4 de Abril de 2020

Piden a Rivera Schatz posponer aprobación del Código Civil por lagunas en artículos del documento

Por el 12 de Marzo de 2020

El presidente de la Comisión de Derecho Civil del Colegio de Abogados de Puerto Rico (CAPR), José Javier Lamas Rivera, solicitó el jueves al presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, que posponga la aprobación del nuevo Código Civil, debido a las lagunas que todavía existen sobre algunos artículos del documento y que deberían ser discutidas mediante vistas públicas.

En una carta dirigida al presidente senatorial, Lamas Rivera, alegó además, que la versión que se espera que ese cuerpo apruebe el jueves, dista demasiado de la que originalmente salió de la Comisión de lo Jurídico de la Cámara de Representantes.

“Entendemos que es prematuro aprobar esta versión del Código Civil debido a que todavía quedan extensas partes del Código que no han sido ampliamente discutidas, que son de difícil entendimiento, que van a generar controversias judiciales y constitucionales innecesarias y, quizá más importante, alteran infundadamente la fuente de interpretación doctrinal de la cual nuestro derecho civil se ha nutrido por más de cien años”, sentenció el letrado, en el escrito. 

Alegó que el proceso de vistas públicas que aconteció en la Cámara de Representantes, aunque no fue suficiente para atender todas las disposiciones del abarcador proyecto, sirvió para lograr que se eliminaran una serie de desaciertos crasos. 

“Así, por ejemplo, se eliminó la fatídica disposición que permitía una acción judicial para declarar incapaz a una mujer embarazada, se eliminaron las causales de divorcio contenciosas y se instituyó la adopción entre personas del mismo sexo. Todas, enmiendas que se lograron mediante las vistas públicas en la Cámara de Representantes y el choque de ideas entre sectores que nutren el proceso legislativo por sus diferentes perspectivas”, añadió Lamas Rivera.

A pesar de dichas enmiendas, el abogado resaltó que la pieza legislativa continuó siendo una “incompleta, tímida y desarticulada”. Asimismo, alegó que como evidencia de lo anterior figuran las enmiendas hechas por el Senado a decenas de artículos del Código Civil propuesto por la Cámara, que habían generado sendas controversias.

Recalcó que, aunque las las enmiendas del Senado parecen encaminar algunas de las reformas necesarias en el Código Civil, no resuleven todos los supuestos desaciertos que mantiene el Código propuesto y que es necesario hacer vistas públicas.

De acuerdo con Lamas Rivera, las áreas del Código Civil propuesto que todavía necesitan mayor discusión y precisión son: la organización temática del Código; la eliminación de toda referencia del concepto de los derechos esenciales de la persona natural ante el estado; la definición más precisa de los derechos que ahora se reconocen al concebido, pero no nacido; los aspectos discriminatorios contra la comunidad trans al imponer trabas para que puedan el obtener un certificado de nacimiento que refleje el género con el cual se identifican; el porqué no se intentó integrar los contratos mercantiles en el documento; y los efectos de adoptar los llamados daños punitivos en nuestra jurisdicción; entre otros.  

De otro lado, señaló que el proyecto del Código Civil dispone que entrará en vigor 180 días después de su aprobación, tiempo que, a su juicio, es insuficiente para readiestrar a toda la  abogacía, miembros de la judicatura y demás profesionales que intervienen en los procesos judiciales.

“Lo que es más, la sociedad puertorriqueña no sabrá cuáles son las nuevas disposiciones que ahora rigen sus vidas privadas. No albergamos duda de que el Código Civil no está listo para ser aprobado y que necesita ser discutido de la forma más amplia y democrática posible, en vistas públicas”, puntualizó.

Por su parte, el presidente del Colegio, Edgardo Manuel Román Espada, observó que, “de aprobarse un Código Civil partidista, advertimos que estarían abriendo la puerta a convertir la pieza legislativa más importante del País en un balón político a ser enmendado y cambiado sustancialmente cada cuatro años, como ha ocurrido en las pasadas décadas con el Código Penal. Eso no abona a la estabilidad jurídica, social y económica a la que todo Código Civil aspira establecer”.

Del mismo modo, se comprometieron a comparercer a las vistas públicas que cite el Senado de Puerto Rico para atender las enmiendas al Código Civil y continuar presentando propuestas para mejorarlo.

image_print