5 de Julio de 2020

Luma Energy será la operadora del sistema de T&D de la AEE

Por el 22 de Junio de 2020

El director de las P3, Fermín Fontanés detalla las métricas que tendrá que cumplir Luma Energy para mejorar su operación.

El consorcio Luma Energy, incorporado en enero de este año por el grupo que conforman Quanta Services, ATCO y IEM, fue seleccionado por el Gobierno de Puerto Rico para asumir la operación, mantenimiento y modernización del sistema de transmisión y distribución (T&D) de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) mediante una alianza público-privada de un término prorrogable de 15 años.

La información había sido adelantada temprano este lunes por el periódico Washington Street Journal, pero fue cercano el mediodía que se convocó a los medios para informar sobre la importante transacción que pondrá en manos privadas mediante concesión al monopolio eléctrico de la isla.

“Se trata de un paso crítico hacia la transformación del sistema de energía de Puerto Rico”, sentenció de inmediato la portavoz de la Junta de Supervisión Fiscal, ente fiscalizador de las finanzas del gobierno luego de aprobada la Ley federal Promesa.

El presidente de la Junta, José Carrión destacó que “el pueblo de Puerto Rico merece un sistema de energía que pueda resistir los huracanes y garantizar que todos estén seguros en sus hogares; y los negocios de Puerto Rico merecen abrir todos los días sin tener que depender de generadores de repuesta para prestar servicios a sus clientes. Puerto Rico merece empleos en el sector de la manufactura y en la industria de servicios creados por inversionistas que no se vayan simplemente porque el sistema de energía eléctrica no es confiable o está obsoleto”.

La directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko indicó mediante comunicado de prensa que el ente fiscal notificará al tribunal y a los acreedores de la AEE sobre la transacción. Jaresko afirmó además que LUMA se ha comprometido a permanecer en Puerto Rico a pesar de que la corporación pública no haya concluido el proceso de reestructuración bajo el Título III de Promesa o se retrase en dicha proceso.

Como parte de la transacción, la AEE pagará a LUMA una compensación anual fija que comenzará en $70 millones el primer año,  $90 millones el segundo y $100 millones el tercero. A partir del cuarto año y por el resto del acuerdo de 15 años, el pago anual al operador ascenderá a $105 millones.

No obstante se establecen unas métricas de eficiencia y confiabilidad del servicio, que de cumplirse podrían implicar ingresos adicionales para LUMA que comenzarían con $20 millones el primer año y podrían llegar hasta un pago máximo de $125 millones.

Puerto Rico comenzó el camino hacia la privatización o concesión de la AEE desde hace más de una década luego de que la corporación pública se declarara incapaz de poder pagar sus deudas y a la vez reestructurar su deteriorada infraestructura para mejorar los servicios a los ciudadanos. La situación tocó fondo en el 2017 cuando el huracán María destruyó prácticamente toda la red eléctrica y mantuvo a oscuras a la mayoría del país por más de cuatro meses.

Tras el huracán y con el impulso de la Junta de Supervisión Fiscal, la Autoridad para las Alianzas Público-Privadas en Puerto Rico inició un proceso de licitación bajo el régimen de Alianzas Público Privas que duró 18 meses y atrajo el interés de cinco (5) participante. De esas primeras empresas cuatro (4) resultaron pre cualificadas para avanzar a la etapa de solicitud de propuestas del proceso (RFP – request for proposals).

Fontanés indicó que tan pronto como termine el proceso de concesión con Luma, el gobierno iniciará el proceso para privatizar la generación de energía.

“Esta alianza público-privada sitúa a Puerto Rico en el camino indicado hacia la meta de lograr una infraestructura confiable y sustentable, que garantizará a los puertorriqueños la tranquilidad que merecen. Por décadas, nuestro sistema de energía eléctrica ha sufrido un sinnúmero de cambios y embates que han afectado la operación y el servicio a sus clientes. A esto se suma el impacto de los huracanes Irma y María, y los terremotos en meses recientes. La Autoridad para las Alianzas Público-Privadas de Puerto Rico está sumamente satisfecha con la selección de Luma Energy como la empresa que liderará la transformación histórica del sistema eléctrico en la Isla”, expresó Fermín Fontanés, director de la Autoridad para las APP.

