13 de Noviembre de 2018

Muertes por huracán María: Un asunto de credibilidad

Por el 13 de Agosto de 2018
image_pdfimage_print

Nota del editor: Esta historia fue originalmente publicada en la versión impresa de Caribbean Business del 2 de agosto de 2018

“No hemos hablado de un informe preliminar, se ha hablado de informe final que correspondía a una entrega el 22 de mayo. Esa es la única fecha que se ha hablado”, aseguró a este medio la portavoz de prensa del Departamento de Seguridad Pública, agencia que contrató a la George Washington University (GWU) para que comisionara un estudio confiable sobre el total de muertes asociadas al paso del devastador huracán María por Puerto Rico el 21 de septiembre.

Sin embargo, CB en Español reveló que, contrario a lo expresado por la dependencia dirigida por Héctor Pesquera, el acuerdo suscrito contemplaba no solo la entrega de ese reporte, sino el pago de $125,000 por éste.

Desde el 4 de mayo -mucho antes de surgir la incongruencia entre los datos oficiales y el contrato- este medio ha realizado varios requerimientos de información al Departamento de Comunicaciones del Milken Institute School of Public Health del GWU. Las peticiones han incluido preguntas específicas sobre el status de los informes que le cuestan al erario público $305,368, un aparte con el líder de la investigación, el epidemiólogo Carlos Santos Burgoa, y una cifra final sobre cuánto más la administración de Ricardo Rosselló debe pagar para obtener respuestas finales a sus interrogantes.

“Te estoy conectando con Yennifer Alvarez, la secretaria de prensa del gobernador. Ella puede contestar su pregunta”, respondió la encargada de comunicaciones de la institución 80 días luego de nuestra primera petición. Acto seguido, Álvarez se comunicó con este medio para confirmar la existencia del informe preliminar y diligentemente coordinó con el DSP su entrega. Horas después de recibir el documento, se anunció la renuncia de la secretaria de prensa del primer ejecutivo.

¿Informe preliminar o propuesta de negocios?

Tras una lectura del documento titulado “”Evaluación del Posible Exceso de Mortalidad por el Huracán María en Puerto Rico”, resulta forzoso concluir que denominar el informe como uno preliminar sería la subestimación del año que, más allá de levantar dudas sobre el trabajo que llevan realizando desde el 22 de febrero, incide directamente sobre la transparencia que esta administración ha prometido al pueblo de Puerto Rico con inusual insistencia.

“Este informe preliminar proporciona una actualización de las actividades del proyecto, desde su lanzamiento hasta hoy. Es una relación del proceso más que de productos”, lee la introducción del documento de 24 páginas, lo cual deja entrever que el informe es un mero documento sobre rendición de cuentas y una propuesta para una segunda fase con una “evaluación a profundidad de los datos de mortalidad” para cerrar un negocio millonario con el gobierno.

“Recomiendo ver la conferencia de prensa dónde se explica que la primera fase tiene un costo de $305,000 y para culminar una próxima fase pudiera alcanzar $1 millón, tras culminar la primera fase se trabajará en la búsqueda de ‘grants’ y/o donativos para subvencionar lo restante”, instó la secretaria de prensa de Rosselló Nevares en mayo pasado, tras ser cuestionada sobre el costo total por comisionar el estudio.

A pesar de que cuentan con la bendición del ejecutivo, GWU asegura en su informe que ha contactado o recibido contribuciones de al menos 24 entidades –en su mayoría controladas por el gobierno estatal y federal-. Sin embargo, universidades privadas como Penn State (#12 a nivel mundial), Harvard (#2 a nivel mundial) o Ponce Health Sciences University no aparecen en el listado. Estas instituciones independientes poseen data valiosa que podría acelerar la investigación de la GWU (#345 a nivel mundial), una corporación congresional sin fines de lucro.

Sin embargo, GWU afirma que sí utilizarán los estudios de Penn State, Harvard y el Centro de Periodismo Investigativo “a fin de proporcionar una manera para que el público evalúe las diferencias relativas entre ellas y las producidas por el proyecto actual”.

“Mientras tanto, el trabajo continúa en el desarrollo de la propuesta para el análisis en profundidad de la mortalidad por causa específica atribuible al huracán, que incluye modelos estadísticos más complejos, así como una encuesta en profundidad sobre las circunstancias de muerte. El financiamiento para completar esta parte del proyecto se busca activamente de diferentes fuentes y sinergias institucionales.”, lee el último párrafo del reporte, en el que aseguran que esperan producir un informe final “dentro del plazo del contrato”. El pasado 30 de junio, el término contractual fue extendido hasta el 18 de septiembre a través de una enmienda al acuerdo original.

“Al no estar involucrado en este proyecto se me hace difícil determinar si es un reporte preliminar. Ciertamente, se espera que este estudio certifique y/o aproxime un número de muertes asociadas al huracán María; esto de acuerdo a las expresiones públicas del mismo Secretario de Seguridad Pública. Como ese dato no está, entiendo que queda trabajo por hacer o información por ser incluida”, expresó el director del Programa especializado en Estimados y Proyecciones de Penn State University, doctor Alexis Santos Lozada.

Las expresiones del experto surgen en referencia a la controversial declaración de Héctor Pesquera luego de que la prestigiosa publicación The New England Journal of Medicine publicara el estudio de Harvard que concluía que 4,645 puertorriqueños habían sido víctimas directas o indirectas del devastador ciclón.

“El estudio aunque no lo hemos visto, el de Harvard, es a base de una encuesta, no es a base de datos científicos. El de George Washington viene con una metodología distinta. En algún momento dado estoy seguro que George Washington se va a poner al tanto con ellos y van a tratar de convalidarlo pero una encuesta no es lo mismo que una base científica que es lo que está llevando a cabo George Washington”, aseguró Pesquera el 31 de mayo.

Para el especialista en demografía aplicada y salud poblacional, es importante que la GWU establezca cuál es su significado de la frase “ respuesta rápida” que citan en el estudio preliminar para diferenciar su investigación a otros “proyectos de investigación más convencionales”.

“Tendríamos que preguntarle a los investigadores de GWU que es lo que consideran “rapid-response”. Ciertamente este estudio viene luego de reportes que han estado disponibles desde noviembre (por ejemplo el estudio por mí y Jeffrey Howard) y otros estudios realizados por reporteros. Nuestro reporte fue publicado dos meses (más rápido) luego del fenómeno y cuando aún gran parte de la isla seguía a oscuras y sin servicios básicos. Este reporte llega 10 meses después, que es una respuesta más lenta que todos los demás análisis”, añadió Santos Lozada quien lideró una investigación que arrojó un estimado de 1,085 decesos, la cual fue publicada en abril por la revista especializada Health Affairs.

“Luego de analizar los aciertos y desaciertos vividos como parte de la emergencia ante el paso de los huracanes Irma y María, nuestro gobierno está revisando todos los protocolos y procesos para asegurarnos que estamos listos para una nueva temporada de huracanes”, destacó el gobernador desde La Fortaleza el 20 de marzo. En ese momento, el mandatario anunció que llevaría a cabo una cumbre de agencias del gobierno central y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) el 29 de mayo y una Cumbre Municipal de Emergencia el próximo día.

Los resultados de estas gestiones tampoco se conocen, a más de dos meses del inicio de la temporada de huracanes.

You must be logged in to post a comment Login