17 de Junio de 2019

La historia detrás de la aprobación de la tasa preferencial para los médicos

Por el 10 de Febrero de 2017

A solo días de que la junta de control fiscal le recordara al gobierno de Ricardo Rosselló Nevares los poderes que le concede la ley federal Promesa, entre ellos la discusión conjunta de cualquier legislación con impacto fiscal, ayer la Cámara de Representantes aprobó el proyecto que le concede una tasa preferencial contributiva de 4% a los médicos y que podría costarle al Fondo General $185 millones anuales por 15 años.

El Proyecto de la Cámara 5 de Incentivos para la Retención y Retorno de Profesionales Médicos se aprobó con votación de 32 a favor, 4 en contra y dos abstenidos, después de un intenso pulseo tras bastidores que culminó con el relevo del presidente de la Comisión cameral de Hacienda y Presupuesto Antonio “Tony” Soto de la medida, quien abiertamente había expresado sus reservas por el impacto fiscal.

El pasado jueves 2 de febrero, el presidente de la junta de control fiscal, José Carrión, le cursó una carta al representante del gobernador, Elías Sánchez Sifonte, en la que le aclara que, ante la ausencia de un plan fiscal, la junta tiene varias herramientas para utilizar con relación a proyectos de ley, entre ellas, requerirle a Rosselló Nevares que le someta dentro de siete días toda ley que firme junto con un estimado del impacto fiscal de la legislación, específicamente los gastos e ingresos.

(Juan J. Rodríguez/CB)

Anoche, a pesar del pedido de Carrión, la Cámara aprobó este incentivo exclusivo para los médicos que tiene una vigencia de 15 años con la opción de renovarse por un periodo adicional de 15 años. (Juan J. Rodríguez/CB)

Según el informe positivo de la medida- que redactó únicamente el presidente de la Comisión cameral de Salud, Juan Oscar Morales Rodríguez, luego de que se relevara al presidente de la Comisión de Hacienda sin razones divulgadas- el costo al erario de este proyecto era supuestamente de $17.3 millones anuales si se acogían solo 500 médicos al incentivo de la tasa preferencial de 4%.

Actualmente, los médicos tributan 33%, que es la tasa que aplica a todo aquel que devengue ingresos de $66,000 o más.

Lee también: Cámara aprueba proyecto para reducir contribuciones a los médicos

No obstante, otro informe suplementario del secretario de Hacienda Raúl Maldonado, con fecha del 20 de enero, reconoció que “si el beneficio se concede a todos los contribuyentes que se identificaron como médicos, el costo es de aproximadamente $185 millones en 7,670 médicos, independientemente de su clasificación. Estos $185 millones se dividen en $152 millones por médicos especialistas y $33 millones por médicos generalistas”.

Hace siete días, la junta de control fiscal en su misiva del 2 de febrero le dijo claramente al gobierno de Rosselló Nevares que las acciones de cumplimiento bajo Promesa deben ser el último recurso y Carrión fue más lejos al precisar que “ojalá sean innecesarias”.

“En todos los eventos, la junta de supervisión fiscal espera y desea que el gobernador se involucre en una relación de trabajo productiva al discutir y analizar con la junta de antemano las implicaciones de la nueva legislación”, reza la misiva.

Pero anoche, a pesar del pedido de Carrión, la Cámara aprobó este incentivo exclusivo para los médicos que tiene una vigencia de 15 años con la opción de renovarse por un periodo adicional de 15 años.

Esto significa que, si todos los médicos se acogen a esta tasa preferencial, el Fondo General dejaría de recibir cerca de $2,775 millones en los primeros 15 años si se toma en consideración el propio estimado que hizo Hacienda de que el costo sería de $185 millones anuales.

Ayer, en una movida del Ejecutivo de puntualizar que el proyecto de ley no representa un riesgo al fisco, el secretario de Hacienda envió una carta antes de que se considerara el proyecto al presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez, en donde le puntualizó que las medidas de control de gastos establecidas por el gobernador aplacarán el impacto de esta legislación.

“Resaltamos que los ingresos del gobierno de Puerto Rico por concepto de contribuciones pagadas por los médicos perderían igualmente si los médicos abandonan nuestra isla y dejan de ser contribuyentes. De otra parte, los médicos que se logren atraer mediante la presente medida serán contribuyentes nuevos que no se toman en consideración en nuestro estimado y que tendrán un impacto positivo en el fisco”, reza la carta del secretario de Hacienda enviada ayer mismo a la Cámara.

Rosselló Nevares dejó claro a los presidentes de la Cámara y del Senado su deseo de conseguir la aprobación de este proyecto de los médicos pues fue una de sus promesas de campaña establecidas en el Plan para Puerto Rico, que decía exactamente que se legislaría para que los galenos tributen a una tasa preferencial de 4% por 15 años con la opción de renovar el término de este incentivo por 15 años adicionales.

Lee también: [ANÁLISIS] Medida busca frenar fuga de médicos con incentivo contributivo

De convertirse en ley y pasar el cedazo de la junta de control fiscal, los médicos tributarán menos que una persona que gana $20,900 anuales y que actualmente tiene una tasa contributiva de 7%. Menos de esa cifra de ingresos no se tributa.

Tanto el presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos, Víctor Ramos, como el presidente de la Comisión cameral de Hacienda y Presupuesto que fue relevado de la pieza para incentivar los médicos, previamente indicaron durante la vista sobre la medida y a Caribbean Business que la tasa preferencial no es la solución para evitar el éxodo de galenos debido a que sus problemas principales son las aseguradoras que pagan tardíamente con tarifas bajas y el alto costo de los seguros de impericia médica.

image_print

You must be logged in to post a comment Login