6 de Diciembre de 2022

Nobel de Paz a presidente Santos divide opinión en Colombia

Por el 10 de Diciembre de 2016

Por Juan Camilo Hernández

COLOMBIA — No es la primera vez que un colombiano recibe un Premio Nobel. En 1982, la pluma de Gabriel García Márquez fue exaltada por la Academia Sueca y el regocijo fue casi unánime entre los habitantes del país andino.

Sin embargo, este sábado sucedió lo contrario y el pueblo dividió opiniones sobre el galardón de Paz que recibió el presidente Juan Manuel Santos tras sellar un acuerdo que pone fin a un prolongado conflicto con la guerrilla de las FARC.

“Ese premio Nobel no es para la mayoría de los colombianos un motivo de celebración”, dijo el senador opositor Alfredo Rangel a The Associated Press. En su opinión, se trata de un reconocimiento que “deja un sabor amargo” para quienes en octubre pasado votaron en contra del plebiscito que buscaba refrendar el primer acuerdo logrado con las FARC.

(Nigel Waldron/ Getty Images)

(Nigel Waldron/ Getty Images)

El mayor opositor del proceso de paz con la guerrilla secundó la opinión de Rangel. En su cuenta de Twitter, el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) criticó el propósito de Santos de “terminar la guerra” a expensas de la “impunidad” y los actos de terror de los rebeldes.

Desde la orilla opuesta, Humberto de La Calle, jefe negociador del gobierno, consideró que el galardón de Santos es “en el fondo un reconocimiento a Colombia, a los colombianos, al proceso de paz” y pidió que “sin mezquindades cada colombiano debe sentirse representado en Oslo”, ciudad en la cual se entregó el premio.

Han pasado 34 años desde que García Márquez ganó el Nobel de Literatura por su obra “Cien Años de Soledad”, pero en la mente de su amigo Plinio Apuleyo, que lo acompañó entonces en Suecia, sigue intacto el recuerdo de aquel momento al que calificó como toda “una fiesta”, y no dudó en asegurar que “todo el mundo, especialmente al interior del país, entendió que se trataba de un premio, de un regalo para toda Colombia”.

Apuleyo agregó que el galardón a Santos, en cambio, ha dividido al pueblo, pero explicó que el Nobel de Paz a diferencia del de Literatura tendrá siempre un “tinte político”, independientemente de quién lo reciba. “Y como todas las cosas políticas, obviamente provoca divergencias y opiniones contrarias”.

Lee también: Presidente de Colombia recibe Premio Nobel de la Paz

Algo parecido sucedió cuando el Comité del Nobel decidió entregar el mismo premio al entonces recién electo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en 2009. El reconocimiento a su visión de un mundo sin armas nucleares generó serios reparos en diferentes sectores internacionales.

El Nobel de actual mandatario de Colombia también generó opiniones en las redes sociales este sábado, pero no así los ánimos en las calles, donde la gente en las diferentes ciudades continuó con sus actividades sin mayor sobresalto.

Fernando Rodríguez, un administrador de empresas de 33 años, dijo no estar de acuerdo con el Nobel para Santos porque “su afán es el de figurar en la historia, mientras el país está llevado (afectado) por miles de males. Uno de ellos las FARC, que siguen lavando dinero y disfrutando de sus enormes fortunas sin necesidad de esconderse”.

Varios de los críticos de Santos no respaldaron el nuevo acuerdo con las FARC, que fue refrendado la semana pasada por el Congreso colombiano. Insisten en que el nuevo texto no atendió las demandas más importantes: cárcel para los rebeldes que cometieron crímenes e impedirles acceder a cargos políticos hasta que paguen sus penas.

Desde Oslo, el presidente Santos dedicó su galardón a las más de 220.000 víctimas que ha dejado un conflicto de medio siglo y puntualizó que con al acuerdo alcanzado con las FARC “hay una guerra menos en el mundo, ¡y es la de Colombia!”.

image_print

You must be logged in to post a comment Login