21 de Abril de 2021

Medina buscará el ‘equilibrio’ en las negociaciones de reestructuración de deuda

Por el 16 de Diciembre de 2020

Antonio Medina Comas, recién nombrado como miembro de la Junta de Supervisión y Administración Financiera de Puerto Rico (FOMB, por sus siglas en inglés), aseguró en entrevista con Caribbean Business, que buscará un “equilibrio” entre los intereses de los bonistas y el bienestar de los residentes de la isla, en ruta a que el gobierno de la isla pueda salir de la quiebra y regresar a los mercados de capital.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump anunció el lunes la intención de nominar a Medina como miembro de la junta, ente creado a través de la Ley federal Promesa hace cuatro años para fiscalizar las finanzas del gobierno y reestructurar deuda pública.  

“Es importante que logremos un acuerdo con los bonistas, protegiendo los intereses de los pensionados y protegiendo las instituciones críticas de Puerto Rico como el sistema de Educación y de Salud. Tenemos que lograr un equilibrio entre todas esas prioridades ”, dijo el empresario de 52 años en una entrevista exclusiva con Caribbean Business. 

“Esto tiene que traducirse en un presupuesto equilibrado para que Puerto Rico pueda volver a los mercados, porque una jurisdicción como Puerto Rico no puede operar sin la capacidad de emitir deuda. Esto no significa que estará emitiendo deuda todo el tiempo, pero es parte del funcionamiento normal de una jurisdicción “. 

Medina, quien dijo que fue un privilegio ser seleccionado como miembro de la junta, aseguró que aceptó la designación “para ofrecer un equilibrio en las conversaciones de la junta de supervisión fiscal, al traer el punto de vista de los puertorriqueños a la mesa”. 

Hasta ahora, Medina es en este momento el único miembro de la junta de control fiscal con residencia y negocios en Puerto Rico.

“Para mí, Promesa tiene un propósito importante. Le dio a Puerto Rico la capacidad de resolver la quiebra de una manera más organizada y con una legislación que protege ciertos intereses de Puerto Rico ”, dijo. “No solo hay que velar por los intereses de los bonistas, sino también los intereses de los pensionados, de la economía de Puerto Rico, cómo se va a afectar, cómo lograremos la recaudación de impuestos en el largo plazo para poder pagar la deuda “. 

Medina no quiso emitir un juicio sobre el trabajo de la junta durante los últimos cuatro años, diciendo que su conocimiento de sus acciones proviene de la perspectiva de un ciudadano privado y no ha tenido acceso a los “detalles del trabajo del panel fiscal”. Dijo que los funcionarios del FOMB le informaron el miércoles sobre sus deberes como miembro de la junta. 

Experiencia de Washington con Promesa 

El director de la Compañía de Fomento Industrial de Puerto Rico entre el 2013 al 2016, detalló que participó en los esfuerzos de cabildeo en el Congreso de los Estados Unidos encabezados por su exjefe, el entonces gobernador, Alejandro García Padilla, para aprobar una legislación que otorgaría una protección similar a la de la bancarrota para el gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico (ELA). La ley local para establecer una proceso de quiebras para el ELA  promulgada por García Padilla fue derogada por la Corte Suprema de los Estados Unidos en 2015. 

Medina dijo que estableció contactos en Washington, DC, particularmente con el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes y el Comité de Finanzas del Senado, durante los esfuerzos fallidos del gobierno e García Padilla para lograr que el Congreso diera paso a nuevos incentivos fiscales bajo la Sección 245-A para atraer empresas de manufactura a Puerto Rico. Reconoció que su agenda de desarrollo económico quedó en un segundo plano frente a los esfuerzos de la administración para evitar un incumplimiento del gobierno de Puerto Rico en el pago de la deuda. 

“Yo había estado dirigiendo el equipo que incluía a expertos en impuestos de Puerto Rico y Washington. Luego del ‘default’, Alejandro [García Padilla] me pidió que ayudara a realizar presentaciones a agencias calificadoras de crédito y tenedores de bonos sobre desarrollo económico ”, dijo el empresario. “Presionamos para conseguir Promesa”.  

Después de renunciar a su cargo en Pridco en agosto de 2016, Medina creó su propia empresa de promoción empresarial, Covergent Strategies. Había trabajado a nivel internacional para Merck, la compañía farmacéutica multinacional estadounidense, durante 16 años.  

Sobre su selección 

Medina es el cuarto nombramiento de Trump en la junta de supervisión fiscal, y el tercero en una semana. Los nombramientos son el primer pase de batón en 2016 cuando fue creada para fiscalizar el gasto público y estructurar planes de repago de deuda que permitieran al gobierno de Puerto Rico regresar al mercado de bonos. 

