20 de Septiembre de 2018

Junta de control fiscal logra acuerdo con bonistas de Cofina

Por el 8 de Agosto de 2018
image_pdfimage_print

La junta de control fiscal y el Gobierno de Puerto Rico anunciaron el miércoles que han llegado a un acuerdo con los bonistas Senior y Junior de Cofina y las aseguradoras “monoline” sobre el trato económico a los bonistas de Cofina y sobre los términos de los nuevos bonos de Cofina.

La junta de control fiscal espera que este acuerdo lleve a un plan de ajuste consensual para Cofina, y esto representa un paso significativo hacia resolver la crisis de deuda de Puerto Rico.

“Nuestro objetivo ha sido poder lograr un acuerdo de reestructuración de deuda con todos los representantes de Cofina, consistente con el acuerdo en principio al cual llegaron los agentes para Cofina y el Gobierno de Puerto Rico, cuyos términos fueron anunciados el 7 de junio de 2018, y entendemos que este acuerdo honra ese objetivo”, dijo Natalie Jaresko, la directora ejecutiva de la Junta en declaraciones escritas.

“Más aún, este acuerdo consensual con todos los bonistas de Cofina comprueba el compromiso de la Junta y el Gobierno de concretar acuerdos consensuales sobre la deuda de Puerto Rico cuando sea posible. Queremos agradecer a los jueces mediadores asignados cuyo trabajo incansable fue esencial para la negociación constructiva que tuvimos con los bonistas de Cofina, así como al Grupo Ad Hoc de Bonistas Senior, aseguradoras ‘monolines’ y otros bonistas, quienes jugaron un rol importante para definir un plan consensual aceptable”, añadió.

Nueva política requerirá que ciertas órdenes del gobierno sean aprobadas por la junta fiscal

El acuerdo provee para una reducción de más de 32 por ciento en la deuda de Cofina, logra aproximadamente $17,500 millones en ahorros en el servicio de deuda para Puerto Rico, evita litigios costosos que consumen mucho tiempo, permite que los bonistas individuales locales en Puerto Rico reciban una recuperación significativa, y provee flexibilidad al Gobierno de Puerto Rico en el manejo de su refinanciamiento de deuda futuro, mientras evita préstamos de liquidez que contribuyeron a la crisis actual.

“Le damos la bienvenida a este acuerdo, el cual representa un gran paso adelante hacia lograr los mandatos de Promesa y para continuar reestructurando responsablemente la deuda de Puerto Rico de forma sostenible”, añadió Jaresko.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares expresó que “desde nuestra campaña electoral hemos sido firme en que la deuda de Puerto Rico tiene que reducirse en términos que podamos pagarla ante el efecto de decisiones equivocadas del pasado. De igual forma, hemos expuesto la política pública de lograr acuerdos consensuales con nuestros acreedores que no afecten los servicios del Gobierno a los más vulnerables”.

“Este acuerdo representa un gran avance en la reestructuración de la deuda de la Isla y confirma una vez más la credibilidad de nuestra gestión. El mismo se une a los acuerdos que ya hemos alcanzado con los bonistas del Banco Gubernamental de Fomento y con los de la Autoridad de Energía Eléctrica y demuestra que estamos reestableciendo la confianza en Puerto Rico. Además, estos acuerdos son un paso importante para recuperar el acceso a los mercados de capital”, sentenció el primer mandatario.

Por su parte, Christian Sobrino Vega, director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (Aafaf), informó que este acuerdo le brindará al Gobierno de Puerto Rico acceso a $425 millones anuales, en promedio, por los próximos 40 años.

Swain asegura Promesa proporciona una estructura inusual para compartir el poder

“Este acuerdo en principio con los bonistas de Cofina adelanta los mejores intereses de todas las partes envueltas, incluyendo el Gobierno de Puerto Rico y los bonistas locales. Con este entendido en principio, se evitan gastos de litigios y se asegura que el Gobierno cuente con los fondos necesarios para continuar brindando servicios a la ciudadanía”, señaló el licenciado Sobrino Vega.

Los nuevos valores de Cofina propuestos por la junta de control fiscal respetan todos los términos de propiedad en principio del acuerdo de conciliación.

El flujo de efectivo de la base del impuesto sobre las ventas comprometido del 53.65% hasta e incluyendo el año 2058 (40 años) se asigna por completo a los nuevos bonos de Cofina.

El efectivo del Mellon Bank of New York de todo el año fiscal anterior al 2019, se asigna a Cofina y los depósitos posteriores se dividen de acuerdo con la liquidación en porcentajes divididos en principio sobre el acuerdo de conciliación.

Todos los tenedores de bonos actuales de Cofina reciben un nuevo bono Senior de retención asegurado, garantizado por el 5.50% del impuesto sobre ventas y uso. No se emitirá ninguna deuda de paridad aparte de los bonos de refinanciamiento que producen ahorros en el servicio de la deuda cada año para Cofina.

De acuerdo con Promesa, la junta de control fiscal también busca crear un acceso al mercado a largo plazo para el gobierno de Puerto Rico con un gravamen subordinado ampliado.

– Eva Lloréns contribuyó a esta nota

You must be logged in to post a comment Login