6 de Julio de 2020

Plebiscito aún no cuenta con aval del gobierno de Estados Unidos

Por el 5 de Junio de 2017

El gobernador Ricardo Rosselló confirmó hoy que el Departamento de Justicia de Estados Unidos continúa sin expresarse en torno al plebiscito de estatus que se llevará a cabo el 11 de junio, más allá de la carta que envió proponiendo unos cambios a la consulta.

Esto significa que el ente federal no ha autorizado el uso de $2.5 millones asignados por el Congreso para la celebración de una consulta de estatus en la isla y tampoco ha expresado públicamente su aval al plebiscito, en el que los electores escogerán entre la “estadidad”, la “libre asociación/independencia” o el “estatus territorial actual”.

El primer ejecutivo confirmó que no han recibido comunicación del Departamento de Justicia de Estados Unidos avalando el plebiscito de estatus del 11 de junio. El gobierno apostaba a que esta fuera la primera consulta con aval federal. (Suministrada)

“El Departamento de Justicia [de Estados Unidos], como saben, enviaron sus cambios sugeridos. Nosotros los cambiamos exactamente como ellos pidieron. Por lo tanto, seguimos hacia adelante con un plebiscito que cuenta con los cambios sugeridos por el Departamento de Justicia. Nosotros no íbamos a esperar más. Teníamos un proceso que ya se había encaminado”, declaró Rosselló a preguntas de CB en Español

La última comunicación entre las partes fue “la que nosotros le contestamos”, declaró el mandatario en una rueda de prensa en La Fortaleza, en la que convirtió en ley el Plan Tenesí, una estrategia adicional para lograr la descolonización de la isla.

Cámara aprueba asignación de $5.3 millones para plebiscito

“Estamos tratando de hacerlo al menor costo para el pueblo de Puerto Rico”, sostuvo en torno al costo del plebiscito, para el que la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) recibió $5.3 millones en asignaciones legislativas.

El gobernador convirtió en ley los cambios al plebiscito el 19 de abril, y los presentó personalmente ante el Departamento de Justicia federal el 25 de abril. Estos cambios estaban dirigidos a quitar de la consulta cualquier referencia a la ciudadanía estadounidense y a incluir el “estatus territorial actual” en la papeleta.

En el pasado, el secretario de Estado, Luis Rivera Marín, declaró que los $2.5 millones que el gobierno federal asignó para la consulta podrían desembolsarse posterior al 11 de junio, por lo que se darían como una especie de reembolso.

Para el Partido Nuevo Progresista (PNP), no es primordial la cantidad de gente que votará en la consulta o cuántos votos obtenga la estadidad, sino que se convierta en una estrategia conjunta con el Plan Tenesí y otras para la descolonización de la isla. El partido apostaba a que este fuera el primer plebiscito de estatus con aval federal. 

A esta consulta, tanto los Partidos Independentista Puertorriqueño (PIP) y Popular Democrático (PPD) como grupos sindicales llamaron a un boicot por entender que el contenido no los complace y que la situación fiscal del país no se resuelve con este tipo de acciones.

Justicia federal sigue sin responder a enmiendas al plebiscito

image_print

You must be logged in to post a comment Login