4 de Agosto de 2020

Nos preparamos para una guerra

Por el 26 de Marzo de 2020

La gobernadora Wanda Vázquez Garced divulgó hoy un documento con las recomendaciones presentadas por el task force de salud que nombró para lidiar con la crisis del COVID19, en el que se evidencia que se preparan como si estuviéramos en medio de una guerra.

Y en cierto modo, ese es el estado de situación que impera con el cierre que ahora se extenderá por 30 días, con restricciones mayores de movimiento y duras penas para los que violen las órdenes establecidas.

Hasta el jueves se habían confirmado un total de 64 casos positivos pero todos los miembros el task force y la gobernadora no han tenido empacho en afirmar, que deben haber cientos o quizás miles de personas contagiadas con el virus sin confirmar, que pueden estar contaminando a otros sin saberlo.

Estados Unidos en menos de tres semanas se ha convertido en la nación del mundo con más casos positivos reportados muchos de los cuales pudieron haber viajado a Puerto Rico cuando aun los viajes no estaban restringidos.

La medida más relevante anunciada fue la extensión del periodo de cuarentena hasta el 12 de abril.

Sin embargo, al leer el documento de tres páginas presentado por el grupo de galenos es fácil constatar que se preparan para grave escenario.

Las ordenes de compra esta emergencia estarán a cargo del Negociado de Manejo de Emergencia, entidad a la que se le ha pedido que adquiera material protector para trabajadores de la salud, 2,500 ventiladores y todas las pruebas rápidas (rapid kits) que puedan conseguir en el mercado.

La división de Bioseguridad del Departamento de Salud y el task force tendrán a su cargo la logística de distribución de las pruebas a través de todo Puerto Rico para garantizar que se entregan a las áreas más afectadas y que los resultados son reportados al Departamento de Salud para su análisis y seguimiento.

La entrega del material estará a cargo del Negociado de Manejo de Emergencias.

De igual forma se exigirá a los laboratorios privados que realicen pruebas que informen los resultados a Salud para el ‘contact tracing’ correspondiente.

Se recomienda al Negociado de Manejo de Emergencia que evalúe el Hospital del Maestro para que se utilicen sus 185 habitaciones, como una segunda instalación en el área metropolitana para la atención exclusiva de los casos de COVID-19.

Salud ya trabaja en el Hospital Regional de Bayamón como una primera instalación para atender a aquellos que necesiten cuidados intensivos.

La región metropolitana es la que presenta la mayor cantidad de casos positivos en Puerto Rico, seguida por Mayaguez, Caguas y Bayamón.

Al 22 de marzo la información sobre la capacidad de los hospitales era la siguiente, según datos provistos por el Departamento de Salud, 3588 pacientes hospitalizados y una disponibilidad de 2,620 camas.

En Puerto Rico se estima que existen unas 13,000 camas de hospital pero al momento del reporte ocho hospitales no había informado su censo de pacientes.

Camas ocupadas y disponibles por categoría:

ERICUPICUNICUPEDS
OccupiedAvailableOccupiedAvailableOccupiedAvailableOccupiedAvailableOccupiedAvailable
4378444222663549113122230683
Medicina y Cirugía VentiladoresCuartos de presión negativaMorgue
OccupiedAvailableOccupiedAvailableOccupiedAvailableOccupiedAvailable
2110192331158314818439137

El task force recomendó a la gobernadora que ordene a los hospitales a detener todas las cirugias electivas para liberar el personal y cuartos necesarios en caso de un crecimiento exponencial de pacientes afectados.

Además solicitó que se cree una dispensa en la orden que permita a los hospitales adquirir materiales de ferretería para ampliar las instalaciones hospitalarios.

También recomiendan que el Departamento de Salud autorice a los hospitales aumentar el número de camas sin necesidad de esperar por la aprobación del CNC.

A preguntas de Caribbean Business, la gobernadora y task force de Salud indicaron que el Manual y los Protocolos específicos que contienen los estimados epidemiológicos sobre posibles muertes por COVID-19, serían hechos públicos durante el fin de semana.

Curiosamente, mientras se anunciaban estas medidas, la mandataria informaba de la más reciente baja del liderato del Departamento de Salud, que hasta hace apenas unas semanas insistían en que esta era una epidemia de la cuál no debíamos preocuparnos demasiado.

Hasta hace una semana atrás, la director de la División de Bioseguridad insistía en que las pruebas solamente debían realizarse a las personas que mostraran síntomas porque la contaminación comunitaria no había sido evidenciada.

Los resultados una vez se comenzaron a hacer las pruebas demuestran que COVID 19 caminaba entre nosotros quizás antes de que llegara el barco italiano con la que luego se convirtió en la primera víctima fatal del novel coronavirus.

El informe del task force incluye recomendaciones para preparar los hospitales para una avalancha de pacientes

image_print

You must be logged in to post a comment Login