26 de Febrero de 2020

Junta de Control Fiscal podría generar incidentes de terrorismo en Puerto Rico

Por el 22 de Junio de 2016

La imposición de una Junta de Control Fiscal sobre Puerto Rico podría generar eventos de terrorismo doméstico o político en la isla, una situación que mantiene alerta a las autoridades.

La Policía de Puerto Rico, el Departamento de Seguridad Nacional y el Centro de Fusión de Puerto Rico, entidad a cargo de recopilar y difundir información entre autoridades federales y estatales sobre amenazas, están preocupadas sobre las repercusiones del “delicado estado político” en Puerto Rico, según un oficial de alto rango.

(iStock)

(iStock)

El director del Centro de Fusión, Francisco Mari, dijo que lo los incidentes de terrorismo doméstico ya han comenzado. Recientemente, un hombre disparó en varias ocasiones a los predios de La Fortaleza antes de suicidarse, por razones aún desconocidas.

El pasado fin de semana, un simpatizante de la independencia lanzó bombas Molotov a una fábrica en Salinas, hiriendo a un policía. Mari indicó que la empresa era una empacadora de frutas y que tenían fertilizantes en su interior, que pueden causar daño.

Más recientemente, las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA) recibieron amenazas de muerte a través de las redes sociales, asegurando que dispararían a oficiales.

“Tenemos una situación política que es bien delicada ahora mismo por la Junta de Control Fiscal… Esperamos que estos incidentes se agudicen”, expuso Mari quien hizo alusión a la reciente matanza en una discoteca gay en Orlando, Florida, que dejó el saldo de 49 personas muertas, entre ellos 23 puertorriqueños.

Mari sostuvo que actualmente cuenta con 27 agentes en el Federal Law Enforcement Training Center que están siendo certificados en cómo lidear con “pistoleros activos” y diez otros en entrenamiento para convertirse en instructores con el fin de educar al sector privado y a la policía local y municipal en estas situaciones.

Dijo además que de haber estado presente tres a cinco individuos con ese entrenamiento en la discoteca en Orlando, se hubiesen registrado menor cantidad de víctimas.

“Nadie está realmente preparado pero estamos siendo entrenados en cómo bregar con esas escenas… El problema no es qué vamos a hacer cuando lleguemos a la escena, el problema es qué va a hacer la gente que esté adentro de ese centro comercial o esa escuela y esa es la base de nuestro entrenamiento… Nunca vamos a estar listos pero tenemos que estar entrenados”, acotó el oficial.

El Centro de Fusión está colocando letreros en diferentes localidades explicando a la ciudadanía los pasos a seguir en caso de confrontar un pistolero activo. El primer paso es correr y salir del establecimiento. De no ser eso posible, la persona debe esconderse y tratar de contactar a la policía. Si eso resulta imposible, la tercera opción es intentar enfrentar al atacante.

Mari indicó que su oficina también provee entrenamiento y cuenta con sobre 200 personas capacitadas en lo que se conoce como reporte de actividad sospechosa. El Centro de Fusión ha sostenido conversaciones sobre el tema con oficiales del sector bancario, los puertos, hospitales y de la industria hotelera, para entrenar su personal de seguridad.

Ejemplos de actividades sospechosas pueden ser un huésped de hotel que se queda en la misma habitación cada vez que llega a un hotel en específico pero recibe numerosas visitas en su cuarto. En un hospital, una actividad sospechosa podría ser una persona herida que se niega a proveer información personal.

“Tenemos que siempre seguir las políticas porque tiene consecuencias, ya sean positivas o negativas, sobre los agentes de ley y orden”, concluyó Mari.

image_print

You must be logged in to post a comment Login