“Se trató de un proceso de evaluación y selección riguroso, minucioso y de análisis metódico, guiado por la responsabilidad que rige todos los procesos de P3. Estamos comprometidos con trabajar con LUMA para la optimización del sistema de Transmisión y Distribución para servir mejor a los puertorriqueños y para fortalecer la resiliencia de Puerto Rico ante posibles futuros desastres naturales. A través de este acuerdo se viabiliza la inversión en infraestructuras que contribuirán al desarrollo económico, revitalización y crecimiento de la Isla”, añadió Fontanés.

LUMA está integrado por la estadounidense Quanta Services Inc., la canadiense ATCO Ltd, y IEM, una empresa especializada en la administración de fondos federales de reconstrucción por desastres.

Con la firma de este contrato, LUMA se impone sobre los otros proponentes Duke Energy y PSEG Services. Un cuarto proponente Exelon Corporation, se retiró de la licitación el año pasado.

El bufete DLA Piper, que ayudó a incorporar LUMA Energy en Puerto Rico, tiene contratos vigentes para asesoría legal con el Departamento de Hacienda de Puerto Rico, la AAFAF y tuvo hasta el año pasado contratos con la propia Autoridad para las APP.

De acuerdo con Fontanés, LUMA y su principal aliada IEM, experta en fondos federales, son líderes de industria en las áreas de:

  • Servicio de energía seguro y confiable a millones de clientes;
  • Desarrollo de infraestructura confiable y sustentable;
  • Adiestramiento especializado para la fuerza laboral;
  • Adquisición e implementación de fondos federales;
  • Ayuda a los sectores público y privado en la optimización de su preparación, mitigación de riesgos, respuesta efectiva ante un desastre y recuperación del mismo
  • Manejo de alianzas público-privadas.
  • Se espera que bajo la nueva empresa la mejore su desempeño en  
  • servicio al cliente
  • seguridad ocupacional
  • eficiencia operacional
  • estabilidad financiera con el fin de contribuir a ofrecer un servicio de energía más asequible para los clientes a largo plazo
  • y ayude a apalancar el alcance de su fuerza laboral experta para satisfacer las necesidades de respuesta ante emergencias cuando así proceda.

LUMA proyecta que generará un ahorro neto acumulado de $323 millones durante la primera mitad del término de 15 años. La proyección promedio de ahorros operacionales anuales de LUMA durante la primera mitad del término es de un 27% mayor que el cargo por servicio anual pagadero a LUMA, por lo que la cuantía proyectada de ahorros contrarresta el cargo por servicio.

“Nos sentimos honrados de haber sido seleccionados para este histórico contrato, y estamos sumamente entusiasmados de comenzar a trazar el camino que traerá valor a largo plazo para los puertorriqueños”, expresó Wayne Stensby, presidente y principal oficial ejecutivo de LUMA. “LUMA no solo proveerá un servicio de energía seguro, confiable y asequible, sino que aceleraremos esta transformación del sistema de forma que resulte en beneficios duraderos para las personas y las comunidades en la Isla. Trabajando junto al gran talento y empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica, LUMA desarrollará una organización que brindará excelencia operacional y un servicio al cliente excepcional”.

Durante la conferencia de prensa en la que se presentó la selección de LUMA, se discutieron importantes aspectos tales como la situación actual del sistema de energía eléctrica en Puerto Rico, incluyendo factores operacionales y financieros de la Autoridad de Energía Eléctrica; los procesos de la Autoridad de Alianzas Público-Privadas de Puerto Rico para la evaluación y selección de proponentes, el alcance del trabajo de LUMA y términos contractuales, y la metas de la transformación del sistema de Transmisión y Distribución de energía a corto y largo plazo.

La AEE provee electricidad a aproximadamente 1.5 millones de clientes, lo que la convierte en una de las más grandes empresas públicas de suministro de energía en los Estados Unidos. Con cerca de 6,000 empleados, la AEE genera aproximadamente $3.5 billones en ingresos anuales a través de siete (7) regiones. El sistema de Transmisión y Distribución de la AEE interconecta plantas de energía con centros de “major switching” y carga a lo largo de todo Puerto Rico.

La gobernadora Wanda Vázquez señaló por su parte, que los empleados actuales de la AEE serán entrevistados por Luma y de ser seleccionados tendrán la oportunidad de ser contratados por la nueva empresa. No obstante, prefieran quedarse con la AEE como patrono, también podrán hacerlo mientras se concreta el proceso de privatización de la generación.

image_print