9 de Julio de 2020

Nace proyecto para crear vivienda segura en el Caño Martín Peña

Por el 6 de Febrero de 2018

Con el propósito de proveer alternativas de vivienda segura en las comunidades del Caño Martín Peña, que se vieron afectadas con el paso del huracán María por la isla, el Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico (CIAPR) y el Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico (CAAPPR), en alianza con la Corporación del Proyecto ENLACE del Caño Martín Peña y el Grupo de las Ocho Comunidades Aledañas al Caño Martín Peña, Inc. (G8), anunciaron el inicio del proyecto comunitario Mi Casa Resistente, que los ayudará a levantar su hogar nuevamente.

“María destruyó unas 70,000 viviendas en Puerto Rico. Esta alianza nace para diseñar y construir casas seguras a prueba de huracanes y otros fenómenos atmosféricos para familias del Caño Martín Peña. Esperamos que el proceso de diseño profesional, permisos y construcción que estamos emprendiendo sea un taller de desarrollo comunitario en el Caño y se pueda emular por otras comunidades”, aseguró Pablo Vázquez Ruiz, presidente del CIAPR.

Según se explicó, la primera etapa del proyecto  consiste en un concurso de diseño conceptual para seleccionar tres diseños preliminares, cuya idea se desarrollará para construirse en el Caño Martín Peña. Esta etapa ya está en marcha y para la misma el CAAPPR realizó la convocatoria. La segunda etapa consistirá en el proceso de construcción, que será administrado por la Fundación del CIAPR en coordinación con las partes interesadas.

El diseño por profesionales facultados por ley para fungir como proyectistas busca producir un prototipo de vivienda que atienda las necesidades de todo ciudadano de un techo seguro y resistente, pero que a su vez reconozca las realidades económicas que les limitan financiar el diseño y construcción adecuada de su hogar.

Inician entrega de viviendas restauradas bajo programa “Tu Hogar Renace”

“El CAAPPR ha hecho un compromiso a través de varias iniciativas para terminar con la construcción poco segura. La construcción servirá de laboratorio para orientar a la comunidad. Apostamos a que a través de la educación en sitio se puede modificar la forma de construir y lograr un Puerto Rico más seguro”, dijo por su parte la presidenta del CAAPPR, Ivonne María Marcial Vega.

ENLACE y el G-8 coordinarán los procesos de participación ciudadana durante el diseño, los parámetros de selección de las familias que ocuparán las viviendas que se construyan, y continuaran implantando estrategias para fortalecer las técnicas de construcción en la comunidad.

“Agradecemos a nuestros aliados la posibilidad de proveer viviendas de calidad a familias que lo perdieron todo con el huracán, en solares del Fideicomiso de la Tierra, y por contribuir modelos de vivienda diseñados con participación ciudadana, que podamos usar en el futuro para el realojo de familias”, señaló a su vez Evelyn Quiñones Ortiz, vicepresidenta del G-8.

La Fundación del CIAPR, que servirá de depositario de los fondos que se recauden, tendrá el rol de agente fiscal del proyecto recibiendo los donativos de instituciones que decidan unirse. Además, proveerá los recursos administrativos para la contabilidad y finanzas de los recursos económicos del proyecto.

Asimismo, el CIAPR proveerá un ingeniero licenciado para fungir como gerente general del proyecto y coordinar las distintas fases del proyecto, entre ellas: coordinación entre los presidentes de los Colegios, ENLACE y el G-8, coordinación con proyectista y contratistas, aprobación de pagos a contratistas y suplidores según sea el caso y coordinación con la administración y la Fundación del CIAPR para el desembolso de los fondos asignados al proyecto.

Los ganadores del concurso fungirán como proyectistas a con responsabilidad de todos los trámites de permisos. Desarrollarán los planos y especificaciones y los certificarán como planos modelos, para ser replicados en el proyecto “Mi Casa Resistente”. Se designará un ingeniero o arquitecto licenciado para las inspecciones periódicas y certificará la construcción para la obtención del permiso de uso.

HUD otorga $1,500 millones para reparar viviendas y negocios en Puerto Rico

“Sabemos que con esta iniciativa la comunidad y entidades que nos puedan ayudar se estimularán a construir estructuras seguras de modo que no haya que reconstruir una y otra vez. Queremos enviar el mensaje de lo importante que es construir de una forma resistente y atraer a otras organizaciones para ampliar la cantidad de casas que vamos a construir”, añadió Vázquez Ruiz.

Según se especificó, Mi Casa Resistente debe incorporar la tecnología disponible, los códigos actuales, ser accesible en términos de costo y apoyar la protección del paisaje y consideraciones ambientales ya que este tipo de fenómeno atmosférico seguirá siendo parte de la realidad en el Caribe.

image_print

You must be logged in to post a comment Login