12 de Agosto de 2020

Optimista Wall Street con la elección de Rosselló

Por el 16 de Noviembre de 2016

La elección de Ricardo Rosselló como gobernador de Puerto Rico ayudó a restablecer en algo la confianza del mercado, ya que la filosofía de reestructuración de la deuda está más en línea con el lenguaje que los acreedores han estado buscando estos los últimos dos años.

NEW YORK, NY - OCTOBER 07: A business man walks outside of the New York Stock Exchange (NYSE) on October 7, 2016 in New York City. U.S. stocks slipped Friday following a weaker-than-expected jobs report.The government reported Friday that the U.S. economy produced156,000 net new jobs in September, raising the unemployment rate up to 5% last month, largely because the labor force expanded by about 444,000 people. (Photo by Spencer Platt/Getty Images)

La comunidad aseguradora de bonos opina que Puerto Rico debe seguir un modelo de revitalización similar al adoptado en Washington, D.C. (Spencer Platt/Getty Images)

“A base de nuestras interacciones con el doctor Rosselló, esperamos que él se rodee de personas responsables y de asesores que no estén enfocados miópicamente en tener una guerra con los acreedores en vez de buscar decisiones fundamentales y sólidas en cuanto a políticas”, dijo Nader Tavakoli, principal oficial ejecutivo de Ambac Assurance, a Caribbean Business en una entrevista exclusiva la semana pasada. “En ese sentido, la isla debe beneficiarse de tener a un gobernador que está enfocado en el crecimiento y que cuenta con asesores que estarán interesados en trabajar con la junta de supervisión para solucionar los problemas fundamentales que existen, crear empleos en el sector privado y poner en marcha las agendas positivas de las que nosotros y el doctor Rosselló hemos estado hablando durante tantos meses”.

Ambac Assurance asegura alrededor de $2,400 millones en bonos de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina) y la Autoridad para el Financiamiento de Infraestructura de Puerto Rico (AFI), así como bonos para hoteles y edificios públicos. Es una de las cuatro compañías aseguradoras­ de bonos que cubren el interés y el principal cuando los emisores incumplen con sus pagos.

El total de la exposición neta en bonos de Puerto Rico por parte de Assured Guaranty, la National Public Finance Guarantee Corp. de la Municipal Bond Insurance Association, Ambac Assurance, Syncora Guarantee y Financial Guarantee Insurance Co. estaba en $15,700 millones el 30 de junio de 2015, según Bond Buyer.

La comunidad aseguradora de bonos opina que Puerto Rico debe seguir un modelo de revitalización similar al adoptado en Washington, D.C., donde una combinación de medidas de austeridad e incentivos de desarrollo económico ayudó a devolverle acceso al mercado en un plazo de tres años.

Aunque Rosselló dijo a este periódico que el desarrollo económico es clave en la ecuación, manifestó al público durante la Conferencia de Revitalización de Puerto Rico auspiciada por la Association of Financial Guaranty Insurers que: “Cuando empecemos a aprobar algunas leyes al principio de nuestra administración, eso abrirá el camino a la reducción de gastos en gobierno. Estoy convencido de que también tendremos acceso a los mercados y que desde bien temprano podremos poner en marcha las estrategias de crecimiento económico”.

Lograr un equilibrio entre austeridad y crecimiento es muy complicado, ya que los recortes en los empleos del sector público pueden frenar el crecimiento económico que se busca a través de los incentivos.

De acuerdo con los cálculos de Caribbean Business, un recorte de 10% a 20% en la jornada laboral de 80,000 empleados públicos que no trabajan en servicios esenciales —por ejemplo, en salud, educación y seguridad— conduciría a una disminución de negativo 0.7% a negativo 1.4% en el producto interno bruto de Puerto Rico (PIB). Este cálculo no incluye el aumento de 26% en las tarifas de electricidad que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) está solicitando como parte de su trato con los acreedores, por lo que el golpe al PIB probablemente sería mayor.

La probabilidad de que haya recortes de empleos ha sido advertida por la mayoría de los observadores que saben que es imposible lograr la austeridad sin recortar la grasa de un gobierno que emplea a 158,000 personas.

Esa evidente verdad ha provocado críticas por parte de los detractores de Rosselló, quienes aseguran que el gobernador electo tiene los intereses de los bonistas como prioridad en lugar de los intereses del pueblo de Puerto Rico. Tavakoli de Ambac dice que ambos intereses no tienen que ser mutuamente excluyentes.

“Voy a ser consistente con lo que he dicho todo el tiempo, que no veo una gran distancia entre los intereses del pueblo de Puerto Rico y los intereses de los acreedores. Se me hace muy fácil decir que pienso que la consistencia del doctor Rosselló en cuanto a los comentarios que ha hecho en privado y en público durante la campaña indica que va a ser mucho más transparente, mucho más responsable. Desde esa perspectiva, será más fácil llegar a acuerdos. Por lo tanto, será bueno para los acreedores y para Puerto Rico”, señaló Tavakoli.

image_print

You must be logged in to post a comment Login