8 de Marzo de 2021

Melba Acosta habla de su renuncia al Banco Gubernamental de Fomento

Por el 8 de Julio de 2016

Desde hace un tiempo atrás, Melba Acosta buscaba el mejor momento para abandonar el cargo de principal oficial financiera del gobierno de Puerto Rico y retornar al sector privado.

“Nunca es el mejor momento”, indicó a un grupo de periodistas en las oficinas de lo que dejará de ser, a partir del 31 de julio, su lugar de trabajo — el Banco Gubernamental de Fomento. Durante una reunión en la noche del miércoles, 6 de julio, le comunicó al gobernador su decisión de renunciar a su cargo.

Melba Acosta Febo (GDB) Government Development Bank President & Chief Financial Officer of the Government_ANA_5531Aunque reconoce que falta camino por recorrer en la recuperación fiscal del país y admite que su intención era completar la restructuración de la deuda pública, se va “contenta de que se hizo todo lo que pudimos dentro de unas realidades que tenemos”.

Acosta negó que su renuncia esté vinculada con algún tipo de investigación por parte de la Comisión de Bolsas y Valores, o SEC por sus siglas en inglés. De acuerdo a los más recientes estados auditados del BGF, la agencia federal ha estado solicitando información desde diciembre del 2014 sobre dos emisiones de deuda por parte del gobierno de Puerto Rico.

“Mi salida no tiene que ver absolutamente nada con esto, como han querido decir alguna gente, y si hubiese sido así, me hubiese ido en diciembre del 2014 y no ahora”, dijo Acosta.

La funcionaria concedió que no está “necesariamente en el día a día de esto”, ya que son los abogados del gobierno quienes hablan con la agencia federal y facilitan la información. No obstante, entiende que “estas cosas pasan”, y recordó que el SEC ha investigado anteriormente otros asuntos relacionados a los bonos de Puerto Rico, sin haber tomado acción ulterior.

“Toda la información que se nos pide, se coopera y se le entrega,” añadió. “Ellos harán las investigaciones que tengan que hacer”.

Con la firma de la ley federal Promesa y la obtención de herramientas para reestructurar la deuda pública, junto a la aprobación de un presupuesto para el nuevo año fiscal y la reciente publicación de los estados financieros auditados del gobierno, la funcionaria entendió que era el momento indicado para su salida.

Durante los próximos días, Acosta se reunirá con García Padilla con miras a informarle en qué estado deja el BGF, institución que opera desde abril bajo restricciones en sus desembolsos como consecuencia de la Ley de Moratoria.

El BGF confronta serios problemas de liquidez y posee una deuda que ronda los $3,500 millones. El pasado mes de mayo, el banco incumplió con el pago de $367 millones en el servicio de su deuda.

melbaprifa2Negociaciones con acreedores

Según Acosta, La Fortaleza deberá estar tomando una decisión pronto sobre si continuará las negociaciones de la deuda o esperará a la entrada de la junta de control financiero nombrada por el gobierno federal.

Entiende que esto es algo que se debe conversar con los grupos de acreedores, al mismo tiempo que admitió que la diversidad de intereses entre ellos, junto a la incertidumbre que rodea al gobierno luego de los eventos recientes, mantienen las negociaciones detenidas.

La funcionaria dijo que algunos grupos buscan llegar a un acuerdo antes de que la junta fiscal entre en funciones, debido al tiempo que esta pudiera tomar en hacerlo, afectando aún más los precios de sus bonos. Otros prefieren esperar a la junta o a la nueva administración.

“Ojalá se continúen”, indicó. “Si se puede continuar y podemos lograr algo, me parece que es positivo. No estábamos tan lejos….Me parece que vale la pena que tratemos”.

Con Promesa, Acosta destacó el mecanismo de acción colectiva entre acreedores y la protección contra litigios como elementos claves que ayudan significativamente  a que se logren acuerdos de restructuración. Estos últimos tendrán que ser avalados por la junta antes de su implementación, según dispone la ley federal.

Futuro del BGF

En medio de una precaria situación financiera y cuestionamientos sobre el futuro del BGF como entidad pública — que aun persisten, según reconoció la propia funcionaria —Acosta argumentó cómo la legislación de moratoria brindó alternativas a una liquidación del banco, única opción disponible hasta el momento en que entra en vigor la ley.

“El BGF ciertamente tiene futuro, si se cree en él. Lamentablemente, hay personas que no necesariamente lo creen. Pero el BGF puede tener un futuro”, sostuvo la abogada y contable.

Acosta mencionó el financiamiento a municipios como uno de los roles más importantes que la institución puede tener. “Los municipios tienen el CAE, que es lo que se cobra del ‘property tax’ a través del CRIM. Eso es una fuente muy buena de refinanciamiento. Es un buen crédito”, indicó, añadiendo que la banca privada no está facilitando este financiamiento a los municipios.

No obstante, varios legisladores y alcaldes han expresado públicamente sus reservas en apoyar la continuidad de la entidad, y recomiendan moverse hacia nuevas direcciones.

“Más que una decisión de un sucesor, es una decisión de política publica de un gobierno. ¿Cuál va ser el rol del banco? Me parece que va más allá de la persona que venga. Tiene que haber una visión”.

image_print

You must be logged in to post a comment Login