Heend logra confirmar convenio

(Suministrada)
(Suministrada)

La Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend) logró el lunes una importante victoria al reafirmar su convenio colectivo con la administración de la Universidad de Puerto Rico (UPR), tras obtenerse la autorización de la Junta de Control Fiscal (JCF), por lo que solo resta la aprobación final de la Junta de Gobierno de la institución. 

 La presidenta de la Heend, Jannell M. Santana Andino, se mostró confiada en que — contrario a dos ocasiones anteriores en el proceso de negociación—la Junta de Gobierno de la UPR apruebe el convenio dado que representa un ahorro de casi $20 millones a esta al tiempo que salvaguarda los beneficios de cerca de 4 mil unionados, que son extensivos a los demás empleados de la comunidad universitaria. 

“Esta es la tercera vez en cuatro años que luchamos por este convenio colectivo con un presidente universitario, por lo que esperamos que a la tercera sea la vencida. Ha sido un proceso extenso que ha demostrado que la Heend siempre ha estado dispuesta al diálogo y a llegar a acuerdos que beneficien a nuestra matrícula y a la Universidad”, manifestó la líder sindical. 

En dos ocasiones anteriores la Junta de Gobierno de la UPR rechazó los acuerdos convenidos entre la matrícula y el presidente de la institución, de manera que hubo que volver a negociar. En esta ocasión, solicitaron enviar el convenio para aprobación de la Junta de Supervisión Fiscal, proceso que finalizó el viernes. 

Santana Andino también recordó que la negociación ha conllevado la mediación del Negociado de Conciliación y Arbitraje y diversos secretarios del Departamento del Trabajo. En esta ocasión, se tuvo que recurrir a la intervención de La Fortaleza y de legisladores para que la administración universitaria llegara a acuerdos.  

La Heend, unión puertorriqueña establecida hace 48 años que representa a una matrícula de cerca de cuatro mil empleados de la UPR, incluso tuvo que establecer un campamento de protesta durante 13 días frente a los portones de la Mansión Ejecutiva para que sus reclamos fueran atendidos. 

“Los empleados universitarios merecen recibir ya la aprobación final del convenio colectivo, máxime cuando logramos ser lo suficientemente abiertos en el proceso para no afectar las finanzas de la institución. Emplazamos a la Junta de Gobierno de la UPR a no buscar más excusas que pongan en riesgo la paz laboral y la acreditación”, sostuvo la portavoz de la Heend.