19 de Noviembre de 2019

Maritime Group lanza llamado público en contra de cambios a la Ley Jones

Por el 27 de Agosto de 2016

Como anticipación a lo que podría ser uno de los temas discutidos por el grupo de trabajo creado bajo la Ley de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (Promesa, en inglés), la American Maritime Partnership (AMP) reiteró que no existe justificación para cambiar la Ley Jones de Puerto Rico.

El grupo de trabajo impuso como fecha límite el 2 de septiembre para someter modificaciones a la ley federal que podría ayudar a impulsar la economía del país. El panel debe someter un reporte inicial para el 15 de septiembre.

“La Ley Jones garantiza que aquellas compañías operando en el comercio doméstico de Estados Unidos, incluyendo el servicio a Puerto Rico, se sometan a leyes estadounidenses. La estrategia militar de los Estados Unidos también se basa en la disponibilidad de embarcaciones de EE.UU., tripulaciones y una base industrial de defensa, la cual es respaldada por la Ley Jones. Además, como mencionó un reporte publicado por el Lexington Institute, ‘la respetada Ley Jones provee una importante barrera al terrorismo infiltrado de la patria’”, indicó la organización en una declaración.

Por otra parte, el grupo mencionó que opositores de la ley ignoran estos beneficios a la seguridad y a la economía para enfocar su atención en declaraciones falsas y engañosas sobre el impacto de los costos de la Ley Jones en Puerto Rico.

La AMP reprendió un reporte por el grupo, The LIBRE Institute que, entre otros temas, menciona que los consumidores puertorriqueños pagan más del doble del precio competitivo por productos enviados a la isla a causa de la Ley Jones, y que “cualquier producto” enviado a la isla tienen un costo más alto.

 

El grupo de trabajo impuso como fecha límite el 2 de septiembre

para someter modificaciones a la ley federal.

 

“El reclamo de LIBRE está muy alejado de la realidad. Los costos de transporte marítimo para algunos de los bienes más básicos -aceite vegetal, sopa enlatada, ketchup, leche, maníes, salsa de pizza- representan solo el 2 a 5% de los precios de remate de estos bienes en Puerto Rico. Esos son centavos en el dólar. Si los bienes de consumo verdaderamente costaran casi el doble en Puerto Rico, seguramente otra declaración dudosa, no es por la Ley Jones,” dijo el grupo marítimo.

Mientras LIBRE asegura que la Ley Jones le añade $0.15 centavos por galón a la gasolina en Puerto Rico, el organismo notó que la Asociación de Detallistas de Gasolina dijo en enero que a pesar de que la gasolina en la isla es más económica que en los Estados Unidos continental, era más costosa que en los EE.UU. por la imposición de impuestos en petróleo y sus derivados.

“Además, la mayoría de la gasolina usada en Puerto Rico es importada de locaciones extranjeras utilizando barcos con bandera extranjera que no son de la Acta Jones”, sostuvo el grupo.

“Los hechos -hechos independientes y objetivos- simplemente no apoyan las declaraciones que se están haciendo sobre el impacto de la Ley Jones en Puerto Rico. Pero una cosa es apoyada por los hechos: una manera segura de socavar la economía de Puerto Rico y sus oportunidades de desarrollar una economía próspera es abandonando el servicio confiable que provee la Ley Jones”, concluyó el AMP.

image_print

You must be logged in to post a comment Login