24 de Octubre de 2018

Líderes mundiales dan bienvenida a propuesta de reunión entre Trump y Kim Jong Un

Por el 9 de Marzo de 2018
image_pdfimage_print

Por Christine Kim y Jeff Mason

SEÚL/WASHINGTON – Los líderes mundiales dieron la bienvenida el viernes a la perspectiva de una posible tregua en la crisis por el programa de armas de Corea del Norte, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que está preparado para reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong Un.

Trump y Kim provocaron temores en todo el mundo el año pasado, al enfrascarse en un intercambio cada vez más belicoso de insultos por los intentos de Pyongyang de desarrollar un arma nuclear capaz de alcanzar Estados Unidos, en desafío a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump durante un discurso en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos el 8 de marzo de 2018. (Reuters/Leah Millis)

No obstante, la tensión empezó a rebajarse coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Invierno, celebrados el mes pasado en Corea del Sur, preparando el terreno para la que sería la primera reunión entre líderes de ambos países y la mayor apuesta de Trump en política exterior desde que asumió el cargo en enero de 2017.

“Se está planificando una reunión”, tuiteó Trump tras aceptar una invitación de Kim para reunirse con él. No hay fecha ni lugar previsto aún para el encuentro, aunque podría ser en mayo.

El presidente chino, Xi Jinping, dijo en una llamada telefónica a Trump que aprecia su deseo de resolver el asunto norcoreano políticamente, reportó la prensa estatal. Xi afirmó que “espera que Estados Unidos y Corea del Norte comiencen sus contactos y su diálogo lo antes posible y se esfuercen por alcanzar resultados positivos”, dijo el reporte.

China es el mayor socio comercial de Corea del Norte y su único gran aliado, aunque el comercio general ha caído en los últimos meses tras la entrada en vigor de las sanciones económicas de la ONU. Trump ha intentado presionar a Xi varias veces para que ayude a controlar a Pyongyang.

En declaraciones efectuadas en Washington el jueves tras informar a Trump de la reunión celebrada esta semana entre Kim y funcionarios surcoreanos, el jefe de la Oficina de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, dijo que Trump accedió a reunirse con el líder norcoreano en mayo.

Kim “se comprometió con la desnuclearización” y una suspensión de sus pruebas nucleares y de misiles, dijo Chung.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, dijo que las conversaciones tardarán varias semanas en concretarse. No se anunció un lugar, pero la neutral Suiza, que suele albergar cumbres, afirmó que está dispuesta a facilitar el encuentro.

Insultos y amenazas

Una reunión entre Kim y Trump sería un gran cambio luego de un año en el que Corea del Norte realizó varias pruebas de misiles consideradas como provocadoras por Washington y tras un duro intercambio de insultos entre ambos líderes.

Expertos basados en Estados Unidos afirmaron que Corea del Norte pareció mostrar, el pasado noviembre, que tuvo éxito en el desarrollo de un misil capaz de llevar un arma nuclear a cualquier parte de Estados Unidos.

Trump ha calificado al líder norcoreano como un “maniaco”, le llamó “pequeño hombre cohete” y amenazó en un discurso con “destruir totalmente” su país, de 26 millones de habitantes, si atacaba a Estados Unidos o algunos de sus aliados. Kim respondió llamando a Trump “mentalmente trastornado”.

Trump excluye a Canadá y México de aranceles al aluminio y acero

Rusia, que participó durante años en unas intermitentes conversaciones a seis bandas junto con Estados Unidos, China, las dos Coreas y Japón para intentar poner fin a la crisis, dieron la bienvenida a las nuevas y positivas señales.

No obstante, Japón prefirió mostrarse cauto y en una llamada telefónica el jueves, su primer ministro se comprometió con Trump a seguir implementando las sanciones hasta que Pyongyang dé “pasos tangibles […] hacia la desnuclearización”, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Trump había dicho previamente que estaba dispuesto a reunirse con Kim bajo las circunstancias correctas, pero indicó que no era el momento adecuado para esas conversaciones. En octubre se burló de Tillerson, por “perder su tiempo” intentando hablar con el Norte.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que “respecto a Corea del Norte y del Sur y la posibilidad también de una reunión con el presidente de Estados Unidos, uno puede ver que una respuesta internacional cohesionada, sanciones incluidas, puede generar destellos de esperanza”.

 

(Reporte de Christine Kim en Seúl y Jeff Mason, David Brunnstrom, Matt Spetalnick, Steve Holland, Yara Bayoumy y John Walcott en Washington; reporte adicional de Eric Beech, Mohammad Zargham, Susan Cornwell y Susan Heavey en Washington, Kaori Kaneko en Tokio y Ben Blanchard en Pekín; escrito por Alistair Bell; editado en español por Carlos Serrano)

You must be logged in to post a comment Login