8 de Diciembre de 2019

Inician vistas en el Senado para nueva Ley de Armas

Por el 8 de Febrero de 2018

La Comisión de Seguridad Pública del Senado de Puerto Rico comenzó hoy el proceso de vistas públicas para analizar el Proyecto del Senado 439 que crearía una nueva ley de armas de acuerdo con las decisiones de la Corte Suprema federal, validando la posesión y portación de armas como un derecho individual protegido bajo la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

La pieza propone reducir el costo de los comprobantes para las licencias a $50, eliminar el gasto de $78 correspondientes a los sellos de rentas internas para solicitar la licencia de portación, el pago del sello federativo o de pertenecer a un club de tiro, el requisito y el costo de las tres declaraciones para las licencias, el requisito de presentar la petición de portación de armas ante la fiscalía y el tribunal, el periodo de espera de 120 días para que se otorgue la licencia de armas que, con la nueva ley, se otorgaría inmediatamente una vez completada la verificación en el sistema sobre antecedentes penales. Además, establece un término no mayor de 10 días para expedir o denegar la licencia de portación de armas y eliminaría el proceso de investigación de campo que actualmente se utiliza como parte del criterio para otorgar una licencia de portación de armas.

El nuevo estatuto reduciría los costos de solicitar licencia de armas y eliminaría el requisito de pedir ante el tribunal la portación, entre otras cosas. (Suministrada)

Durante las vistas, compareció el Departamento de Seguridad Pública (DSP), cuyo secretrio, Héctor Pesquera fue excusado no sin antes enviar un memorial negativo a través de su representante, Estrella Mar Vega, en el que difiere del proyecto sobre las definiciones de “agentes autorizados y comerciante de armas”, el uso del silenciador, el uso de un sistema electrónico compartido, la reciprocidad de las licencias de los 50 estados, la eliminación de requisitos y bajo costo para adquirir las licencias de portación. Asimismo, comparecieron miembros del Negociado de la Policía de Puerto Rico (NPPR), adscrito al DSP.

Ante este informe negativo, el autor de la medida, el senador Nelson Cruz Santiago, pidió a los representantes del NPPR que evaluaran enmiendas, las sometieran y que participaran del proceso para mejorar la ley. Asimismo, el presidente de la comisión, el senador Henry Neumann, solicitó que en cinco días la Policía entregue un informe que incluya las solicitudes radicadas hasta el momento, el promedio de solicitud anual, el tiempo promedio que se toman para poder expedir certificaciones y el detalle uso de los fondos que se reciben de las multas y los pagos.

“En términos generales no hay grandes cambios adicionales [versus la ley actual], parte de esto son los costos, estos son mucho menores que en la actualidad y que en cierta manera se está discriminando con los que no tienen esa capacidad económica y también se agiliza el proceso para obtener una licencia de portación y no habría que esperar 120 días. Filosóficamente, hay agilidad, menos burocracia, menos costo. Estos son los cambios medulares, no cosméticos”, indicó Neumann.

No obstante, la postura del NSP fue firme ante los riesgos que podría conllevar una revisión como esta de la Ley de Armas.

“Esto sería bien preocupante y esto haría que la ciudadanía tome la justicia en sus manos”, indicó Vega.

Según demostró el NPPR, un estudio realizado en el 2017 por el Centro de Estudios Pew en Estados Unidos reflejó datos como los siguientes: más del 80% de los ciudadanos estadounidenses quieren aumentar los controles de compra de armas de fuego; y más de la mitad de los mismos califican la violencia armada como un problema muy grave en el país. El 89% de los consultados quiere que existan medidas para evitar que las personas con enfermedades mentales puedan comprar armas, y el 83% apoya prohibir la venta de armas a aquellos que integran las listas gubernamentales de vigilancia por actividades sospechosas o de personas que tienen prohibido viajar en aerolíneas comerciales.

Del mismo modo, los deponentes aseguraron que Puerto Rico se ha estremecido recientemente por masacres realizadas por personas utilizando armas de fuego. No obstante, el senador refutó que todos estos acontecimientos se realizaron con armas largas ilegales, que en nada tienen que ver con el proyecto que se considera.

image_print

You must be logged in to post a comment Login