20 de Mayo de 2019

Imparable la fuga de médicos en Puerto Rico

Por el 8 de Marzo de 2018

Si usted ha tratado de conseguir cita con un nefrólogo o neurólogo pediátrico y la próxima disponible es de aquí a tres o cuatro meses, no se sorprenda. Estas son dos de las especialidades con menos galenos disponibles en Puerto Rico.

De acuerdo con datos del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico (CMCPR), en los pasados tres años Puerto Rico ha perdido poco más de 14,000 médicos especialistas o prácticamente el 50 % de los galenos que atendía a las distintas poblaciones del país.

La tendencia viene observándose desde que comenzó la crisis económica pero se ha hecho más evidente en los pasados meses, luego del azote del huracán María, debido a que la falta de energía eléctrica ha afectado la ya frágil economía de ese sector.

Las especialidades con mayor éxodo de profesionales son cardiología, cirugía de cabeza y cuello, cirugía pediátrica, medicina deportiva y médicos generalistas. En la isla laboran tres nefrólogos pediátricos y un endocrinólogo pediátrico de 10 que había en el 2015. (iStock)

“Los costos cada día son mayores y las tarifas que pagan las aseguradoras ni se acercan a lo que deberían pagar”, reclamó el presidente del Colegio, Víctor Ramos.

La situación es tan fuerte que el Gobierno aprobó legislación hace unos meses para tratar de detener el éxodo de médicos mediante exenciones contributivas para ciertas especialidades. Sin embargo, de los cerca de 9,000 médicos que ejercen en Puerto Rico, solo el 18% solicitó el beneficio. De ese total, cerca del 10% recibió la exención. La medida permite a los médicos pagar una tasa fija de contribución sobre ingresos de 4% por los servicios ofrecidos.

La Ley 14 de 2017 solo aplica a algunas especialidades o a médicos generalistas que operan en áreas poco servidas, pero deja fuera a los galenos que proveen cuidado primario como generalistas, médicos de familia, internistas y algunos pediatras.

En los pasados días, se dio a conocer una propuesta legislativa para extender el tiempo para acogerse a la exención contributiva y, en ese proceso, el actual líder de los médicos desea que se considere además ampliarla para que a todos los galenos del país. 

De los datos revisados por este medio, las especialidades con mayor éxodo de profesionales son cardiología, cirugía de cabeza y cuello, cirugía pediátrica, medicina deportiva y médicos generalistas. En la isla laboran tres nefrólogos pediátricos y un endocrinólogo pediátrico de 10 que había en el 2015.

“Lo primero es que hay que ampliar esos incentivos para médicos primarios, como lo son los internistas, generalistas y médicos de familia, que somos los que vemos el 90% de los pacientes de reforma y los que más trabajamos en salas de emergencias”, dijo Carlos Mellado, médico generalista y asesor en La Fortaleza.

El también candidato a la presidencia del Colegio de Médicos indicó, sin embargo, que el éxodo de estos profesionales de la salud no solo se atiende con incentivos contributivos.

“Hay que trabajar lo que son las contrataciones con las aseguradoras que no quieren contratar con médicos nuevos, fiscalizar que se respete la ley de pronto pago y buscar que se establezcan tarifas justas para los médicos”, añadió.

Otro asunto importante es atender de manera justa los casos de impericia.

Mellado indicó que el Proyecto de la Cámara 1083 –el cual dispone para que los jueces, antes de ver un caso de impericia, sometan la disputa a un panel de expertos en el que debe haber médicos representados para que determinen si la demanda tiene méritos o es frívola- ya fue atendido en ambas cuerpos legislativos y se encuentra en comité de conferencia.

De ser aprobado y firmado por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, la medida dispone términos para que ese panel evalúe la reclamación en un periodo que no debe pasar de 70 días. Asimismo, establece unas fianzas que, de resultar frívola la demanda, los reclamantes tendrían que pagar.

“Esto beneficia al médico porque evita que se aumente la prima del seguro de impericia si la demanda es frívola”, explicó Mellado.

Para atender el problema de las contrataciones de médicos, Mellado indicó que eso debe ser parte de la negociación de contratos con las aseguradoras del Plan de Salud del Gobierno que realiza en este periodo la Administración de Seguros de Salud (ASES).

Lo relacionado a las tarifas es un asunto más complicado porque depende de los acuerdos y negociaciones que se puedan lograr con el Gobierno federal y el Center for Medicare and Medicaid Services (CMS) que establecen las tarifas que se pagan a los médicos de Puerto Rico bajo Medicaid y Medicare.

image_print

One Comment

  1. Abraham

    9 de Marzo de 2018 at 9:08 pm

    Victor Ramos no me representa.

You must be logged in to post a comment Login