Tras el vencimiento del término de tres años de los miembros del directorio el año pasado, el expresidente del FOMB, José B. Carrión, y los banqueros Carlos García y José Ramón González dejaron el panel fiscal el verano pasado. 

La semana pasada, Trump anunció su intención de nombrar a la Dra. Betty A. Rosa, quien es de ascendencia puertorriqueña, y al CPA de Utah, John E. Nixon, como nuevos miembros de la junta. También volvió a nombrar al profesor Andrew Biggs para un nuevo mandato. El nombramiento anterior fue el del experto en relaciones públicas y cabildero del grupo de tenedores de bonos, Justin Peterson. 

Rosa, quien se presume fue recomendada por el líder de la minoría del Senado Charles Schumer, y Medina serían los únicos miembros hasta ahora propuestos por los líderes demócratas y seleccionados por Trump. 

Se entiende que Peterson fue la elección de Trump, mientras que el nombre de Nixon fue proporcionado por el líder de la minoría de la Cámara de Representantes Kevin McCarthy (R-Calif.). 

Rosa, quien es la comisionada interina de Educación y presidenta de la Universidad del Estado de Nueva York, reemplaza a la miembro Ana Matosantos. Mientras que Nixon, director de presupuesto de los gobiernos estatales de Utah y Michigan, llegó para cubrir la vacante que dejó la renuncia del banquero puertorriqueño José Ramón González. 

Una fuente en Washington, DC le dijo a Caribbean Business que Medina estaba entre las personas bien conectadas con el Partido Demócrata que estaba “en la lista para reemplazar al ex miembro de la Categoría A,  José Carrión”.  

Medina le dijo que fue llamado en mayo por la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, para preguntarle sobre su disponibilidad para convertirse en miembro de la junta de supervisión. Dijo que fue entrevistado por el personal de Pelosi y otras oficinas del Congreso. 

“Entiendo que estoy reemplazando a José Carrión o Carlos García, porque [el entonces-] presidente [Paul] Ryan los eligió”, dijo. “Creo que la comparación con Carrión se hace porque vivía en Puerto Rico. Promesa tiene como requisito que debe haber al menos una persona que sea residente de Puerto Rico o tenga un negocio en Puerto Rico. Cumplo con estos dos requisitos porque tengo mi empresa y soy residente de Puerto Rico. Carrión tiene su negocio y residencia en Puerto Rico. Fue nombrado por Ryan, un republicano, pero como la speaker ahora es demócrata, los dos escaños de Ryan van a Pelosi “. 

Medina dijo que la Casa Blanca lo llamó en septiembre para notificar que su nombre había sido presentado como candidato.  

“Solicitaron ciertos documentos e información. Y luego me notificaron el martes que fui nombrado por el presidente ”, dijo. “Ahora el siguiente paso tiene que ver con las divulgaciones financieras”.  

“Ya hablé con [la directora ejecutiva del FOMB] Natalie Jaresko y ella me pidió que asistiera a una serie de reuniones en las próximas dos semanas para unirme de lleno a la junta”, agregó Medina.

‘Nuevo Capítulo’ para la Junta 

El presidente de la Junta de Supervisión Fiscal, David Skeel, le dio la bienvenida a la designación de Medina, resaltando en un comunicado de prensa que  “ostenta un caudal de experiencia y conocimiento en el servicio público de Puerto Rico.”  

Como director ejecutivo de la Compañía de Fomento Industrial (Pridco, por sus siglas en inglés) del 2012 a 2016, Medina manejó la cartera de bienes raíces “más grande de la isla, que incluye aproximadamente 1,500 propiedades,” según el comunicado de prensa. 

Medina es además el fundador y presidente de Convergent Strategies, una firma de consultoría enfocada en la estrategia corporativa y el desarrollo inmobiliario, y entre cuyos clientes figuran Palmas Del Mar Properties, Inc. y McConnell Valdés, LLC, entre otros. Antes de ser nombrado a Pridco, Medina Coma había pasado más de dos décadas en múltiples funciones ejecutivas, entre ellas director financiero para Merck Brasil y director financiero para Merck Centroamérica y Caribe. 

Sus cualificaciones académicas incluyen un MBA en Finanzas de la Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania; una maestría en Ciencias de la Ingeniería Industrial; y un bachillerato en Ciencias de la Ingeniería Industrial, ambos del Instituto Politécnico Rensselaer en Nueva York. 

“La intención de nombrar a Medina a la Junta de Supervisión —además de los nombramientos recientes de Justin Peterson, John Nixon y Betty Rosa, así como la renominación de Andrew Biggs—representa un paso hacia adelante en la misión de la Junta de Supervisión de ayudar a Puerto Rico a lograr responsabilidad fiscal y a restructurar su deuda”, afirmó Skeel. 

image_print

You must be logged in to post a comment Login