23 de Octubre de 2021

[VIDEO] Plan fiscal de Rosselló no cerraría brecha presupuestaria en dos años

Por el 21 de Febrero de 2017

El plan fiscal que entregará la administración de Ricardo Rosselló en o antes del 28 de febrero cerraría la brecha fiscal de más de $3,700 millones, aunque no necesariamente lo haría dentro de los próximos dos años tal y como solicitó la junta de control fiscal.

Así lo dejó entrever el gobernador en entrevista con Caribbean Business, durante la cual señaló que existe una “diferencia de perspectiva” con la junta en cuanto al tiempo con que debe contar el gobierno de Puerto Rico para cerrar el déficit proyectado.  

Si el plan es efectivo y las estrategias van hacia reducir el gasto, no veo cuál es la necesidad de [cerrar la brecha] en dos años. Entendemos que si tenemos pista suficiente para que despegue el avión y nos permita implementar la política pública, podemos hacerlo sin tener tal vez un resultado inmediato fiscal”, explicó Rosselló.

“Anticipo y espero que la junta certifique nuestro plan y que no imponga una política pública externa”, añadió el mandatario.

(Juan J. Rodríguez/CB)

Según el calendario de la junta, esta espera certificar el plan fiscal en o antes del próximo 15 de marzo. (Juan J. Rodríguez/CB)

A través de su presidente, José Carrión, la junta ha enfatizado que el gobierno deberá producir un borrador que contemple un presupuesto balanceado para el año fiscal 2019. Para lograrlo, recomendó ajustes -incluyendo recortes de hasta $1,000 millones en salud, $300 millones a la Universidad de Puerto Rico (UPR) y $200 millones en pensiones- que totalizan unos $4,500 millones y dejaría unos $800 millones para el servicio de deuda anual.

Por su parte, el director ejecutivo interino de la junta, Ramón Ruiz Comas, reafirmó hoy que si el plan que somete el gobierno no satisface los parámetros impuestos por el ente rector, “vamos a decir que no estamos de acuerdo con este plan fiscal, [que] hay que hacer estas correcciones y si no se hicieran, pues la ley establece el mecanismo para que el plan fiscal que apruebe la junta sea el que entra en vigor, y es bajo esas bases que se tiene que preparar el presupuesto para el año que viene”.

Lee también: [VIDEO] Rosselló advierte que la junta puede intervenir con municipios

En el caso de las partidas recomendadas, la junta ha indicado que el gobierno podrá contemplar otras áreas de ajustes a tono con la política pública de la administración, siempre y cuando se cierre la brecha fiscal y se tenga un presupuesto balanceado a partir del año fiscal 2019.

“La junta ha sugerido que esto se debe hacer en dos años, pero ¿a cuesta de qué? ¿A cuesta de que al balancear lo que son los gastos e ingresos, nos pongamos en una posición peor de desarrollo económico y social, y tengamos que comenzar este proceso denuevo en dos o tres años? ¿O aprovechamos la oportunidad y hacemos los cambios que siempre han sido necesarios en nuestro gobierno? Esa es la opción que hemos determinado,” sentenció Rosselló.

Aunque aseguró que las medidas que propondrá “sí van a cerrar ese déficit”, el gobernador admitió que algunas de ellas no tendrán un impacto fiscal inmediato y reiteró que la ley Promesa permite al gobierno una “pista amplia” para ejecutar su política pública.

“Si llegamos a los objetivos fiscales en la gran mayoría de las áreas, que no se imponga una política pública diferente porque entonces ahí [la junta] estaría pasando de las responsabilidades que tiene, se estaría imponiendo sobre un gobierno y sin tener ese poder”, manifestó Rosselló, quien añadió que si la actitud fuera la de no someter nada, entonces la junta tendría la responsabilidad de someter y ejecutar un plan.

Lee también: Rosselló asegura que no tiene que ser solo recortes en la UPR

Según el calendario de la junta, esta espera certificar el plan fiscal en o antes del próximo 15 de marzo. Con el documento certificado que establezca cuánto dinero hay disponible para el servicio de deuda, el gobierno y la junta retomarían las negociaciones con los acreedores con miras a lograr acuerdos antes de que culmine la suspensión de demandas, o “stay”, bajo Promesa, el 1 de mayo.

Escenarios con y sin fondos federales de salud

Uno de los requisitos de la junta es que el plan no incluya fondos federales de salud que, al día de hoy, el gobierno no tenga certeza sobre su disponibilidad. Ante el agotamiento a finales de año de los fondos de Obamacare -junto a la posible derogación del estatuto- Puerto Rico perdería más de $1,000 millones cada año. El año pasado, la administración del entonces gobernador Alejandro García Padilla presentó un plan fiscal que contemplaba los fondos federales para Salud, entre otras transferencias no garantizadas, y fue rechazado por la junta.

Caribbean Business preguntó al gobernador si el borrador que entregará a la junta aún contempla la disponibilidad de fondos federales de salud. “La salud es de las primeras prioridades, sino la primera. Sí, hemos auscultado escenarios donde hay y no hay [fondos federales], pero lo cierto es que si no hay ese acceso, el impacto al pueblo de Puerto Rico sería devastador en otras áreas porque no voy a escatimar en salud”, contestó Rosselló.

Mientras, el mandatario adelantó que el plan fiscal contemplará un nuevo modelo de salud pública en Puerto Rico que reduciría su carga al fisco. “Presentaré un modelo nuevo [de salud] que nos permite reducir el gasto, pero nos da más opción, más alternativas ante este escenario”, detalló.

Sin despidos ni reducción de jornada laboral

Por otro lado, el gobernador reiteró que el plan fiscal no incluirá despidos de empleados públicos, ni una reducción a la jornada laboral. No obstante, Rosselló enfatizó que deben maximizarse los recursos del gobierno y por eso la administración trabaja “con el andamiaje del empleador único, externalización de servicios y colaboración con distintos sectores”.

Lee también: Rosselló: Enterprise Puerto Rico podría crear hasta 12,000 empleos nuevos

“Si despides a 45,000 empleados, en términos fiscales, cumples el cometido inmediatamente. Lo cierto es que los efectos secundarios a la economía, al bienestar social, al éxodo y a los ingresos del gobierno son devastadores. Aunque reconocemos que el objetivo de la junta de supervisión fiscal es buscar estrategias que cumplan con la meta fiscal, la nuestra es asegurarnos que tengamos una sociedad estable, de progreso, pero también cumpliendo con esos objetivos,” expresó el mandatario.

image_print

You must be logged in to post a comment Login