22 de Noviembre de 2019

La economía de Puerto Rico se mantiene dando señales mixtas

Por el 21 de Agosto de 2019

(TeroVesalainen/Pixabay)

Por José Alvarado Vega

La economía de Puerto Rico está dando señales mixtas, según se desprende de los datos más recientes publicados por las distintas agencias de gobierno.

Las estadísticas del Departamento del Trabajo, por ejemplo, muestran la continuación de un mercado laboral aparentemente en auge y un turismo en crecimiento, mientras que se evidencia una reducción en algunos sectores importantes de las ventas al detal y menos empleos en áreas como trabajos de oficinas y relacionados con la salud, así como la construcción.

De acuerdo a la Encuesta del Grupo Trabajador, que se realiza mediante visitas a una muestra de hogares, la tasa de desempleo en la isla alcanzó un nivel históricamente bajo de 8.1 por ciento en julio de 2019, lo que significa una caída de 0.7 puntos porcentuales en comparación con el 8.8 por ciento registrado el mismo mes el año pasado. La tasa de desempleo en junio se situó en el 8,4 por ciento.

Se estima que Puerto Rico tenía unas 88.000 personas desempleadas en julio, 8.000 menos que los 96.000 desempleados el mismo mes del 2018.

La mitad de las personas desempleadas en julio habían estado sin trabajo durante cinco semanas o menos, mientras que el 19 por ciento había estado desempleada durante 15 semanas o más, según la encuesta. Alrededor del 44 por ciento de los encuestados dijeron que fueron despedidos y no esperan que los llamen de nuevo al trabajo, mientras que otro 14 por ciento dijo que había completado un empleo temporal.

El número estimado de trabajadores en la isla alcanzó los 998.000, lo que supuso un aumento de 2.000 personas, o menos del 1 por ciento, en comparación con los 996.000 empleados el mismo mes del año pasado, según la encuesta. La cifra de empleo de julio representa un aumento de 8.000 en comparación con los 990.000 empleados de junio.

La tasa de participación laboral fue del 41,7 por ciento en julio, aumentando 0,6 puntos porcentuales en comparación con el 41,1 por ciento del mismo mes del año anterior, pero una caída de 0,2 puntos porcentuales en comparación con el 41,9 por ciento de junio. En una cifra relacionada, la fuerza laboral de la isla se situó en casi 1,1 millones en julio, un aumento de 5.000 en comparación con la cifra de junio, pero 6.000 menos que en julio de 2018.

El número de personas mayores de 16 años, en las que se basa la encuesta, disminuyó en 41.000, o 1,5 por ciento. Este sector de la población cayó de 2,68 millones en julio de 2018 a 2,64 millones en julio de este año.

Los economistas hay llamado la atención sobre mirar con cautela las comparaciones con el año 2018 debido a que en ese momento todavía el país se encontraba en proceso de recuperación y muchos sectores no estaban activos en su totalidad tras el huracán María.

Los empleos relacionados con las ventas, así como el empleo gerenciaal y profesional, que incluye a los maestros, crecieron un 23 por ciento entre julio de 2018 y julio de 2019. El número de personas empleadas como operadores de máquinas, ensambladores e inspectores aumentó un 12 por ciento durante el mismo período.

Por otro lado, el número de personas que ocupaban puestos de trabajo de oficina y de apoyo a la gestión, que incluyen trabajo de secretaría, disminuyó un 22% entre julio de 2018 y julio de 2019, según la encuesta, que mostró que había un 21% menos de técnicos de salud empleados durante el mismo período.

También disminuyó el número de personas que tenían puestos de trabajo relacionados con los servicios, incluidas las relacionadas con el trabajo doméstico y relacionado con la seguridad, que disminuyó un 11,4 por ciento entre julio de 2018 y julio de 2019.

Caída en la construcción

Si bien esta encuesta no identifica explícitamente la construcción como una categoría, el número de trabajadores relacionados a labores relacionadas a ese sector tales como carpinteros, albañiles y capataces, disminuyó un 4 por ciento durante el mismo período. La construcción se considera un motor clave de la modesta recuperación económica en Puerto Rico después de que la ayuda federal para la recuperación ante desastres comenzó a ser desembolsada después de los huracanes Irma y María en 2017.

Incluso este repunte económico parece estar esperando con la finalización de reparaciones después del huracán y miles de millones de dólares en fondos adicionales de reconstrucción permanente para la isla que se mantienen debido a factores que van desde la burocracia federal a una pérdida de confianza en los funcionarios de la isla después de que dos ex jefes de agencias insulares fueron acusados de contratos de manejo incorrectamente que involucraban fondos federales de recuperación.

El índice de actividad económica en Puerto Rico registró su primera caída interanual en junio después de aumentar durante 11 meses consecutivos.

De hecho, después de registrar aumentos de dos dígitos el año pasado, las ventas en ferreterías y tiendas de muebles para el hogar se desplomaron 32.4 por ciento y 37.2 por ciento, respectivamente, entre abril de 2018 y abril de 2019, según la última información provista por la Compañía de Comercio y Exportación de Puerto Rico. En la encuesta de establecimientos se evidencia que las ventas generales al detal cayeron casi un 3 por ciento durante el mismo período. Las ventas en ferreterías y tiendas de muebles para el hogar han disminuido un 22 por ciento y un 20 por ciento, respectivamente, entre enero y abril de este año, según la encuesta.

El instrumento encontró que las ventas de automóviles nuevos y usados cayeron un 3 por ciento entre abril de 2018 y abril de 2019, pero aumentaron un 8,4 por ciento entre enero y abril de este año.

Además, las ventas en establecimientos deportivos, de instrumentos musicales y de entretenimiento cayeron un 29,7 por ciento entre abril de 2018 y abril de 2019, y bajaron un 28,6 por ciento de enero a abril de este año. Las ventas en restaurantes y lugares donde se venden bebidas alcohólicas también cayeron un 2% entre abril de 2018 y abril de 2019, y cayeron un 5,1% entre enero y abril del año.

Mientras tanto, el número de personas que se hospedaron en los alojamientos de Puerto Rico aumentó 22.7 por ciento entre el año fiscal 2018 y el año fiscal 2019, que terminó el 30 de junio, según la Compañía de Turismo (CTPR).  Los registros en los alojamientos certificados por la CTPR millones en el año fiscal 2018 a 1,85 millones en el año fiscal 2019. Sin embargo, la tasa de ocupación disminuyó del 76,4 por ciento al 67,7 por ciento durante el mismo período.

La economista Heidi Calero dijo recientemente a Caribbean Business que considera que el repunte económico impulsado por la construcción “es un preludio de una recuperación”, señalando que muchas veces se necesitan más inversiones en la isla para sacarlo de lo que ella llama una depresión de una década.

image_print

You must be logged in to post a comment Login