1

MIDA presenta resultados del estudio Radiografía del Consumidor 2021

(Suministrada)
(Suministrada)

La industria de alimentos regresó con fuerza a los eventos presenciales con sobre 1,400 participantes en la presentación del estudio Radiografía del Consumidor 2021 de la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA).

El estudio marcó el inicio de la convención anual de la entidad, evento que no se realizaba desde el verano de 2019. Según Ferdysac Márquez, presidente de la entidad, el apoyo al evento ha sido extraordinario. “Además de la Radiografía, contamos con sobre 320 exhibidores, un sólido programa educativo, un almuerzo de premiación, actividades de “networking” y la esperada Rueda de Negocios. Luego de 2 años, la industria estaba ávida de reencontrarse y compartir experiencias”, comentó el presidente de MIDA.

El estudio de mercado, encomendado por MIDA a la firma de investigación, Lighthouse Strategies, se trabajó en tres partes: un estudio cuantitativo casa por casa y dos fases cualitativas; una donde se entrevistan a 110 consumidores secundarios y una fase global con seis entrevistas a consumidores en Argentina, España, Estados Unidos, México, Puerto Rico y República Dominicana.

El estudio realizó entrevistas a 1,350 personas de las ocho regiones; San Juan, Ponce, Mayagüez, Arecibo, Bayamón, Carolina, Humacao y Guayama, con un margen de error de 2.67 y un nivel de confiabilidad de 95%. Se entrevistó a las personas responsables de hacer la compra de alimentos del hogar. El 54% de los encuestados fueron mujeres y 46% hombres, que se identificaron como agentes compradores del hogar. El 26% es de 65 años o más. El 38% de los encuestados son casados y el 49% son usuarios de la tarjeta de PAN. Esto coincide con los datos del Departamento de la Familia.

“Radiografía del Consumidor encontró que el 94% de los entrevistados tiene gran preocupación por el aumento en precio, sobre todo en aquellos de 45 a 54 años y los de 65 o más”, señaló Richard Valdés, presidente del Comité de Radiografía del Consumidor y director de Mercadeo y Desarrollo de Nuevos Negocios para The Retail Group. “Además, el 77% de los encuestados indicó no estar seguro de contar con suficiente dinero para comprar alimentos y el 36% reportó que el ingreso familiar se ha reducido desde el comienzo de la pandemia”, reveló Valdés.

“El tema de precio es uno global y Puerto Rico no es la excepción. Pero aquí le hemos añadido otros agravantes, como las huelgas de camioneros y aumentos en la transportación terrestre, el cierre, los aumentos y la monopolización de los muelles. A estos se suman, los incrementos en la electricidad y las interrupciones de servicio, entre otros. Todo esto se combina y contribuye al problema de faltantes en góndola o “out of stock” que provoca preocupación y cambios de conducta en los consumidores, tales como el incremento que estamos viendo en la compra para almacenar”, comentó el vicepresidente de MIDA, Manuel Reyes Alfonso.

Radiografía nos muestra también, que el consumidor ha realizado grandes cambios en su visita a la tienda. La frecuencia de vistas ha disminuido de 5.8 veces al mes en 2019 a tres veces al mes en la actualidad. Una de las razones expuestas es el temor a los contagios, donde el 72% de los entrevistados expuso como la razón principal para reducir la frecuencia de sus visitas y el tiempo del recorrido en la tienda. Otro cambio marcado es el canal que los consumidores están visitando. El canal de farmacia aumentó de una visita mensual en el 2019 a casi siete visitas mensuales en la actualidad y los clubes de membresía aumentaron de una visita en el 2019 a 4.3 vistas mensuales. El aumento en las visitas a clubes podría explicar el que el 50% de los consumidores entrevistados alegan estar almacenando más producto que antes de la pandemia, ya que se beneficia de los empaques más grandes.

De otra parte, el estudio encontró que un 39% de la muestra está planificando más comidas saludables, un 29% está dejando de comprar “antojitos” y bebidas poco saludables y un 30% está leyendo más etiquetasen los empaques. Estos hallazgos apuntan a que el consumidor está más preocupado por su salud y está tomando acciones pertinentes en búsqueda de una vida más saludable.

Mario Rodríguez, presidente de Rodz Digital y miembro del comité, presentó que el gasto promedio mensual es de $407, representando una leve reducción en comparación con el 2020, cuando se reportó un gasto de $434. “Aunque en el neto, se evidenció una reducción en el gasto mensual total, hubo un aumento en algunas categorías, tales como cerveza, agua embotellada y snacks. Durante los meses del estudio en campo, se redujo la aportación de fondos federales, por lo cual había menos dinero disponible para realizar las compras y, por ende, se reflejó una reducción en gasto,” indicó Rodríguez.

