12 de Diciembre de 2019

La AEE en 2017 después de Donahue

Por el 16 de Febrero de 2017

Cuando el gobierno de Alejandro García Padilla contrata a AlixPartners para reparar la maltrecha Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), desde el principio el plan era reestructurar la deuda de $9,000 millones de la corporación pública fuera de la restante deuda pública de $72,000 millones de la isla —“un paso en falso en el tramo más grande y Puerto Rico se apaga”, explicó un experto que diseñó la estrategia de la AEE. A continuación, una hoja de ruta de los hitos, las negociaciones y el estado del acuerdo de la AEE tal como se encuentra en Puerto Rico en el año 2017 D.D. —después de Donahue.

(Erika Rodríguez/Getty Images)

(Erika Rodríguez/Getty Images)

Sé indulgente conmigo (agosto de 2014)

Sin efectivo y encarando una crisis de liquidez, la AEE firma un acuerdo de indulgencia con los prestamistas, lo que impide cobrar a casi $700 millones en préstamos pendientes; el acuerdo compra el tiempo necesario para tratar de llegar a un acuerdo con varios grupos de acreedores y bancos. Bajo Alix, el acuerdo de indulgencia fue extendido o enmendado unas 14 veces.

Estás contratado (septiembre de 2014)

La firma AlixPartners es contratada por la administración García Padilla para transformar a la AEE y reestructurar su deuda de unos $9,000 millones. Donahue es contratada como principal oficial de reestructuración (CRO por sus siglas en inglés) de la AEE. Sus brigadas de reestructuración entran en la lucha de la AEE, descubriendo que las contribuciones en lugar de impuestos le cuestan a la corporación pública $757.7 millones por cobrar del gobierno.

Suena como un plan (diciembre de 2014)

De acuerdo a las estipulaciones del acuerdo de indulgencia original con los tenedores de bonos de la AEE, Alix brinda un plan de negocios de cinco años que recomienda reemplazar las unidades de generación de energía obsoletas con nuevas unidades a un costo estimado de $3,500 millones.

Lee también: La vida después de Lisa Donahue

Cuando “offshore” es malo

Por lo general, en el deporte del surf, “offshore” es algo bueno —como el viento que viene de mar afuera y ayuda a crear a condiciones óptimas. No es así en la reforma de la infraestructura de la AEE, por lo que el Aguirre Offshore Natural GasPort (el terminal marítimo de gas natural) se convierte en manzana de la discordia. El plan de negocios de la AEE, que sugiere que la instalación debe construirse a un costo de $481 millones, se enfrenta a la resistencia de los analistas que opinan que el proyecto solo es viable a un costo de $200 millones.

“Yo te lo presto” (julio de 2015)

En julio de 2015 la AEE paga a los acreedores $415 millones de sus bonos de ingresos de energía utilizando $153 millones en efectivo del fondo general. Luego, para proporcionar liquidez para capital de trabajo, las compañías que aseguraron los bonos de ingresos de energía de la AEE acordaron comprar $128 millones en pagarés a corto plazo que se debían pagar en su totalidad el 15 de diciembre de 2015. En resumen, la AEE estableció acuerdos similares durante los próximos dos años.

Nacido en el RSA (noviembre de 2015)

La AEE firma el acuerdo de apoyo a la reestructuración (RSA por sus siglas en inglés) con el Grupo Ad Hoc de tenedores de bonos. El RSA formaliza los acuerdos económicos previamente anunciados entre la AEE, el Grupo Ad Hoc y los prestamistas de líneas de combustible. Las aseguradoras de emisiones de valores se incorporan al RSA en diciembre de 2015. El RSA se extiende siete veces.

Gracias, pero no gracias (diciembre de 2015)

El Grupo Ad Hoc de tenedores de bonos de la AEE, que incluye inversionistas tradicionales de bonos municipales y fondos de cobertura, presenta su propio plan de $2,000 millones para la renovación de la corporación pública. Donahue rechaza la oferta —la CRO de la AEE podría haber citado de un clásico del Rhythm & Blues del 1970: “Too much, too little, too late” (Muchísimo, demasiado poco y demasiado tarde).

Hasta luego, adiós, chau (febrero 2017)

La administración de Ricardo Rosselló anuncia que la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico estará a cargo de las negociaciones de la AEE junto a los consejeros financieros Rothschilds. Quienes conocen sobre las negociaciones asumen que AlixPartners seguirá participando mientras el RSA —que se extendió hasta el 31 de marzo— siga vigente. Sin embargo, puesto que la extensión de Alix expiraba el 15 de febrero de 2017, Donahue envió una carta al gobierno en la que declara que la firma a la que ella dirige no presentará una propuesta de extensión de contrato.

 

Eva Lloréns Vélez y Rosario Fajardo contribuyeron a la investigación.

image_print

You must be logged in to post a comment Login