19 de Enero de 2021

La Fortaleza: Pago de intereses del BGF no se hizo

Por el 2 de Agosto de 2016

Tras horas de intensa deliberación entre el gobernador Alejandro García Padilla y su equipo fiscal, el pago de $28 millones por concepto de intereses del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) no fue autorizado antes de la medianoche del 1 de agosto, fecha límite para realizarlo.

“El pago de intereses del [BGF] no se hizo. El BGF tiene peticiones de desembolsos de altísima prioridad que inciden directamente en  la prestación de servicios esenciales a la ciudadanía pero la liquidez del banco continúa siendo precaria y el manejo de los fondos de la institución se estudia día a día por lo que continuamos sopesando estas y otras razones para determinar si se pagan esos intereses”, expresó por escrito la Secretaria de la Gobernación, Grace Santana.

(Inter News Service)

(Inter News Service)

“Habrá una petición a la junta de directores, la cual apoyo y entiendo”, para posponer la decisión sobre si se debe o no hacer el pago, indicó el nuevo presidente del BGF Alberto Bacó Bagué, al abandonar La Fortaleza el pasado martes, en donde se reunió con el gobernador para discutir asuntos relacionados al banco.

Explicó que hay ciertas “situaciones de emergencia” que no permitieron el pago de $28 millones durante el día de ayer. “Hay fondos de FEMA [Agencia Federal para el Manejo de Emergencias] que no tenemos y debemos parear”, indicó.

Bacó dejó la puerta abierta a futuros pagos de intereses de unos $10 millones cada uno, comenzando el próximo 1 de septiembre, a pesar de la decisión de Fortaleza de no pagar los $28 millones el 1 de agosto.

“Esperamos que estos $9.9 millones en pagos mensuales puedan cumplirse, pero los evaluaremos en su momento”, dijo Bacó.

El martes, Wilmington Trust, fideicomisario de la deuda del BGF, notificó a los acreedores afectados sobre el impago del lunes, indicando que el banco tiene un periodo de de 30 días de gracia para realizar el pago incumplido.

Fuentes de Caribbean Business indicaron que la discusión se extendió hasta el último momento durante la noche del lunes, con asesores y oficiales debatiendo cómo el gobierno de Puerto Rico debía actuar en el asunto.

Algunos oficiales argumentaron a favor de pagar los $28 millones, mientras otros abogaron por lo opuesto, apostando a las protecciones otorgadas por la Ley de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (Promesa, por sus siglas en inglés), y apuntando a otros desembolsos pendientes que deben tener mayor prioridad que el pago del 1 de agosto.

La administración de García Padilla había cumplido los pagos de intereses del BGF por los pasados meses—una movida dirigida a proteger los bonitas locales y cooperativas, quienes poseen la mayoría de la deuda del banco, según ha expresado la administración anteriormente.

Según reportó en primicia este medio, la junta del BGF dió el visto bueno a finales de la semana pasada a realizar el pago, pero el gobernador tiene la última palabra en el asunto, dado a las ordenes ejecutivas bajos las cuales la institución actualmente opera, incluyendo una moratoria en las obligaciones de su deuda y restricciones a desembolsos.

A las 9 p.m. del lunes, la oficina de prensa de La Fortaleza declaró que no emitirá comentarios en ese momento respecto a la decisión.

Alrededor de $300 millones en pagos fueron emitidos el lunes, la gran mayoría de los cuales fueron hechos con fondos ya en poder de sus fideicomisarios. Eso incluye unos $276 millones pagados a los acreedores de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (COFINA), donde el Banco Popular, el fideicomisario, primero retiene los fondos recibidos hasta que la porción comprometida es cubierta.

También se pagaron $14 millones correspondientes a los bonos de pensión del Sistema de Retiro de los Empleados, y pagos de interés de no más de $200,000 en ciertos bonos de la Autoridad de Carreteras y Transportación y de la Compañía de Fomento Industrial de Puerto Rico.

Por otro lado, tampoco se cumplió con aproximadamente $11 millones correspondientes a notas de anticipación de la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura de Puerto Rico, así como un pago de interés de $1.5 millones en los bonos de obligaciones generales (GO), según anteriormente reportado por Caribbean Business.

Además, alrededor de $50 millones se sumaron a los más de $90 millones que no se han pagado a esta fecha en bonos de la Corporación para el Financiamiento Público de Puerto Rico—los cuales entraron en incumplimiento hace más de un año atrás.

A pesar de que Promesa provee que la Junta de Control fiscal decidirá cuándo el gobierno deberá cumplir con el pago de intereses de su deuda garantizada constitucionalmente, aún no está claro qué pasa mientras la junta no esté debidamente constituida.

image_print

You must be logged in to post a comment Login