28 de Noviembre de 2021

PNP aprueba su programa de gobierno

Por el 11 de Septiembre de 2016

El Partido Nuevo Progresista (PNP) aprobó hoy un amplio programa de gobierno, donde destacan reformas gubernamentales en el área de la salud y la educación y un riguroso plan anticorrupción.

En la convención donde se aprobó el programa, los candidatos a puestos electivos, incluyendo el candidato a la gobernación, Ricardo Rosselló, y la candidata a comisionada residente, Jennifer González, firmaron un documento en el que se someten a las reglas anticorrupción que se han aprobado en ese partido.

En su mensaje ante la convención, a la que asistieron unos 3,852 delegados de un total de 4,185,  Rosselló fue categórico en su mensaje anticorrupción. “Nuestra política pública es de cerro tolerancia a la corrupción”, dijo al afirmar que también se tomarán medidas para evitar actos corruptos.

(Brightcompr)

Seguidores del PNP disfrutan de la Convención de su partido, celebrada en Fajardo. (CB / Ismael Torres)

Sobre el área de educación,  dijo que las reformas al Departamento de Educación irán dirigidas a dar más mecanismos a los padres y a los estudiantes y que se buscará establecer un sistema totalmente bilingüe, un sistema educativo con más recursos a los padres y a los alumnos.

Reconoció las dificultades que hay en estos momentos para reclutar maestros de inglés pero dijo que se buscará trabajar con las universidades baja bajar los requisitos para ese tipo de reclutamiento.

Igualmente, dijo que trabajarán con la Universidad de Puerto Rico a fin de que colabore más estrechamente con el gobierno para allegar recursos adicionales a esa institución. Estimó que esos recursos podrían estar por el orden de $400 millones.

Lee también: Jenniffer González asegura próximas elecciones serán plebiscitarias

El plan de gobierno en el área educativa busca, además, fortalecer la enseñanza en las áreas de ciencia y matemáticas e intensificar el uso de tecnología para que los padres puedan tener acceso al desempeño de sus hijos, “en tiempo real”.

En el área de la salud, Rosselló propuso trabajar con la reforma de salud y la tarjeta para que vuelva a ser un derecho de todos los puertorriqueños y se elimine el sistema donde el dinero se queda en la administración y no se refleja en más servicios a las personas.

Dijo que la reforma de salud que inició su padre, Pedro Rosselló, cuando era gobernador, se ha marginado, “y la han atacado porque no la entienden”.

A esto añadió que su gobierno elevará el derecho de acceso a la salud a nivel constitucional y dará el derecho a los pacientes para escoger su proveedor, “que si hace falta médico, lo puede conseguir donde sea y que el gasto de la salud no se quede en manos de los administradores y que redunde en beneficios directos a los pacientes”.

Se comprometió, además, a buscar que se bajen significativamente los costos de los medicamentos ya que en estos momentos los costos han aumentado entre 800 y 1,000%.

Lee también: Miles de seguidores penepés asisten a convención en Fajardo

Prometió también en el área de seguridad intensificar el uso de tecnología en el gobierno a fin de tener un país más seguro, además de levantar el ánimo en la Policía, dándole mejores recursos, adiestramiento y aumentos salariales.

En el área de los sistemas de retiros dijo que van a trabajar con el sistema de retiro, buscando dinero nuevo para ese sistema, mediante la creación de un fideicomiso permanente.

Anunció que se creará, además, una oficina de alta tecnología, que no será una agencia gubernamental, con las mejores mentes tecnológicas para resolver problemas de salud, de seguridad, “y vamos a invertir en eso”.

Dijo que mediante los contratos que haga el gobierno, al menos el 40% de los mismos tendrán que crear empleos en Puerto Rico y que el dinero se quede aquí.

Dijo que buscará establecer un gobierno efectivo y fiscalmente responsable para luego conseguir la estadidad para Puerto Rico.

“Es un plan que está vinculado con la transición hacia la estadidad”, dijo al hablar del programa de gobierno aprobado por unanimidad hoy.

Informó que se trabajará en un sistema de contribuciones y de permisología que responda a la gente, al igual que en un modelo energético que busque ampliar el uso de energía renovable.

Lee también: Fortuño intenta suavizar percepción en torno a junta fiscal de Promesa

También se harán esfuerzos importantes en el área del turismo en general y en el turismo medico en particular.

Indicó que se impulsara un código de incentivos de manera que aquel que se acoja a estos y no cree empleos, se elimina.

Dijo que su gobierno renegociará la deuda pública, para lo cual ya están hablando con acreedores, se identificará el gasto del gobierno, y se evaluarán las 118 agencias para ver los ajustes que se puedan hacer.

