6 de Julio de 2020

Líderes populares aseguran estar “vigilantes” ante la junta de control fiscal

Por el 13 de Octubre de 2016

SAN JUAN — Como “vigilantes”, el candidato a la Cámara por el Partido Popular Democrático (PPD), Jorge Colberg, y el portavoz de la mayoría en el Senado, Aníbal José Torres, describieron el rol que buscan ejercer ante los procesos que se avecinan bajo la junta de control fiscal.

“Que no le quepa la más mínima duda que en el momento en que la junta actúe contra el interés de Puerto Rico, la vamos a enfrentar”, manifestó hoy Torres durante una rueda de prensa.

A preguntas sobre cómo enfrentaría a la junta, el líder legislativo mencionó “todos los mecanismos disponibles”, incluyendo desobediencia civil de ser necesario. Colberg utilizó a manera de ejemplo que ante un pedido de la junta que conlleve legislación para cesantear empleados públicos, el PPD le haría frente.

“Pero no a priori; esta junta tiene que disipar cualquier duda que pueda existir en cuanto a sus decisiones”, añadió Torres, quien junto a Colberg entiende que debe dársele el espacio al cuerpo para que actúe, particularmente en las decisiones de política pública que deberán tomarse en los próximos meses para asegurar la estabilidad fiscal y económica de Puerto Rico.

Lee también: Ofrecen detalles sobre próxima reunión de la junta de control fiscal

Tal sería el caso de paridad en fondos federales de salud; la extensión del crédito por producción bajo la Sección 199 del Código de Rentas Internas de Estados Unidos; y la extensión del visto bueno del Tesoro para que las compañías foráneas puedan tomar un crédito sobre lo que pagan en la isla bajo el arbitrio de 4% de la Ley 154. También está la implementación de un nuevo esquema de incentivos industriales con la creación de una Sección 245-A en el código federal. Según los políticos, todas estas ideas cuentan con amplio consenso en la isla.

“Esas principales propuestas están basadas en la realidad política y jurídica del ELA. Nosotros confiamos, y vamos a estar vigilantes, de que dos de esos siete miembros [de la junta], el presidente [José] Carrión y [Carlos] García, que tienen vínculos con el Partido Nuevo Progresista [PNP], respondan al interés del país y no a su ideología”, indicó Colberg en un aparte con Caribbean Business.

Advirtió que, ante una oposición de estos dos miembros a las propuestas mencionadas, “habrá un choque”, y el liderato del PPD estará atento a que esto no suceda. Por el momento, “no impugnarán sus nombramientos” y tanto Colberg como Torres esperan que todos los miembros “actúen con la altura que espera el país”, y “no usen sus posiciones para desvirtuar un trabajo en consenso para adelantar sus intereses ideológicos”.

Lee también: Jefes de entidades cubiertas por la junta de control fiscal se reúnen en La Fortaleza

Colberg emplazó al candidato a gobernador del PNP, Ricardo Rosselló, a que exprese su postura en torno a estas propuestas, como también sobre la intervención de la junta fiscal en los pleitos en el Tribunal Federal que actualmente llevan varios grupos de acreedores en contra del gobierno.

Mientras, el otrora representante y secretario de Asuntos Públicos bajo la administración de Alejandro García Padilla lamentó que exista la teoría de que bajo el escenario de la junta de control fiscal, se entienda que el gobierno de Puerto Rico “no tiene nada que hacer”.

“Eso no es verdad. [La junta] no puede legislar. Tiene que legislar el gobierno de Puerto Rico”, explicó Colberg. Añadió que bajo el estatuto federal, la junta podrá intervenir y revocar si “incumples de manera crasa” con un presupuesto aprobado, pero Colberg confía en que “no hay necesidad de llegar a eso si la Legislatura de manera preventiva toma sus medidas para aprobar legislación que no se salga del presupuesto”.

Lee también: Incierta la forma en que se presentará plan fiscal a la junta

Cinco propuestas para “no endeudar” a Puerto Rico

Los políticos presentaron cinco propuestas de legislación dirigidas a “autorregular los procesos de la Asamblea Legislativa”, “complementar” los trabajos de la junta y evitar el descalabro fiscal en el cual se encuentra la isla.

Colberg explicó que buscarán prohibir la aprobación de presupuestos que no tengan fuentes de ingreso recurrentes. De igual forma, requerirán que toda medida legislativa de “impacto fiscal” sea certificada en cumplimiento con el presupuesto, “para evitar que estés aprobando medidas y luego no tengas dinero”, sostuvo Colberg. También se regularán las reasignaciones de fondos para evitar que proyectos en construcción no sean abandonados luego de un cambio de gobierno.

Otra medida buscará prohibir que con un proceso de renegociación de la deuda de Puerto Rico, se aglutinen pagos de principal o intereses en un mismo momento del año. Colberg mencionó como ejemplo el pasado 1 de julio, cuando el gobierno enfrentaba un pago de más de $1,000 millones en un mismo día, correspondientes a varios emisores de deuda del ELA.

Para él, esto crea un problema de liquidez al gobierno en momentos de fragilidad fiscal, y explicó que la propuesta va dirigida a tener “unas guías para cuando se renegocien vencimientos de pagos de deuda, no todas coincidan en las mismas fechas, y que le permita al gobierno prorratearla”.

También se intentará prohibir el uso de “fondos no comprometidos” en la aprobación de proyectos de ley, y se tendrá que establecer exactamente de qué partidas se financiará lo que proponga la medida legislativa.

Lee también: Bajo el control de la junta el gobierno central y las corporaciones públicas de Puerto Rico

Caribbean Business cuestionó a Colberg si la ley Promesa no establece ya algunas de las propuestas discutidas durante la rueda de prensa, a lo que contestó: “Promesa lo que dice es que va tener la capacidad para revocar leyes que excedan los parámetros de ingresos. Promesa puede revocar leyes y modificar decisiones, lo que no puede es legislar”.

image_print

You must be logged in to post a comment Login