta el momento los esfuerzos han sido infructuosos.

“El Banco Gubernamental de Fomento está tomando las medidas necesarias para mantener su liquidez. Ahora mismo mantenemos un balance entre liquidez y desembolsos de alta necesidad, protegidos por las órdenes ejecutivas del gobernador. Estamos conscientes que el futuro del Banco lo definirá el camino de reestructuración de deuda para el ELA que decida la junta [de control fiscal]”, reza el resto de las declaraciones emitidas por el BGF.

image_print

You must be logged in to post a comment Login