En ese sentido,  propuso buscar en otras áreas para hacer un gobierno más eficiente, logrando ahorros, sin tocar a los servidores públicos, además de fortalecer su sistema de retiro.

Destacó su propuesta de empleador único en el gobierno para hacer del gobierno algo más efectivo, esto en colaboración con otros sectores de la sociedad que puedan dar unos servicios más efectivos y más baratos que lo que los da el gobierno.

Dijo que se trabajará con los municipios para que puedan dar más servicios directos.

Igualmente, prometió trabajar para lograr lograr la igualdad de la mujer, “porque no hay razón para que una mujer no gane lo mismo que haga un hombre por el mismo trabajo”.

Igualmente,  dijo que se trabajará con dos sectores vulnerables, un compromiso con la comunidad LGBTT, evitando el bullying,  y también un compromiso con las organizaciones de base de fe, garantizando la libertad religiosa.

Dijo que su gobierno dejará atrás la persecución contra las organizaciones de base de fe como ha ocurrido en estos últimos cuatro años y que su compromiso sería de un mejor tratamiento de animales, “porque el trato que se le da a los animales dice mucho de una sociedad”.

Lee también: Rosselló promete respetar los derechos adquiridos por la comunidad LGBTT

En otra parte de su mensaje dijo que ya ha comenzado junto a la candidata a comisionada residente, Jenniffer González, a negociar con la junta de supervisión fiscal para que sepan lo que hay que hacer en Puerto Rico.

“Por eso hemos hablado con nuestros acreedores de manera que podamos comenzar a trabajar con la deuda inmediatamente que lleguemos al gobierno”, dijo.

“Sabemos lo que vamos a hacer y vamos a tener una transición diferente. Va a ser una transición en la que demostraremos al mundo que este gobierno sí puede”, dijo.

(CB / Ismael Torres)

(CB / Ismael Torres)

En ese sentido dijo que se daría a conocer toda la información que llegue al comité de transición para que el pueblo sepa el estado de situación en que se recibe el gobierno.

Igual ocurrirá con los nombramientos, que será un proceso transparente, comenzado con los nombramientos de confianza.

Dijo que en ese proceso de transición se va a pasar juicio sobre todas las acciones de esta administración, en particular en los últimos meses para que se sepa lo que gastaron de manera irresponsable e ilegal.

Dejo claro que, actuará contra todo aquel funcionario que haya actuado mal en el manejo de la cosa pública. “Que sepan que aquellos que han tomado acciones ilegales serán procesados. Los atornillados, que no cumplan con los requisitos legales, “pa’ fueran es que van”, dijo.

“A los que han hecho transferencias cuestionables de fondos públicos, que sepan que les caerá todo el peso de la ley, y eso Promesa nos lo permite”, dijo.

Dijo que bajo su administración,  los nombramientos tendrán que pasar procesos de ética y de anticorrupción y que a partir del primer día de su gobierno estará trabajando en órdenes ejecutivas para hacer cambios fundamentales como el establecimiento de un sistema educativo totalmente bilingüe.

Informó que creará grupos para que evalúen sus estrategias para atender el problema de corrupción y de inversionista político.

Adelantó que irá a Washington el 2 de enero a la juramentación de la primera mujer comisionado residente y la última que espera tenga Puerto Rico porque llevan un agresivo plan para lograr la incorporación de Puerto Rico como estado.

Dijo que se quedará en Washington hasta el 3 de enero para presenciar la radicación de un proyecto de admisión de Puerto Rico como estado de la unión y que el 9 de enero asistirá a la formación de una nueva Cámara y un Senado que tendrá una agenda clara de trabajo, comenzando con la promoción de la estadidad.

Informó que en los primeros días de su gobierno se trabajará con el gobierno federal para que se permita a Puerto Rico contratar servicios, algo que podría representar más de 60,000 empleos.

Sobre el plan para impulsar la estadidad en Estados Unidos, en particular en el congreso federal, dijo que no ve problemas con que la junta objete el uso de fondos para esas gestiones y posibles consultas sobre estudiado.

Dijo que ya Puerto Rico ha decidido que no quiere ser una colonia y que el gobierno federal asignó $2.5 millones para una consulta que no se ha hecho.

Dijo, además, que la ley de admisión que se radicaría contemplaría una asignación de fondos y que otros dineros para cubrir los gastos de las personas que se enviaran al congreso federal se podrían pagar con fondos de PRAFFA.

Tanto Rosselló como Gonzalez dijeron que el dinero que se gastaría en esas gestiones de enviar cinco “representantes” y dos “senadores” a Washington para cabildear por la estadidad es mucho menos que lo que el gobierno gasta en cabilderos y con menos resultados.

image_print

You must be logged in to post a comment Login