22 de Octubre de 2019

Metropistas anuncia $8 millones para rehabilitación del puente sobre el Caño Martín Peña

Por el 11 de Marzo de 2019

(CyberNews)

Como parte de su programa de Rehabilitación de Puentes, Metropistas anunció el lunes, el inicio de la segunda etapa de los trabajos en el puente 2088 sobre el Caño Martín Peña, en el Expreso De Diego (PR-22), a la altura del kilómetro 1.4.

“Esta nueva inversión de $8 millones adicionales para rehabilitar este puente tan vital para el tráfico en el área metropolitana reafirma nuestro compromiso con la seguridad vial de los conductores. Con este proyecto, estamos implementando arreglos permanentes a un puente que se construyó hace 40 años y que necesita una rehabilitación completa,” destacó Jorge Veci, director de operaciones de Metropistas en comunicación escrita.

Explicó que las obras se realizarán solamente sobre el puente que va en dirección de San Juan hacia Bayamón, ya que el tramo contrario, el puente 1021, en dirección hacia el túnel de Minillas, se rehabilitó en 2015 a un costo de $2.5 millones.

La primera etapa de la rehabilitación del puente 2088 se realizó en el 2015, cuando se repararon las columnas que lo sostienen, a un costo de 2 millones de dólares. En esta segunda etapa de su rehabilitación se repararán en profundidad las losas, con vertido de hormigón y reposición de acero de refuerzo, además de reparaciones en los asientos de las vigas y otras zonas. Como acabado final, se cubrirá la totalidad del puente con una capa fina de superficie polimérica que mejorará el confort en la carretera.

El puente sobre el Caño Martín Peña, a la salida del túnel de Minillas en dirección a Bayamón, es uno de los puntos más transitados en todo Puerto Rico, con un tráfico promedio de más de 100,000 vehículos diarios. La rehabilitación del puente 2088 generará cerca de 200 empleos entre directos e indirectos durante un periodo aproximado de 12 meses. Con el fin de minimizar el impacto en el tránsito, las obras de rehabilitación se realizarán por fases, impactando los carriles de izquierda a derecha.

“Estamos tomando todas las medidas paliativas necesarias para mitigar el impacto que pueda tener esta obra en el tráfico,” enfatizó Veci.

Mencionó que en la primera fase, que se estima se extenderá aproximadamente ocho semanas, permanecerá cerrada la rampa de acceso desde la PR-1 viniendo desde Hato Rey. Como alternativa, se puede cambiar de sentido en el enlace con el Expreso Kennedy y subir de nuevo a la PR-22 por el Natatorio. Los vehículos que transitan por el Expreso De Diego en dirección hacia Bayamón únicamente tendrán cerrado el carril izquierdo. Los carriles restantes serán más estrechos de lo habitual, para proveer el espacio necesario para realizar los trabajos de forma segura, tanto para los usuarios de la PR-22 como para los trabajadores de la obra.

“Exhortamos a los conductores y al público en general a circular con precaución y respetar la señalización y otros dispositivos para el control del tránsito que vamos a instalar en el área para su seguridad y orientación,” comentó Veci.

image_print

You must be logged in to post a comment Login