19 de Octubre de 2018

Nuevas restricciones para mascotas en vuelos de Delta

Por el 22 de Enero de 2018
image_pdfimage_print

Un nuevo reglamento para el transporte de mascotas será implementado por la aerolínea Delta Air Lines desde el 1 de marzo de este año, con el propósito de regular los riesgos de seguridad para los animales no entrenados en sus vuelos, indicó la empresa a través de un comunicado de prensa.

La empresa con sede en el estado de Georgia, indicó que los nuevos requisitos defienden la máxima prioridad de la empresa para garantizar la seguridad de sus clientes, empleados y animales de servicio y soporte, mientras apoyan los derechos de los clientes con necesidades legítimas, como los veteranos discapacitados, para viajar con animales entrenados.

La empresa estableció además que, de acuerdo con la Ley de Acceso de Transporte Aéreo, Delta proporciona transporte en cabina para animales de servicio y apoyo a personas discapacitadas sin cargo adicional. No obstante, los lineamientos que entrarán en vigencia requieren que todos los clientes que viajan con un animal de servicio o apoyo muestren comprobante de salud o vacunación con 48 horas de anticipación. Además del requisito actual de una carta preparada y firmada por un médico o un profesional de la salud mental autorizado, las personas con animales de servicio psiquiátrico y animales de apoyo emocional también deberán presentar un documento firmado que confirme que su animal puede comportarse para evitar que mascotas sin entrenamiento, a veces agresivas, viajen sin las condiciones apropiadas en la cabina.

Estas medidas tienen como intención ayudar a garantizar que los clientes que viajen con un animal de servicio capacitado o de apoyo ya no corran el riesgo de que las mascotas no entrenadas ataquen a su animal de trabajo, como se ha informado anteriormente.

Según se indica en la misiva, Delta transporta aproximadamente 700 animales de servicio o apoyo diariamente, un total de casi 250,000 anualmente, de un total de más de 180 millones de pasajeros que cada año utilizan Delta para realizar sus viajes.

La empresa señaló que se han atendido casos de pasajeros que han intentado abordar con pavos supuestamente de apoyo, zarigüeyas deslizantes conocidas como planeadores del azúcar, serpientes, arañas y otras especies que no son utilizadas como animales de apoyo para discapacitados.

“Ignorar la verdadera intención de las normas existentes que rigen el transporte de animales de servicio y asistencia puede ser una desatención para los clientes que tienen necesidades reales y documentadas. Delta ha visto un aumento de 84% en los incidentes de animales reportados desde 2016, incluyendo orinar/defecar, morder e incluso un ataque ampliamente reportado por un perro de 70 libras. En 2017, los empleados de Delta informaron sobre un aumento de los actos de agresión (ladridos, gruñidos, embestidas y mordiscos) por parte de los animales de servicio y de apoyo, comportamiento que no se ve típicamente en estos animales cuando están entrenados y trabajando adecuadamente”, lee el comunicado de prensa.

“El aumento de incidentes graves que involucran animales en vuelo nos lleva a pensar que la falta de regulación en los chequeos de salud y entrenamiento para estos animales está creando condiciones inseguras en los viajes aéreos de Estados Unidos. Como líder en seguridad, trabajamos con nuestro Consejo Asesor sobre Discapacidad para encontrar una solución que apoye a aquellos clientes con una necesidad legítima para estos animales, a la vez que priorizamos una experiencia de viaje segura y consistente”, sostuvo por su parte, John Laughter, vicepresidente de Seguridad Corporativa de la empresa.

Ley de Acceso de Transporte Aéreo

Como el código título 14 del Reglamento Federal de Aviación § 382.117 dicta, “se debe permitir que el animal de servicio acompañe al pasajero con una discapacidad en cualquier asiento en el que se siente el pasajero, a menos que el animal obstruya un pasillo u otra área que no deba obstruirse para facilitar una evacuación de emergencia”.

Sin embargo, según reportes de la propia empresa, animales no entrenados que se identificaron erróneamente como animales de servicio y apoyo ocuparon asientos, se extendieron por los pasillos y se movieron por la cabina durante algunos vuelos, a menudo sin restricciones. Esa misma regulación también exige que las líneas aéreas determinen si algún factor impide el viaje en la cabina de un animal de servicio.

Tales factores incluyen: “si el animal representaría una amenaza directa para la salud o seguridad de otros” y “si causaría una interrupción significativa del servicio en la cabina”.

You must be logged in to post a comment Login