25 de Agosto de 2019

Limitado el acceso al público y la prensa en hemiciclo provisional del Senado

Por el 28 de Marzo de 2017

A partir de hoy, y al menos hasta finales de esta sesión ordinaria que concluye el 30 de junio, el Senado sesionará en el salón de audiencias Leopoldo Figueroa, el cual fue habilitado con una plataforma en madera cubierta por una alfombra roja para colocar las 30 bancas y butacas en cuero que utilizan los legisladores en el hemiciclo comúnmente, pero que carece de un espacio para el público y deja un limitado acceso visual a la prensa del país. 

Pese a que el acceso al público a las sesiones se limita a un circuito cerrado, es decir, desde un salón de audiencias en el edificio anexo al Senado desde donde podrán observar los trabajos en una pantalla, el presidente del cuerpo legislativo, Thomas Rivera Schatz, aseguró que esto cumple con la disposición constitucional de que las sesiones deben ser públicas.

(Cindy Burgos/CB)

Así luce el espacio habilitado para los periodistas en el hemiciclo provisional del Senado, en el salón de audiencias Leopoldo Figueroa. A través de la ventana de la derecha es desde donde los fotoperiodistas deberán realizar sus labores, a menos que el portavoz solicite darles acceso al hemiciclo y el presidente lo autorice. (Cindy Burgos/CB)

No hay duda de que es así [que se cumple con la Constitución] y que estamos actuando en una situación de emergencia, no es un capricho. De la misma manera, si una sala de un tribunal dispone de espacios para 20 personas y hay 100 que lo quieren ver, ¿qué hacemos? ¿Hay 80 que se les está violentando? Nosotros quisiéramos, esto es lo mejor que pudimos hacer dentro de las circunstancias que tenemos y también evitando el gasto excesivo”, sostuvo el líder senatorial en referencia a los trabajos de reparación del techo del hemiciclo.

Previo a iniciar la sesión, Rivera Schatz dijo a los periodistas que son pocas las personas que acuden a las gradas para observar los trabajos, ya que hay acceso a través de internet a las sesiones. “En efecto, son públicas [las sesiones], no está ocurriendo nada a espaldas del pueblo de Puerto Rico”, insistió.

Sin embargo, para el portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en el Senado, Eduardo Bhatia, el hecho de que las sesiones sean transmitidas por internet “no cumple” con la disposición constitucional de que sean públicas, por lo que hizo un llamado al presidente senatorial para que disponga de un espacio —aunque sea limitado— para el público, así sea mediante previa solicitud a presidencia o secretaría, y que se siente a dialogar con las entidades periodísticas para el acceso adecuado a la prensa.

“Eso no cumplió en el pasado y no va cumplir ahora [con la Constitución]. Ya este capítulo lo vivimos una vez, volvemos otra vez a lo mismo. Es exactamente lo mismo que cuando sacaron a la prensa del hemiciclo y dijeron que verlo por internet cumplía con la disposición constitucional. Obviamente, de eso no es que hablaba la Constitución… La libertad de prensa, en cualquier sitio y más en un foro como este, exige que se vaya un poco más allá que simplemente tenerlos en un salón atrás”, declaró Bhatia al inicio de la sesión.

(Cindy Burgos/CB)

Así luce el hemiciclo del Senado en el salón de audiencias Leopoldo Figueroa, ubicado en el primer piso del Capitolio. No se ha informado el dinero que se invirtió para habilitar el salón. Tampoco el costo de los trabajos de reparación del techo del hemiciclo. (Cindy Burgos/CB)

Ante el planteamiento de Bhatia, Rivera Schatz alegó que en este espacio provisional “la prensa está más cerca del hemiciclo que lo que está en el hemiciclo ordinario”. 

“Procuramos darle el mayor espacio [a la prensa]… Se habilitó también una pantalla en el anexo [del Senado] para que todas las bancas de allí se utilicen [para ver los trabajos]. Lo hemos tratado de hacer lo más cómodo posible. Todo el mundo ha tenido que sacrificar un poco la comodidad, la prensa también. Los senadores han tenido que sacrificar comodidad, los ciudadanos han tenido que sacrificar comodidad, la prensa también”, insistió el presidente senatorial.

Por su parte, el portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) en el Senado, Juan Dalmau, dijo a los periodistas que no había realizado el análisis sobre si el hemiciclo provisional cumple con las disposiciones constitucionales. No obstante, defendió que se dé el máximo acceso a los periodistas tanto en el Capitolio como a los trabajos legislativos. 

El senador independentista agregó que votó en contra del reglamento del cuerpo legislativo que dejaba en manos del presidente senatorial el poder de manejar los protocolos relacionados al acceso de los fotoperiodistas en el Capitolio y la posibilidad de ordenar arresto a las personas que violenten la ley en las inmediaciones de la Casa de las Leyes. “Todos los que votaron a favor de ese reglamento, que les respondan a ustedes”.

Tras iniciar la sesión, un fotoperiodista de un canal de televisión arribó al hemiciclo provisional, pero se marchó instantes después al ver limitadas sus posibilidades de tomas con su cámara. A menos que no se autorice el acceso de los fotoperiodistas al hemiciclo, estos tendrán que utilizar una ventanilla al fondo del salón para tomar sus fotos y videos, con los senadores de espaldas a ellos.

“El acceso [a los fotoperiodistas] va a ser como era allá, en ciertos momentos y no irrestrictamente. Como exactamente ocurre del hemiciclo arriba [en el segundo y tercer piso del Capitolio], exactamente igual. El portavoz pide la autorización porque irrestrictamente no es arriba y no va a ser aquí [en el hemiciclo provisional]”, declaró Rivera Schatz.

De hecho, durante la sesión, se dio acceso a los fotoperiodistas al hemiciclo cuando fue confirmado el nombramiento del secretario de Asuntos del Consumidor, Michael Pierluisi. 

En reconstrucción el techo del hemiciclo del Senado

En 2015, el hemiciclo del Senado sufrió un desprendimiento de parte del yeso decorativo del techo. Desde entonces, un andamio fue colocado en la parte posterior del hemiciclo para iniciar las labores de reparación. Pero no fue hasta este mes que se desalojó el espacio para dar paso a los trabajos, que estarán a cargo de los empleados de la Superintendencia del Capitolio.

Al momento, no se ha informado la cantidad de dinero invertida para habilitar el salón Leopoldo Figueroa ni el estimado de gastos para las reparaciones en el histórico edificio.

Sobre las críticas de Rivera Schatz, que insiste en que los problemas del techo no fueron atendidos el pasado cuatrienio, Bhatia —que presidía el Senado en ese entonces— manifestó que sí se hicieron “unas investigaciones estructurales”, pero que estaba en manos de la Superintendencia del Capitolio iniciar las labores.

image_print

You must be logged in to post a comment Login