“Vemos cómo los demográficos tienen un impacto directo en el gasto mensual. Por ejemplo, la población de 65 años o más continúa en aumento, pero su gasto mensual es menor, $342 comparado con el promedio de $407. Este segmento representa hoy un 21.3% de la población y se proyecta que en cinco años sea un 27%. Esto impactará el gasto mensual general. De hecho, Puerto Rico es actualmente la jurisdicción con el mayor porcentaje de población de 65 años o más en los Estados Unidos. Esto se refleja en segmentos como pañales de adultos y suplementos nutricionales que tienen un crecimiento a doble dígito. La dinámica demográfica ya tiene su impacto en las categorías, con un aumento de 23% en pañales de adultos. Si continúa la tendencia, estos sobrepasarán los pañales de infantes,” proyectó Rodríguez.

Por otro lado, los afilados al PAN están gastando $312 mensuales en su compra de alimentos. Con los beneficios, a partir de octubre, se proyecta un aumento de 23% en el ingreso mensual de este grupo.

“También, vemos cambios significativos en la canasta básica de alimentos. Comparamos esta con la de hace cinco años (2016). Para ese entonces, los tres productos principales eran arroz, leche y habichuelas. En la actualidad, lo son el agua, la carne y/o pollo y las frutas y/o vegetales. El agua y los vegetales no estaban en los principales diez productos en 2016”, afirmó Rodríguez.

El estudio analizó, además, los métodos de pago y encontró que las tarjetas de débito se han convertido en la principal forma de realizar pagos. Este método destronó al efectivo, quien en 2017 era el método de pago preferido por un 43% de los encuestados y en la actualidad, se posiciona como el tercero con un 26%. La Tarjeta de la Familia cambió de 19% en 2017 a 42% en la actualidad.

“El consumidor indicó que los métodos principales que prefiere para comunicarnos con él son el “shopper” con 29%, las redes sociales con 25% y la TV con un 15%. Los hombres, prefieren los shoppers en un 31% y las mujeres se inclinan por las redes sociales en un 27%. El 50% de los encuestados confirmó que la rotulación en góndola continúa siendo un método efectivo para llamar su atención.

El tema de “ratings and reviews” continúa en aumento en las plataformas digitales. En el 2020 un 50% de la muestra indicó que los “ratings and reviews” eran importantes para ellos. En el 2021 alcanzó un 59%. Esto presenta una oportunidad para que los detallistas consideren incorporarlo a sus plataformas digitales”, sentenció Irizarry.

Según el estudio, en 2021, tres de cada cuatro encuestados (77%), indicaron no presupuestar una partida para la compra de alimentos preparados. Para el 60% de estos, el gasto de $104 mensuales en alimentos preparados se realiza de manera impulsiva por razones de conveniencia.

“Uno de los componentes cualitativos se enfocó en definir lo que Radiografía del Consumidor denominó como el ’comprador secundario’. Esto significa que uno de cada tres compradores ‘primarios’ comparten la actividad de compra de alimentos con otra persona en el hogar. Mientras, que el 41% indicó que continuarán con esta práctica, aun después de la pandemia. El 85% de los ’compradores secundarios’ indicó que la frecuencia con la que hacen la compra de alimentos será igual o mayor, una vez se acabe la pandemia”, dijo Ernie Soto, Market Development Head de Mars Wrigley.

“En Radiografía del Consumidor 2021, vemos a un consumidor que provoca cambios. Ya no están dispuestos a sacrificar la conveniencia de “pick up” y compras “online” y regresar a la rutina sin esos servicios”, comentó Valdés.

Este agregó que, los retos para la industria continúan. “El detallista busca desarrollar nuevas estrategias para trabajar el tema de faltantes. Además, cómo hacer la compra más fácil al segmento de adultos mayores, ya que este grupo representa el 21.3% de la población en Puerto Rico. Los manufactureros tienen el reto de materia prima limitada y cómo mantener la fidelidad”, explicó el presidente del comité.

“Las tendencias y la industria tradicionalmente han provocado cambios en los hábitos del consumidor y la dinámica ha sido unidireccional. Por primera vez, estamos viviendo momentos, donde los cambios surgen en ambas direcciones”, culminó Valdés.