5 de Julio de 2020

Insuficiente reducir en 10% las pensiones para salvar los sistemas de retiro

Por el 15 de Marzo de 2017

La reducción de un 10% en las pensiones de más de $2,000 mensuales en los Sistemas de Retiro de Maestros (SRM), del Gobierno Central y de la Judicatura, como propuso el gobernador Ricardo Rosselló en su plan fiscal, solo garantizaría el pago de un mes adicional de beneficios y pensiones en cada fideicomiso, por lo que sería insuficiente para llevarlos a una situación de solvencia.

Esto significa que, aun con este cambio, el SRM y el retiro del gobierno central se quedarían sin fondos a principios de 2018, mientras que el de la judicatura podría pagar sus beneficios hasta principios de 2019, reconocieron los administradores de los fideicomisos en una vista pública conjunta de las Comisiones de Gobierno y Hacienda del Senado, que investigan la situación de los tres sistemas de pensiones (Resoluciones del Senado 12 y 93).

El director ejecutivo del SRM, Armando Rivera, manifestó que "ninguna modificación de los beneficios de los participantes activos va a evitar una insolvencia del sistema". (Cindy Burgos/CB)

El director ejecutivo del SRM, Armando Rivera (al centro), manifestó que “ninguna modificación de los beneficios de los participantes activos va a evitar una insolvencia del sistema”. (Cindy Burgos/CB)

Lee también: [VÍDEO] Junta aprueba plan fiscal para Puerto Rico

El director ejecutivo del SRM, Armando Rivera Díaz, explicó que esa reducción de 10% en las pensiones de más de $2,000 impactaría a 10,434 maestros retirados, de los 43,068 pensionados en el sistema, que se nutre actualmente de las aportaciones de 35,209 maestros activos. En cifras, se trata de $26 millones al año que dejaría de pagar el SRM en beneficios, cuando “el sistema tiene obligaciones por $32 millones mensuales”.

Rivera Díaz dijo que solo una pensión en el sistema es de más de $6,000. Esta es la que recibe el exsecretario de Educación y exconvicto por corrupción Víctor Fajardo, que es de $6,444 mensuales. 

De otro lado, la administradora interina de los Sistemas de Retiro de los Empleados del Gobierno y la Judicatura, Natalia Palmer Cancel, estimó que la reducción del 10% afectará a 11,436 de los 122,363 retirados y beneficiarios del fideicomiso del gobierno central, lo cual representa unos $37.3 millones anuales menos en pagos de pensiones. El sistema se nutre de las aportaciones de sobre 200 empleadores —agencias, corporaciones públicas y municipios— y de 118,664 empleados públicos.

Lee también: Complacido el gobierno con certificación del plan fiscal de Rosselló

En el caso de la judicatura, serían afectados 324 de los sobre 390 pensionados, lo cual representa cerca de $4 millones anuales menos en beneficios. La mayoría —174 retirados o 45%— de los pensionados de la judicatura reciben entre $5,000 y $6,000 mensuales, y seis cobran más de $10,000 mensualmente, se indicó en la vista.

La situación de los tres sistemas ha empeorado ante el incumplimiento del propio gobierno de allegar fondos adicionales mediante leyes especiales.

Se espera que el gobierno desarrolle, de la mano de la junta de control fiscal, estrategias para subsanar las deficiencias en los sistemas de retiro durante los 30 días posteriores a la certificación del plan fiscal, que ocurrió el pasado lunes.

Entre estas estrategias se encuentra la posible conversión de los sistemas de pensiones al mecanismo “pay as you go”, mediante el cual el gobierno asume la responsabilidad de todos los fideicomisos y paga de acuerdo al dinero disponible. También esperan la realización de alianzas público privadas en diversos componentes gubernamentales, ya que la Ley 1 de 2017 estableció que parte de las ganancias se destinarán a los sistemas de retiro.

Modificar beneficios al retiro de maestros no evitará su insolvencia

La precariedad del SRM es tal que, “ninguna modificación de los beneficios de los participantes activos va a evitar la insolvencia del sistema. Aunque se eliminen todos los beneficios de pensión para los participantes activos, el SRM se quedará sin activos para el año fiscal 2019”, reconoció Rivera Díaz.

Si el gobierno, mediante el fondo general, no inyecta dinero suficiente —entre “$400 a $500 millones” anuales— para subsanar el déficit del pago de pensiones del SRM antes de 2019, “los pensionados se exponen a un recorte de hasta 45% de sus beneficios”. Esto sería “desastroso para los maestros”, declaró el director ejecutivo del SRM.

El funcionario destacó que, desde que se creó el sistema en 1917, no se le permitió “madurar”, pues se inició inmediatamente con el pago de pensiones.

La falta de una proporción entre la aportación de los empleados y las pensiones que reciben, las deudas del gobierno con el sistema, el alza en expectativa de vida y el hecho de que la cantidad de pensionados supera a los maestros activos aportando al fideicomiso han empeorado la situación del SRM.

“El plan del gobernador para el SRM lo dirá más adelante, pero él va a cumplir su compromiso de pagar las pensiones”, manifestó Rivera Díaz.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Hacienda del Senado, Migdalia Padilla, indicó que la información provista por deponentes es suficiente para determinar cómo mejorar la situación de los sistemas, sea mediante legislación o a través de órdenes ejecutivas.

La senadora espera que parte de las deudas del gobierno con los sistemas sea incluida en el presupuesto, el cual iniciará a evaluar a partir del 30 de abril. Esa es la fecha límite provista por la junta de control fiscal al gobierno para la entrega del presupuesto.

image_print

You must be logged in to post a comment Login