25 de Mayo de 2022

Industria renovable exige aumento justo y equitativo en tarifa de energía

Por el 14 de Septiembre de 2016

Los miembros del sector de la energía renovable le insisten a la Comisión de Energía de Puerto Rico (PREC, por su siglas en inglés) que el aumento propuesto en la tarifa para todos los clientes de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE) obstaculizará los esfuerzos para aumentar el uso de energías renovables.

Al presente la AEE se encuentra en violación de las leyes que indican que entre 2015 y 2019 el 12% de su producción de energía debe venir de las fuentes naturales. Para 2035 ese número debe ser un 20%. La AEE enfrentaría fuertes multas si no cumpliera con los requisitos de las leyes.

“Tenemos que tener en cuenta los beneficios monetarios y no monetarios de las energías renovables”, señaló Máximo Torres, propietario de Máximo Solar Industries, a preguntas de la PREC durante una vista de aumento de tarifa celebrada recientemente en Mayagüez sobre cuánto deben pagarle los clientes de medición neta a la AEE por concepto de electricidad.

El 24 de junio la PREC aprobó un aumento uniforme para todas las clases de clientes de 1.299 centavos por kilovatio-hora (kWh), que se sumarán a la tasa base existente de consumo de energía. El aumento, que es necesario para producir $222,256.790 en ingresos, entró en vigor el 1 de agosto.

Este incremento provisional no modifica ni afecta las fórmulas para recuperar el costo de combustible y de energía adquirida. En cuanto a los clientes acogidos a la Tasa Fija de Vivienda Pública —que pagan una tarifa fija por un bloque aplicable de consumo— el incremento provisional solo se aplicará al consumo que exceda ese bloque. En el caso de los clientes de medición neta, el aumento provisional de tarifa solo aplica en su consumo neto.

Aparte del aumento en la tasa básica, PREC aprobó un cargo de compensación de tres centavos por kWh y un mecanismo de ajuste que se utilizará para pagar la deuda titulizada. El cargo aplica al consumo bruto de kWh de todos los clientes de la AEE, con dos excepciones. Para los clientes de bloque fijo de viviendas públicas, el cargo de transición solo se aplicará al consumo de kWh que exceda el bloque de uso de energía que les aplique.

A los clientes de medición neta con derechos adquiridos (grandfathered), la compensación de transición aplicará únicamente a su consumo de medición neta. Los clientes sin derechos adquiridos pagarán un cargo de transición calculado y ajustado en base al uso bruto.

Los clientes de medición neta con derechos adquiridos son aquellos (ya sea de índole residencial, no residencial o gubernamental, según se especifica) que tenían un acuerdo de medición neta con la AEE a la fecha del 16 de febrero, cuando la Ley para la Revitalización entró en vigor. Cualquier cliente que aumente la capacidad de su sistema de energía renovable hasta un límite del 20% —según lo dispuesto en la Ley para la Revitalización— dejará de ser considerado un cliente de medición neta con derechos adquiridos en el momento que se complete el aumento de la capacidad en el sistema de la AEE.

Aunque que el cargo de transición no era parte de la vista de aumento de tarifa, la imposición de los cargos significa la AEE está tratando de aumentar los precios de la electricidad en un 22% en el primer año del plan o 4.2 centavos por kWh, incrementando la tarifa de 16.5 centavos por kWh a 20.1 centavos por kWh en 2017.

La industria de la energía renovable está molesta porque los cargos cubren la energía generada por el consumidor —también conocida como generación “detrás del contador”— como energía renovable u otros medios de generación distribuida como cogeneración. Los cargos son, de hecho, en el punto central de una demanda radicada en agosto.

La industria de la energía renovable afirma que la solicitud de aumento de tarifa por parte de la AEE no considera el impacto que el aumento de tarifa tendrá en los clientes medición neta. La petición de tarifa de la AEE incluye el testimonio de Ralph Zarumba, quien dijo que los clientes sin recursos energéticos distribuidos (DER por sus siglas en inglés) están subsidiando a los clientes con DERs y que la medición neta aumentará las tarifas de los clientes no participantes.

Torres dijo que los costos pagados por los clientes de medición neta deben estar asociados con “la contribución de cada uno”. Si bien afirmó que los clientes de medición neta tienen muy poco impacto en la red eléctrica, también dijo que la mayoría de los clientes de medición neta producen su propia energía durante el día y luego usan la energía producida por la AEE a menos que tengan sus propias baterías.

En base a los planteamientos hechos en la vista, parece que PREC está considerando un proyecto de ley aparte en cuanto a la medición neta para dichos clientes.

Por otro lado, Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la UTIER, instó a la PREC a que evite imponer una tarifa específica utilizando los valores del mercado y en su lugar “sea sensible” y piense en el impacto en el desarrollo económico y la sostenibilidad de Puerto Rico. Dijo que la AEE fue creada para ser capaz de proporcionarle energía a todos al menor costo posible.

“La Comisión tiene un rol de justicia social… Aquí todo el mundo va a hablar sobre el mercado y los costos, pero nadie va a hablar de la justicia social… En vez de tarifas, habría que hablar de una política energética que esté estructurada y sea viable y factible”, dijo Figueroa Jaramillo.

image_print

You must be logged in to post a comment Login