6 de Diciembre de 2019

“Los incentivos no son suficientes”, dice la Junta Fiscal

Por el 26 de Septiembre de 2019

Andrew Biggs, miembro de la junta de control fiscal. (Juan J. Rodríguez/CB)
Andrew Biggs, miembro de la junta de control fiscal. (Juan J. Rodríguez/CB)

Varios miembros de la junta de control fiscal (JCF) repitieron que los incentivos tributarios no son suficientes para mejorar la economía de la isla y argumentaron que hay que implementar medidas para facilitar el hacer negocios en la isla, durante la vista sobre desarrollo económico efectuada el jueves.

“Incentivos tributarios son inútiles si no puedes hacer dinero”, dijo Andrew Biggs, miembro de la JCF, quien además añadió que, “se necesita una estructura de costos competitiva”.

Las expresiones de Biggs surgieron durante su ronda de preguntas tras la presentación del secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy. Durante dicha intervención, Laboy argumentó que “la consolidación de varias agencias debajo de la sombrilla del DDEC como parte de un cambio de enfoque es un paso hacia la dirección correcta”.

El secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy. (Juan J. Rodríguez/CB)
El secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy. (Juan J. Rodríguez/CB)

“Nos estamos moviendo hacia una entidad centrada en el cliente”, aseveró Laboy sobre los cambios en la entidad gubernamental que ahora alberga a la Oficinas de Permisos, la Compañía de Turismo, la Compañía de Comercio y Exportación, entre otras.

La directora ejecutiva de la junta, Natalie Jaresko, hizo una argumentación similar a la de Biggs durante su turno inicial, aunque añadió que hay que medir el impacto real de los incentivos tributarios que se otorgan. A esos efectos, describió el Informe de Gastos Tributarios, preparado por el Departamento de Hacienda, como “un buen primer paso”.

En su defensa, Laboy argumentó que el Código de Incentivos, contenido en la Ley 60 de 2019, ya establece la recopilación de información sobre la efectividad de los incentivos tributarios que está ofreciendo el gobierno.

La directora ejecutiva de la junta de control fiscal, Natalie Jaresko. (Juan J. Rodríguez/CB)
La directora ejecutiva de la junta de control fiscal, Natalie Jaresko. (Juan J. Rodríguez/CB)

El secretario del DDEC además coincidió con Jaresko y Biggs y señaló que todavía quedan muchos cambios por implementar más allá de los incentivos. Además, presentó como problema el que el gobierno subsidia gran parte del sector privado. Entre los sectores económicos que resaltó como sumamente dependientes del subsidio gubernamental están la agricultura y el turismo.

“Casi todo aspecto de la sociedad es subsidiado por el gobierno”, lamentó Laboy, quien luego dijo “estamos promoviendo la diversificación y descentralización de la economía [de Puerto Rico]”.

Por su parte, el presidente de la JCF, José Carrión, indicó que el ente rector utiliza como métrica la clasificación de “facilidad para hacer negocios” según lo define el Banco Mundial, por lo que el organismo creado por la ley Promesa busca comparar a Puerto Rico con otras jurisdicciones en cuanto al “tiempo, costo y comodidad” para establecer y mantener un negocio en la isla.

El presidente de la junta de control fiscal, José Carrión. (Juan J. Rodríguez/CB)
El presidente de la junta de control fiscal, José Carrión. (Juan J. Rodríguez/CB)

Según la lista de Clasificación para la Facilidad de Hacer Negocios del Banco Mundial Puerto Rico está ubicado en la posición 64 pero ese puesto combina varias categorías con grandes distancias numéricas entre ellas. Por ejemplo, Puerto Rico está clasificado número 22 en cuanto a conseguir permisos de construcción y 159 en cuanto a registro de la propiedad.

Esta posición en la lista del Banco Mundial es cónsona con el panorama que presentó el director administrativo del Registro de la Propiedad de Puerto Rico, Joaquín Del Río Rodríguez, quien destacó que el registro sufre de un atraso severo por la escasez de personal para manejar los documentos. Tras perder más de 100 empleados, el registro cuenta con 314 empleados para manejar el registro de los documentos y para octubre perderán cuatro empleados más.

Del Río indicó que se necesita conseguir más personal para trabajar en el Registro de la Propiedad, pero sugirió que estos puestos se podrían trabajar con contratistas en vez de con empleados regulares.

image_print

You must be logged in to post a comment Login