20 de Noviembre de 2019

Llegadas de suministros de Greenpeace se atrasa por ley Jones

Por el 20 de Noviembre de 2017

Aunque un barco de la organización ambiental Greenpeace llegó ayer a Puerto Rico con personal de apoyo, los suministros que ha recogido esta organización en conjunto con otras entidades ambientales y de la diáspora puertorriqueña tendrán que esperar varias semanas para llegar a la isla.

El Artic Summer, que es el barco que llegó a Puerto Rico, es extranjero por lo que según la ley Jones, no puede traer cargo. El envío de los suministros será a través en un barco estadounidense que también le pertenece a Greenpeace.

La denuncia de la organización, que también está pidiendo la eliminación de la ley Jones, se hizo en una rueda de prensa sobre los esfuerzos que se realizan a través de la campaña Our Power PR. Dicha campaña cuenta con el apoyo de 25 entidades estadounidenses que llevan gestiones tales como recogido de suministros y concientización en los estados sobre la situación actual de la isla.

Gran parte del enfoque que mostraron estas organizaciones, entre las que se encuentran Organización Boricuá y Climate Justice Alliance (CJA), es fomentar el restablecimiento de la agricultura local. Cifras del Gobierno estiman que el huracán María destruyó el 80% de la agricultura. (Juan J. Rodríguez/CB)

La campaña también está abogando por “una transición justa”, la cual definen como mayor apoderamiento de las comunidades, fomentar la energía renovable y la sustentabilidad y cambios en el cuidado de los recursos naturales entre otros aspectos.

Gran parte del enfoque que mostraron estas organizaciones, entre las que se encuentran Organización Boricuá y Climate Justice Alliance (CJA), es fomentar el restablecimiento de la agricultura local. Cifras del Gobierno estiman que el huracán María destruyó el 80% de la agricultura.

Es por eso que parte de la carga que viene en el segundo barco de Greenpeace consiste de herramientas para el sector agrícola. El cargo de la embarcación, que debe constar de entre cuatro y seis vagones, también incluye filtros para potabilizar el agua y baterías solares.

Una vez en la isla, los suministros serán administrados por la Organización Boricuá, que se enfoca en la agricultura ecológica.

El representante de la Organización Boricuá, José Vázquez, catalogó de “vergonzoso” que la organización con reconocimiento internacional “que se ha esto fajando con puertorriqueños y puertorriqueñas de la diáspora que quieren ayudar que no lo puedan hacer porque tenemos entonces la ley Jones que impide que venga un barco aquí con muchísimos recursos para apoyar al pueblo, una ayuda descentralizada”.

Para Vázquez, las restricciones que pone la ley de 1920 afectan más allá del retraso de los suministros de Greenpeace.

“Debido a la ley Jones, nosotros y nosotras en Puerto Rico permanecemos muy vulnerables no solo ante el cambio climático, sino también en nuestro sistema agroalimentario ya que Estados Unidos es quien regula qué entra y qué sale de nuestro archipiélago”, dijo Vázquez.

Una vez en la isla, los suministros serán administrados por la Organización Boricuá, que se enfoca en la agricultura ecológica. (Juan J. Rodríguez/CB)

Por su parte, la representante de Greenpeace, Hannah Strange, hizo eco de las palabras de Vázquez pero indicó que eso no detiene los esfuerzos de la organización.

“Nos hubiera gustado mucho poder llenar este barco con provisiones que apoyen este esfuerzo de recuperación justa para Puerto Rico. La ley Jones nos impidió hacerlo pero no puede parar la solidaridad que tenemos hacia los boricuas”.

image_print

You must be logged in to post a comment Login