17 de Septiembre de 2019

Jaresko ofrece detalles de acuerdos de reestructuración de deuda a Contratistas Generales

Por el 23 de Agosto de 2019

Directora ejecutiva de la Junta de Supervisión fiscal, Natalie Jaresko. (Suministrada)

Twitter: @Limarys_Suarez

La directora ejecutiva de la junta de control fiscal, Natalie Jaresko insistió en la importancia de completar acuerdos con los bonistas de Puerto Rico fuera de los tribunales a fin de lograr que se abran nuevamente los mercados de capital, llegue el desarrollo económico para el País y finalice la presencia del ente fiscal en la Isla.

Las expresiones de Jaresko surgieron esta tarde como parte de un conversatorio que tuvo la directora de la Junta con los miembros de la Asociación de Contratistas Generales de América, Capítulo de Puerto Rico en el Hotel Wyndham Grand Rio Mar en Río Grande.

“Tenemos que superar la quiebra lo más pronto posible. Hemos estado trabajando arduamente para resolver este reto y les puedo decir literalmente que estamos a semanas de alcanzarlo”, vaticinó Jaresko.

La Junta de Supervisión Fiscal se apresta a presentar un plan de ajuste de $35,000 millones relacionado con la deuda de Puerto Rico y un plan de ajuste de $50,000 millones en las pensiones.

“Esto es un hito, un plan que logra un acuerdo más allá de lo que tenemos hoy día, que una vez sea aprobado por el Tribunal Federal, sacará a Puerto Rico de la quiebra. Nosotros firmamos acuerdos ya con retirados, con ciudadanos civiles activos y con un grupo clave de bonistas que están dispuestos a hacer lo necesario para cerrar éste capítulo de la historia de Puerto Rico”, detalló Jaresko.

“Los jubilados han sido maltratados durante décadas ya que el Fondo de Retiro necesario para financiar sus beneficios fue subfinanciado y eventualmente llegó a la bancarrota. Nuestro acuerdo asegura que eso no vuelva a suceder pues establece un Fideicomiso de Reserva de las pensiones independiente para garantizar que los beneficios de PayGo se puedan pagar independientemente de la situación económica o política futura”, agregó.

Jaresko especificó que el Comité de Retirados acordó un recorte moderado que aplicará sólo para aquellos que tengan una pensión de más de $1,200 al mes, lo que representa un 40% de los retirados.

Mientras, un grupo de bonistas aceptó un recorte combinado que representa más de un 60% en el total de los pasivos del gobierno de Puerto Rico, lo que se traducirá en un recorte de $35,000 millones a $12,000 millones.

“El acuerdo garantiza que la deuda de Puerto Rico sea sostenible en el futuro y que los pagos, incluído COFINA (Corporación del Fondo de Interés Apremiante) nunca superen los $1,500 millones por año o el 9% de los ingresos propios del estado.

“Esos acuerdos son el resultado de años de duras negociaciones, litigios, una auditoría de la deuda que busca invalidar parte de la deuda de GO y una gran consideración en cuanto a lo que es mejor para el pueblo de Puerto Rico. Creo firmemente que es un buen plan, el mejor plan dada la situación difícil de Puerto Rico”, dijo.

Durante su presentación, que se extendió por poco más de media hora, Jaresko tocó el tema de la Reforma Laboral que impulsó el exgobernador Ricardo Rosselló Nevares y dijo que aunque se lograron cambios aún así “el mercado laboral privado continúa sobreregulado, confuso y costoso”.

“La Legislatura no ha acordado aplicar las mismas reglas de empleo que existen en 49 de los 50 estados y es una pena ya que el mejor momento para implementar este tipo de reformas laborales es cuando crecen las oportunidades de empleo, en vez de hacerlo más tarde cuando la economía se desacelera después de los estímulos de los fondos federales para desastres (por el huracán María)”, indicó.

Asimismo habló de la importancia de acuerdo de reestructuración alcanzado en la Autoridad de Energía Eléctrica que recortó la deuda en un 30%.

Sin embargo, para Jaresko sigue siendo un reto los fondos federales para reconstruir el sistema de transmisión y distribución de la AEE.
Con relación a los proyectos críticos, Jaresko le sugirió a los contratistas a presentarle a la Junta propuestas para la reparación de carreteras, transportación, acueductos, residencias de bajo costo y otras infraestructuras.

La directora ejecutiva de la Junta anunció que asistiría hoy mismo a la inauguración de un proyecto aprobado por el ente fiscal de $5.3 millones que consistió en la expansión del vertedero de Fajardo que sirve a toda la zona noreste del país. La expansión permitirá la generación de cuatro megavatios mediante la conversión de gas a energía.

“Los ingenieros estimaron que el espacio para disponer la basura solo está disponible por tres años más y esta expansión representa 20 años adicionales aproximadamente de capacidad operacional para esta infraestructura tan crítica”, detalló al tiempo que sugirió que hay que diversificar la generación de energía para atajar la crisis del manejo de desperdicios sólidos en la Isla.

“La Junta de Supervisión Fiscal no es la Junta del desarrollo económico de Puerto Rico, pero yo, al igual que los miembros de la junta estamos profundamente comprometidos para ayudar a encontrar el camino correcto en favor de Puerto Rico. No podemos ser efectivos sin su ayuda. Quiero ese diálogo y me parece que Puerto Rico necesita ese diálogo porque necesitamos trabajar para lograr el desarrollo económico”, concluyó Jaresko

image_print