29 de Octubre de 2020

Investigación de cannabis podría ser medida de ingreso para la UPR

Por el 30 de Enero de 2017

En momentos en que la Universidad de Puerto Rico (UPR) se enfrenta a posibles recortes en asignaciones de fondos gubernamentales, adentrarse a varios sectores de la industria del cannabis medicinal podría representar una medida de crecimiento económico, tanto para la institución como para el país. De hecho, esta fue una de las opciones presentadas por los representantes estudiantiles en la reunión que transcurrió la semana pasada en La Fortaleza.

La propuesta es una abarcadora que implicaría la inmersión de la UPR en varios aspectos de la industria del cannabis, desde una agencia certificadora hasta la investigación de nuevos productos. Salvatore Casale, director de la Oficina de Transferencia de Tecnología (OTT) de la UPR, planteó que Puerto Rico se encuentra en el momento idóneo para adentrarse en dicha industria debido al gran potencial de desarrollo que tiene.

Lee también: Discuten medidas de ingresos y posibles aumentos en la UPR

Una de las opciones a considerar es que la UPR se convierta en distribuidor de cannabis para otras instituciones académicas. Para que una institución académica y de investigación pueda hacer experimentos con cannabis, la planta debe ser adquirida por una institución certificada por el Instituto Nacional de Drogadicción (NIDA, en inglés). Actualmente, la Universidad de Mississippi es la única institución que goza de esta certificación. De la UPR conseguir la certificación, podría significar una buena oportunidad para generar ingresos.

Por otro lado, la UPR también podría adentrarse en la investigación y desarrollo de productos con enfoques terapéuticos. Igualmente, otra opción mencionada por Casale es que la universidad sirva como un ente independiente de control de calidad o “independent certifying entity”. Esto implicaría que la UPR entraría a “evaluar y certificar todo el cannabis que se venda para propósitos medicinales”, indicó Casale.

Para el director de OTT, esto no sería solo una propuesta científica sino una empresarial ya que se sugiere que el programa se sustente con un porciento del recaudo de impuesto que alleguen al gobierno gracias a la venta de cannabis medicinal. Esto quiere decir que sería el mismo sector privado que quiere participar de esta industria el que costearía la certificación.

Además, la certificación perseguiría que los consumidores de cannabis medicinal tengan una mayor confianza en la calidad y efectividad de su producto ya que la UPR verificaría, no solo la calidad del producto sino que se aseguraría de que el fármaco sea el compuesto indicado para cada condición que diga tratar.

Lee también: Universitarios comunican inquietudes sobre medidas fiscales a La Fortaleza

“Esto no es solo un proyecto universitario, es un proyecto de país. La innovación académica es esencial para una transformación de una economía de manufactura a una economía de conocimiento”, sentenció Salvatore Casale quien planteó además que esto puede generar un “ecosistema” de producción de propiedad intelectual. Igualmente, hizo hincapié en que tanto el edificio de Ciencias Moleculares como el Centro Comprensivo de Cáncer, entre otros, representan grandes inversiones que ya se hicieron y que tienen mucho potencial de innovación.

Cabe señalar que la propuesta de que la UPR se adentre a la industria del cannabis no es una nueva. Ya hay un borrador del reglamento para el manejo interno preparado por la Vicepresidencia de Investigación e Innovación. Asimismo, el cuatrienio pasado se llevaron a cabo reuniones interagenciales en las que participaron la UPR, el Departamento de Salud y la Policía.

Mientras tanto, Casale entiende que el debate de la marihuana recreativa  es una discusión distinta y que le toca al país resolver. No obstante, considera que tanto la economía como la sociedad se beneficiarían de los avances con “enfoque  salubrista” que pueden surgir de la UPR.

image_print

You must be logged in to post a comment Login