23 de Octubre de 2019

Junta fiscal aprueba su plan fiscal para la UPR

Por el 5 de Junio de 2019

La junta de control fiscal certificó el miércoles su propia versión del plan fiscal para la Universidad de Puerto Rico (UPR), luego de que hace poco más de un mes les notificara que su propuesta no cumplía con los requisitos impuestos.

La directora ejecutiva de la junta, Natalie Jaresko hizo el anuncio durante una mesa redonda en la que además discutió la necesidad de que el primer centro docente del país restructure su deuda, acción que detalló ya está en manos de la Autoridad de Agencia Fiscal y Administración (Aafaf).

Al hablar sobre el plan fiscal, que aún no ha hecho público, Jaresko afirmó que el ente federal que fiscaliza las finanzas públicas de Puerto Rico entiende el valor e importancia de la UPR, sin embargo, ante la precaria situación fiscal del gobierno, debe diversificar su ingresos.

Se espera que el documento esté disponible al público al final del día.

“Estamos en un mundo de recursos escasos. Puerto Rico tiene muchos retos y pocos recursos. Históricamente la UPR ha recibido un porciento fijo del presupuesto de gobierno para sostener sus gastos, que en los últimos años totalizan $879 millones. Pero todos estamos obligados a tomar decisiones duras sobre como balanceamos el uso de esos escasos recursos. Así mismo se tiene que hacer una reducción en las asignaciones a la UPR”, dijo Jaresko.

Para Jaresko, las fuentes de ingresos de la UPR deben parecerse a las de las universidades en Estados Unidos. En ese sentido presentó una tabla para demostrar que los presupuestos de la universidades públicas en EE.UU. reciben un promedio de 27% en asignaciones estatales, 18% proviene de la matrícula y 46% de propuestas, contratos, retornos de inversión y otras formas de ingreso.

Aunque Jaresko plantea que la UPR necesita mirar nuevas formas de obtener fondos más allá de las matrículas, sostuvo que el costo de matrícula debe aumentar, incluyendo a los estudiantes graduados. Por ejemplo, la carta de “no-cumplimiento” indicaba que la Maestría en Administración de Empresas (MBA) debía aumentar $10 el crédito así como los créditos para el Juris Doctor se queda corto por $137.

Para ayudar a mitigar el impacto del aumento en la matrícula de los estudiantes más pobres, la junta de control fiscal incluyó en el presupuesto de la UPR unos $280 millones para becas. Jaresko indicó que recibirán exención de matrícula solo a veteranos, asistentes de maestros y estudiantes de honor. Destacó que aunque el plan fiscal establece la eliminación de las exenciones, ello se realizará de forma proactiva.

El plan fiscal, dijo Jaresko, se basa en estudiantes, profesores, campus y pensiones como pilares, y destaca que, en el caso del segundo, la proporción de estudiantes por profesorado debe mejorar.

“Con el fin de mantener el nivel más alto de calidad de instrucción, el plan fiscal de la UPR permite aumentos de la facultad del 3 % por año. “La facultad tampoco está sujeta al mismo tipo de reducción de beneficios que afecta a otras categorías de empleados del UPR”, dijo Jaresko.

En cuanto al sistema de jubilación de la UPR, la directora de la junta fiscal advirtió que no implementar la reforma de pensiones contenidas en el plan fiscal conduciría a una “decisión difícil para la UPR, como aumentar aun más la matrícula, y dejaría al fondo de pensiones en una posición similar a la del Sistema de Retiro de Empleados de Puerto Rico (SRE), que no está financiado”.

Jaresko explicó que el sistema de pensiones de la UPR “se está moviendo hacia un plan de contribución definida, como SRE, que es lo mismo que sugerimos en el plan fiscal para el plan de pensiones de maestros y jueces”.

Jaresko también señaló que a pesar de celebrar reuniones mensuales con un equipo universitario para analizar sus finanzas, la junta fiscal no estaba recibiendo toda la información financiera que necesita.

“No están produciendo todos los informes financieros que se supone que deben entregar, por lo que no tengo tanto como el que tengo para otras entidades o instrumentos territoriales”, dijo.

El presidente de la Junta de Gobierno de la UPR, Walter Alomar, reiteró que la administración de la universidad ha demostrado su compromiso con la implementación de ajustes fiscales, lo que conlleva a ahorros más altos de lo esperado, además de producir planes fiscales que satisfacen las necesidades de la institución y que la información relevante se presentó a la junta fiscal.

“Hemos presentado tres estados financieros auditados, incluido el del [año fiscal] 2017-18, que demuestra la transparencia en nuestras finanzas y el cumplimiento con las agencias de acreditación de la educación”, dijo Alomar.

image_print

You must be logged in to post a comment Login