15 de Julio de 2019

Pescadores reclaman ante el Gobierno federal falta de transparencia en la recuperación del sector pesquero

Por el 8 de Julio de 2019

Por Brenda León | Centro de Periodismo Investigativo

Tras asignarse $11.4 millones de dólares para la recuperación del huracán María en el renglón de las pescaderías, integrantes de la Federación de Pescadores y Defensores del Mar de Puerto Rico (FEPDEMAR) presentaron una querella ante la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) por la falta de transparencia en la asignación de fondos. 

“Repudiamos la manera en que se está trabajando con los fondos de la NOAA que no han llegado. Hay unas propuestas que en nada benefician al pescador comercial”, advirtió Miguel Ortiz, presidente de la Federación pescadores y defensores del mar de Puerto Rico (FEPDEMAR), organización que agrupa alrededor de 15 villas pesqueras.

La querella se recoge en una carta dirigida tanto a la NOAA como al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) e indica que esta última agencia no les ha presentado un plan o presupuesto para el uso de los fondos federales luego de que fueran aprobados en febrero de 2018. El DRNA solo proveyó a los pescadores un desglose general de los gastos que no incluía las prioridades de las pescaderías y la prevención de daños futuros, denunciaron. 

“Le recordamos a la NOAA que los estudios que esta misma agencia realizó estimaron las pérdidas sufridas por los pescadores comerciales en Puerto Rico en $8 millones. Eso se tiene que reflejar en el plan para distribuir los $11 millones. No es medio millón lo que le corresponde a los pescadores”, indicó Ortiz.

Miembros de FEPDEMAR en conferencia de prensa (Foto por Brenda León | Centro de Periodismo Investigativo)
Miembros de FEPDEMAR en conferencia de prensa (Foto por Brenda León | Centro de Periodismo Investigativo)

Según el biólogo Raymundo Espinoza, la evaluación de daños a la pesca en daños comerciales fueron identificados por compañías como HJR Reefscaping y MER Consulting, quienes hicieron encuestas para documentar los daños que sufrieron los pescadores. Estas compañías fueron contratadas por la NOAA y el DRNA, según Espinoza. 

Ortiz señaló que hubo y hay villas, nasas, yolas, motores y trampas que necesitan sustituir, reconstruir o reparar. “Ese dinero es para nosotros los trabajadores del mar. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que cada centavo llegue a los pescadores comerciales”. 

Eugenio Piñeiro, el Comisionado de pesca en Estados Unidos, abogó por los intereses comerciales de los pescadores y expresó su preocupación por la distribución del presupuesto que contempla el DRNA. 

“Me han indicado que ellos [la NOAA] le dan el dinero a los territorios, a los estados, y les dicen unos parámetros sobre en qué gastarlos. Pero el problema es que aquí están gastando en cosas que no son. Quieren reparar un laboratorio pesquero, que está en ruinas hace un montón de años, que no funciona y está completamente abandonado. Ese laboratorio en nada abona a nosotros. Quieren gastar un dinero en ‘jetskis’, y aquí eso no tiene nada que ver para resolver nuestros problemas ni para prevenir futuros daños”, concluyó el Comisionado.  

En el desglose del DRNA, al que tuvo acceso el CPI, se propone usar $400,000 en ayuda directa a los 1,200 pescadores comerciales, lo que equivale aproximadamente a $300 dólares para cada pescador. 

En una reunión con la secretaria del DRNA, Tania Vázquez, los pescadores reclamaron que falta un plan para la asignación de los fondos otorgados para los pescadores. Reclamaron además, que no fueron consultados sobre sus necesidades. 

“La secretaria manifestó que tiene un compromiso, pero falta la transparencia real. Se tiene que dar la transparencia y sí tiene que hacer ese plan de gastos en consulta con los pescadores y ese plan de gastos tiene que reflejar ese plan de daños que se vivieron y se documentaron”, dijo el licenciado Juan Capella Noya, representante legal de FEPDEMAR.  

Joel Ceibo, del DRNA indicó al CPI que esta propuesta es solamente un borrador y que puede cambiar “de un día para otro”. 

El DRNA convocó para el 16 de julio a una reunión en su oficina central con los pescadores en la cual se discutirá la propuesta de “Fishery Disaster”.

image_print