15 de Octubre de 2019

Pedro Pierluisi se convierte en gobernador de Puerto Rico

Por el 2 de Agosto de 2019

Al filo de las 5 de la tarde y luego de que la Cámara de Representantes aprobara el nombramiento de Pedro Pierluisi como secretario de Estado, la oficina del gobernador emitió un comunicado de prensa en el que informaba que de acuerdo con el estado de derecho actual y de acuerdo con el Artículo 1 de la Ley Núm. 7 de 24 de julio de 1952, según enmendada, el secretario de Estado, Pedro R. Pierluisi, será juramentado como próximo Gobernador de Puerto Rico.

“Bajo dicho ordenamiento jurídico, siendo nombrado en receso el secretario de Estado, Pedro Pierluisi, y adviniendo vacante la gobernación, corresponde que este juramente como nuevo gobernador por el resto del presente término”, indicó Rosselló en su comunicación.

De inmediato, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz dijo a través de su cuenta de Facebook que “las recientes expresiones del gobernador saliente sobre la forma de transicionar luego de su bochornosa salida son más que elocuentes. Reflejan sus verdaderas intenciones. Nunca se arrepintió de nada. No respetó el reclamo del pueblo. De hecho, se burlo, utilizando nuevos cómplices”.

“Cada puertorriqueño puede llegar a sus propias conclusiones. La burla, la mentira el comportamiento anti ético e ilegal fue viral. Los que traicionaron a Puerto Rico quieren perpetuarse inescrupulosamente. Nadie debe perder la fe. La ley, el orden, la moral y el bien común prevalecerán”, añadió.

Rosselló Nevares fundamentó su decisión de juramentar a Pierluisi como su sucesor en el Artículo IV, Sección 7, de la Constitución de Puerto Rico que establece que:

“Cuando ocurra una vacante en el cargo de Gobernador producida por muerte, renuncia, destitución, incapacidad total y permanente, o por cualquier otra falta absoluta, dicho cargo pasará al Secretario de Estado, quien lo desempeñará por el resto del término y hasta que un nuevo gobernador sea electo y tome posesión.

La Constitución también establece la facultad de realizar nombramientos mientras la Asamblea Legislativa no esté en sesión que advengan al cargo en propiedad.”

La Ley 7 de 24 de julio de 1952, según enmendada, establece que no será necesario que el Secretario de Estado haya sido confirmado para asumir la gobernación de manera permanente. El Departamento de Justicia aclaró en su ponencia ante la Legislatura, al enmendarse dicha Ley en 2005, que el texto constitucional no requiere la confirmación y que, en caso de emergencia, no se debe exigir tal requisito. Esta aclaración fue acogida por la Asamblea Legislativa.

Mientras la comisionada residente, Jenniffer González quien en los últimos días se ha mantenido fuera del país, dijo momentos antes de que se conociera que Pierluisi sería juramentado como gobernador, que “la Constitución y la ley de sucesión es bien clara. Hasta que no se confirme al secretario de Estado (debía) juramentar la secretaria de Justicia”.

La salida de Rosselló se produce después de semanas de protestas históricamente masivas como resultado de la indignación de la isla por la divulgación de comunicaciones internas por Rosselló y un grupo de sus asesores en el que se burlaron de los partidarios y oponentes por igual.

La filtración de esas conversaciones a la prensa se produjo después de la salida del Secretario del Tesoro Raúl Maldonado, quien formó parte del grupo de chat de aplicaciones de Telegram, después de alegar que una “mafia institucional” permeó a su departamento y sólo unos días después de las autoridades federales detuvo a dos ex funcionarios de la administración Rosselló y tres consultores externos.

Normalmente, la sucesión no habría causado incertidumbre porque la ley y la Constitución proporcionan un orden de sucesión.

Sin embargo, tras la renuncia del Secretario de Estado Luis Rivera Marín, quien también participó en el grupo de chat, y una declaración de la Secretaria de Justicia Wanda Vázquez, la segunda en la línea de sucesión, diciendo que no estaba interesada en servir como gobernadora, Rosselló nombró y juró en el dos veces ex Comisionado Residente Pedro Pierluisi como secretario de Estado para asumir el cargo de gobernador.

El presidente del Senado Thomas Rivera Schatz, quien se opone al nombramiento de Pierluisi, principalmente por haber proporcionado asesoramiento legal a la Supervisión FInancial de la isla Junta de Administración de anuncios, convocó para el lunes una “Comisión Total” para considerar la designación de Pierluisi al Departamento de Estado.

Ante la juramentación de Pierluisi como gobernador es incierto los próximos pasos que tomará el presidente senatorial.

image_print

You must be logged in to post a comment Login