20 de Enero de 2022

‘Jill, no Hill’

Por el 4 de Agosto de 2016

FILADELFIA, Pennsylvania, EE.UU.— Cuando la Dra. Jill Stein, la presunta candidata presidencial del Partido Verde de los Estados Unidos, apareció en el Wells Fargo Center, rápidamente llamó mucha atención.

“Esta no es tu convención—¡vete al ca****!”, gritó una persona mientras Stein se tomaba selfies y hacía saludos.

“Pienso que debemos revocar Promesa”, vociferó Stein mientras los coros de “Jill, no Hill” cobraban fuerza.

Jill es la presunta candidata presidencial del Partido Verde (Drew Angerer / Getty Images)

Jill es la presunta candidata presidencial del Partido Verde (Drew Angerer / Getty Images)

“Es tiempo que les otorguemos la dignidad de un rescate y una opción completa para su futuro…ya sea que deseen la estadidad o prefieran separarse, debemos respetar el pueblo de Puerto Rico”, añadió luego que un reportero de este medio le pidió un mensaje breve sobre la situación actual de Puerto Rico.

Stein concluyó que el intercambio corto diciendo que a la Isla le han “explotado su riqueza, labor y recursos como colonia”. Docenas de cámaras, medios y mucha más gente llegaron al sitio poco después.

Muchos delegados, tanto de Hillary Clinton como de Bernie Sanders, quedaron consternados por su aparición espontánea en la convención del Comité Nacional Demócrata (CDN)—preocupados que su postura respecto a la Isla pudiera extenderse a los acreedores de Puerto Rico, políticos estadounidenses y oficiales del gobierno federal.

No es la primera vez que Stein haya comentado sobre las situaciones política y fiscal de Puerto Rico.

Hace dos meces, tuiteó que “Puerto Rico ha dado tanto por nosotros. Tenemos que dar a cambio. Estoy en desacuerdo con Trump, debemos darle a Puerto Rico la protección por quiebra que tienen los estados”.

En otro tuit dijo, “Nosotros tenemos que liberar a Puerto Rico de la servidumbre por contrato y crear una economía de trabajo no edificada en deuda, sino en trabajos Verdes y auto-determinación”.

 

“Debemos darle a Puerto Rico la protección

por quiebra que tienen los estados.”

 

Después de la aprobación de la Ley de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (Promesa, por sus siglas en inglés), Stein emitió un comunicado diciendo que eran “buenas noticias para los fondos de cobertura y otros depredadores financieros, pero malas noticias para Puerto Rico y sus residentes empobrecidos”.

En la declaración añadió que la ley federal provee muy poco poder en una junta fiscal costal, a costa de recortes de fondos a la educación, cuidado de salud y pensiones.

Una médica diplomada con dos grados de Harvard University, ella estaría haciendo se segunda carrera consecutiva por la presidencia de los Estados Unidos bajo el Partido Verde, “un partido político independiente que está conectado a movimientos sociales de EE.UU., y es parte del movimiento Verde global”, según su sitio web, www.gp.org.

 

Atrayendo partidarios de Bernie descontentos

Mayormente asociado con el conocido activista de consumidores Ralph Nader, un candidato presidencial de cinco ocasiones quien corrió dos veces bajo el manto Verde, el partido también es visto como uno izquierdista y anti-establecimiento que apela principalmente a los jóvenes y liberales que se sienten desconectados con el Partido Demócrata.

La presunta candidata presidencial Verde declaró que P.R. debe tener dominio propio (Scott Olson / Getty Images)

La presunta candidata presidencial Verde declaró que P.R. debe tener dominio propio (Scott Olson / Getty Images)

Por años los Verdes han empujado por establecerse como una tercera opción legítima en el sistema político estadounidense, mientras rehúyen apoyo financiero de Wall Street o cualquier corporación. Disuadido parcialmente por la división interina y su penetración débil, la baja respuesta de los votantes desde su concepción en 1984 los ha mantenido fuera de la corriente principal.

El 1 de agosto la doctora anunció en Twitter que nombró a Ajamu Baraka, activista de derechos humanos, como su compañero de fórmula bajo la candidatura alternativa del Partido Verde para las elecciones del 2016.

El partido celebrará su convención nacional en Houston este fin de semana, desde el 4 hasta el 7 de agosto, donde se espera que Stein sea oficialmente nominada como su candidata presidencial.

Durante su apariencia breve dentro de la convención del CND, incitó todo tipo de reacciones—entusiasmo de muchos seguidores de Sanders quienes siempre se han sentido conectados con la “populista izquierdista progresiva”, como comúnmente la describen; con escándalo de muchos otros quienes sentían que había cruzado la línea.

Para Stein y compañía, recoger los pasados seguidores de Sanders quienes se sintieron traicionados por su apoyo a Clinton parece ser una prioridad, como lo ha demostrado no solo presenciándose en el Wells Fargo Center, sino en otros eventos conmemorados a lo largo de la ciudad durante la congregación demócrata de cuatro días.

Lo que es más, en lugar de quizás aspirar más allá, los Verdes están orgullos de los pequeños golpes que han logrado registrar en el camino en el nivel local, asistidos por un fuerte enfoque de base.

Por su parte, los demócratas argumentan que no incorporar los votos de Sanders solamente beneficiaría los prospectos para el candidato presidencial del Partido Republicano, Donald Trump. Esto sumaría aun otro punto en la agenda de Clinton en sus intentos de ganar la mayoría de los votos posibles para enfrentar lo que perfila para ser una elección difícil.

En cuanto a sus comentarios sobre Puerto Rico, Stein se une a la lista de detractores de Promesa y su junta fiscal, la cual se espera efectuar en poco más de un mes.

 

image_print

You must be logged in to post a comment Login